Spanish subtitles

← Cómo aceptar tus emociones en el trabajo

«No puedes darle a un interruptor y apagar tus emociones al entrar en la oficina. Los sentimientos son una parte de ser humano», afirma la autora e ilustradora Liz Fosslien, quien nos explica por qué la vulnerabilidad selectiva es la clave para sacar a relucir nuestro yo más auténtico en el trabajo.

Get Embed Code
25 Languages

Showing Revision 7 created 08/11/2020 by Elena Crescia.

  1. Por mucho que lo intentes,
  2. no puedes mover un interruptor
    al entrar en la oficina
  3. y apagar tus emociones.
  4. Los sentimientos son una parte
    del ser humano.
  5. [Cómo trabajamos]

  6. Existe un mito generalizado

  7. que no deberíamos
    sentir emociones en el trabajo,
  8. y esto nos suele llevar
  9. a confundir la profesionalidad
    con ser impasible o incluso frío.
  10. Estudios demuestran que
    cuando nuestros compañeros
  11. dejan de lado
    la profesionalidad impecable,
  12. es más probable que nos creamos
    lo que nos cuentan.
  13. Estamos conectados
    con quienes nos rodean.
  14. Nos esforzamos más,
    el rendimiento mejora
  15. y, en general, somos más amables.
  16. Por eso, ya va siendo hora de aprender
    a aceptar las emociones en el trabajo.
  17. Esto no quiere decir

  18. que debas convertirte
    en una manguera emocional.
  19. Hay un límite entre compartir,
    con lo que generamos confianza,
  20. y excedernos compartiendo,
    que la destruye.
  21. Si empiezas a dar rienda suelta
    a tus sentimientos en el trabajo
  22. y das mucha más información
    de la que el resto te ha ofrecido,
  23. además de incomodar a los demás,
  24. te desgastarás a ti mismo.
  25. Puedes dar la impresión de ser débil
    o carecer de autoconciencia,
  26. por lo que, aunque está bien
    hablar de cómo anoche te encontrabas mal,
  27. no tienes por qué contar
    todos los detalles
  28. sobre cómo tu cena a medio digerir
    y tú os reencontrasteis en el baño.
  29. Existe un amplio espectro
    de expresión de las emociones.

  30. Por un lado, tenemos personas a las que
    les cuesta hablar de sus sentimientos
  31. y, por otro lado, otras que comparten
    absolutamente todo lo que les ocurre.
  32. Ninguno de estos extremos
    crea un entorno laboral sano.
  33. Entonces, ¿cuál es el equilibrio
    entre un extremo y otro?
  34. Es algo llamado
    vulnerabilidad selectiva.

  35. Esta consiste en abrirse al resto
  36. mientras priorizamos nuestra estabilidad
    y seguridad psicológica,
  37. así como la de nuestro compañeros.
  38. Por suerte, se puede aprender
  39. a ser vulnerable de forma selectiva
    con algo de práctica.
  40. Puedes empezar con cuatro formas:
  41. Primero, expresa tus sentimientos
    sin que parezca que se te escapan.

  42. El mal humor es contagioso
  43. y, aunque no expreses
    lo que sientes oralmente,
  44. lo más probable
    es que tu lenguaje corporal
  45. o tus expresiones lo dejen más que claro.
  46. Así que, si estás de brazos cruzados
    o martilleando tu teclado,
  47. tus compañeros de trabajo
    reconocerán tu enfado.
  48. Y si no dices nada,
  49. pueden pensar
    que es culpa suya y preocuparse.
  50. Por lo que, si tu humor
    ha cambiado por algo ajeno al trabajo,
  51. como puede ser un atasco,
    tan solo exprésalo.
  52. No tienes por qué dar detalles.
  53. Puedes incluso decir: «hoy no está siendo
    un buen día, pero no es culpa vuestra».
  54. Pero cuando lo que te da problemas
  55. es algo relacionado con el trabajo,
  56. entonces debemos ir al segundo punto.
  57. Trata de entender el origen de esas
    emociones y aborda lo que las genere.
  58. Si de pronto sientes que todo el mundo
    empieza a irritarte,

  59. relájate y reflexiona por qué.
  60. Puede que estés irritable
    porque estés nervioso,
  61. y que lo estés porque te preocupe
    una fecha de entrega próxima.
  62. En tal caso, puedes dirigirte a tu equipo
  63. para tratar esa preocupación
    y decir algo como:
  64. «Quiero terminar todo
    antes de la fecha de entrega.
  65. ¿Podéis echarme una mano
    para organizarme en condiciones?»
  66. Si pretendes compartir algo, intenta
    ponerte en el lugar de la otra persona.
  67. Si lo que vas a decir crees que
    te ayudará a sentirte más apoyado
  68. y a entender mejor la situación,
  69. no lo dudes y compártelo;
  70. pero si no lo tienes seguro,
    puede que sea mejor dejarlo estar.
  71. Por último, mira a tu alrededor
    y traza un camino a seguir.
  72. Si todo tu equipo
    ha estado trabajando sin pausa

  73. y te fijas en que uno de tus compañeros
    parece especialmente desanimado o tenso,
  74. puedes reconocerlo y mostrar empatía,
  75. pero ofréceles algo factible
    a lo que puedan aferrarse.
  76. Y en tal caso, puedes ofrecerte
    a hablar con el supervisor
  77. y pedirle que retrase la reunión semanal
  78. para que ambos tengáis
    más tiempo para trabajar.
  79. De esta forma, demostrarás
    interés por su éxito,
  80. así como preocupación
    por su bienestar.
  81. Cuando podemos expresar
    sentimientos de forma sincera
  82. y sugerir ideas o equivocarnos libremente

  83. sin ocultar algunas partes
    de lo que somos en realidad,
  84. somos más propensos a permanecer
    en una empresa más tiempo.
  85. También somos más felices y productivos.
  86. Así que tómate tu tiempo y reflexiona
    sobre cómo expresas las emociones
  87. cuando vas a trabajar cada dia.

  88. Si tiendes a dar demasiada información,
    intenta controlarlo;
  89. y si eres más bien reservado,
  90. busca momentos en los que
    puedas abrirte con el resto
  91. y ser algo más vulnerable.
  92. Lo más seguro es que la gente
    responda de forma totalmente diferente.
  93. La vulnerabilidad selectiva
    se convertirá
  94. en una de tus herramientas más valiosas.