Spanish subtitles

← El enorme y no regulado mundo de las tecnologías de vigilancia

Get Embed Code
24 Languages

Showing Revision 7 created 12/27/2020 by Lidia Cámara de la Fuente.

  1. Hace algunos años,
    un asesor estadounidense que conozco
  2. me contó sobre un viaje
    que realizó a Uzbekistán.
  3. Su propósito era ayudar
    con la venta de tecnología
  4. a que el gobierno uzbeko la usara
    para espiar a su propia gente.
  5. Finalmente, me compartió
    el material publicitario
  6. que le presentó al gobierno uzbeko.
  7. Un gran folleto presentaba la tecnología
    que no solo interceptaría llamadas,
  8. sino que también identificaría
    quién llama sin importar el número que use
  9. basándose únicamente
    en su registro de voz
  10. para después identificar
    su ubicación geográfica exacta.
  11. Esta persona lleva años involucrada
    en el comercio de armas.

  12. No era un traficante de armas
    trabajando en secreto al estilo Hollywood.
  13. Solo una persona trabajando
    con empresas occidentales
  14. para ayudar a la venta
    de armas en el extranjero.
  15. Y no le molestaba promocionar
    este tipo de tecnología.
  16. Para él, solo era el siguiente paso
    en el comercio de armas.
  17. E incluso fue más fácil que,
    digamos, venderle armas a Irak,
  18. porque no requería
    una licencia de exportación
  19. del Departamento de Estado de EE. UU.,
    como con la mayoría de las armas.
  20. Resulta que casi todas
    estas herramientas de vigilancia
  21. no están reguladas,
  22. porque al día de hoy
    no se las considera armas.
  23. Pero deberían serlo,
    y así es como tenemos que regularlas.
  24. Soy una periodista
    que ha pasado dos décadas

  25. viendo cómo el mundo
    inteligente y militarizado
  26. estimula el desarrollo
    de nueva ciencia y tecnología.
  27. Seguí el surgimiento de las nuevas armas
    para ver qué sucede
  28. cuando las compañías promocionan
    estas armas en el extranjero.
  29. Pero, ¿qué es un arma en la era digital?
  30. Sabemos que los drones armados,
    los misiles y las bombas son armas,
  31. pero, en realidad,
    el Departamento de Estado,
  32. clasifica amplias categorías
    de tecnología como armas.
  33. Por ejemplo, un científico en un navío
    de investigación oceanográfica,

  34. ¿quiere llevar gafas
    para nadar en visión nocturna?
  35. Según el Departamento de Estado,
    potencialmente, sería un arma.
  36. ¿Por qué?
  37. Porque, a pesar de que estas gafas
    las usan científicos
  38. y cazadores alrededor del mundo,
  39. son algo que fue originalmente
    diseñado para la milicia.
  40. Pero las herramientas de vigilancia
    que un régimen autoritario

  41. pueden usar para espiar a su gente,
    a sus detractores y a periodistas,
  42. eso no son armas,
    según el gobierno de EE. UU.
  43. Y sin embargo, estas herramientas
  44. forman parte de una creciente y sigilosa
    industria de miles de millones de dólares.
  45. El génesis de este mercado de vigilancia
    comenzó hace 18 años,

  46. en un hotel Hilton al norte de Virginia,
  47. a unas cuantos km
    de la Agencia Central de Inteligencia.
  48. Unas cuantas personas,
    hombres con trajes negros,
  49. se reunieron ahí en la primavera del 2002
  50. con motivo de la conferencia
    con el modesto nombre de "ISS World".
  51. A primera vista, esta conferencia
    seguro se veía como muchos otros eventos
  52. que solían realizarse
    en la zona de Washington DC.
  53. Pero este evento era especial.
  54. ISS son las siglas en inglés
    para Sistemas de Asistencia Inteligente,
  55. y las personas presentes eran de compañías
    que creaban tecnologías
  56. para espiar conversaciones privadas.
  57. En otras palabras, buscaban
    personas que intervienen teléfonos.
  58. Se reunieron ahí
    porque menos de un año antes

  59. los ataques terroristas en Nueva York
    y Washington del 11-S
  60. motivaron al Congreso
    a presionar con una legislación
  61. conocida como La Ley Patriótica.
  62. Esto dio al gobierno nueva potestad
  63. para monitorear las comunicaciones.
  64. E-mails, actividad en internet,
    llamadas telefónicas
  65. e, incluso, transacciones financieras.
  66. Esto creó una demanda
    casi instantánea de información.
  67. Y como parte del verdadero
    espíritu emprendedor estadounidense,
  68. toda una industria emergió
    para obtener esta información.
  69. Pero en el año 2002,
    esto todavía era algo muy reservado.

  70. Solo alrededor del 10 %
    de la población mundial
  71. estaba conectada en internet.
  72. Así que la mayor parte de la información
    obtenida eran simples llamadas y correos
  73. de líneas fijas y de celulares.
  74. Pero en los siguientes años,
  75. la manera de comunicarnos
    empezó a cambiar rápidamente.
  76. Aparecieron Skype, Facebook,
  77. y después, crucialmente, el iPhone.
  78. Y en unos cuantos años,
  79. miles de millones traíamos
    pequeñas computadoras en el bolsillo
  80. que hacen todo por nosotros,
    desde monitorear nuestro ejercicio
  81. hasta ayudarnos
    a encontrar parejas románticas.
  82. De repente, ya no se necesitaban
    las capacidades avanzadas
  83. de la Agencia de Seguridad Nacional
    o grandes telecomunicaciones
  84. para monitorear la comunicación de todos.
  85. En algunos casos,
  86. solo se necesitaba tener acceso
    a ese dispositivo en sus bolsillos.
  87. Y con ello nació
    todo un nuevo tipo de industria.
  88. No muchas compañías
    construyen misiles o aeronaves,

  89. pero no se requiere de mucho capital
    para crear un software
  90. que intercepte el celular de alguien.
  91. Los hackers de computadoras
    han existido por años,
  92. pero ahora sus habilidades se usan
    para construir tecnologías
  93. altamente solicitadas por la ley
    y agencias de inteligencia.
  94. Pronto, docenas,
    incluso cientos de compañías
  95. se involucraban en el negocio
    de intervención telefónica.
  96. Esa pequeña conferencia en Virginia,
  97. creció y pronto se le conoció como
    "The Wiretapper's Ball".
  98. En los primeros años no se sabía
    mucho sobre el "Wiretapper's Ball"

  99. porque no cualquiera
    podía ir a las conferencias,
  100. únicamente las compañías
    y sus clientes gubernamentales.
  101. Pero periodistas comenzaron a ver
    y a escuchar reportes
  102. de compañías involucrándose
    en este mercado de espionaje.
  103. Temibles empresarios recorriendo el mundo,
  104. haciendo negocios,
    a menudo con regímenes autoritarios.
  105. Y, desde el comienzo, fue un mercado
    con muy pocas regulaciones.

  106. Algunos países sí requieren permiso
  107. para vender esta tecnología
    en el extranjero,
  108. pero raras veces se hace con el escrutinio
    que se le hace con armas tradicionales.
  109. Así que, por ejemplo, la compañía
    Hacking Team, ubicada en Italia,
  110. supuestamente vendió
    esta tecnología a regímenes autoritarios
  111. en Egipto y Kazajistán.
  112. La compañía NSO Group, ubicada en Israel,
    supuestamente vendió esta tecnología
  113. al régimen en Arabia Saudita,
  114. que ha sido acusado de acoso,
  115. e incluso, en una ocasión, de asesinar
    a uno de sus oponentes políticos.
  116. Las armas son consideradas
    cosas que matan personas.
  117. Pero en la era digital,
  118. lo que nos puede rastrear e identificar
    son de las armas más poderosas.
  119. Esto es algo que el Pentágono
    y la CIA han reconocido por años,

  120. y han tratado de crear tecnologías
  121. capaces de rastrear personas
    con sospecha de terrorismo en el mundo.
  122. El Pentágono invirtió
    en algo llamado "polvo inteligente",
  123. que son microsensores
    del tamaño de partículas de polvo
  124. que se pueden esparcir
    en las personas sin que lo sepan,
  125. y usarlo para encontrar su ubicación.
  126. El Pentágono, a través de
    su agencia de capital de riesgo,
  127. invirtió en una compañía de productos
    de belleza que salió en la revista Oprah
  128. para crear un dispositivo
    que pudiera recolectar ADN
  129. tan solo con rozar la piel.
  130. Pero sucedió algo sorprendente
    en la última década.

  131. En muchos casos,
    lo que ha logrado el mercado privado
  132. ha superado lo que el Pentágono
    o la CIA creían posible.
  133. En el 2008,
  134. el Pentágono tenía bajo la manga
    una base de datos del ADN de terroristas.
  135. Tenía alrededor de 80 000 muestras.
  136. La compañía privada AncestryDNA
  137. tiene al día de hoy muestras
    de más de 15 millones de personas.
  138. 23andMe, la segunda base de datos
    genealógica más grande,
  139. tiene muestras de más de
    10 millones de personas.
  140. Así que ahora, quizá no necesiten
    técnicas al estilo James Bond
  141. para obtener ADN
  142. si se lo damos voluntariamente
    a compañías privadas
  143. e incluso pagamos por el honor de hacerlo.
  144. ¿Qué podrían hacer
    con una muestra del ADN de alguien?

  145. En EE. UU. y en China,
  146. investigadores trabajan
    en usar muestras de ADN
  147. para crear imágenes
    de los rostros de la gente.
  148. Si le agregan ADN
    a la tecnología de reconocimiento facial,
  149. se tienen las bases de un sistema
    de vigilancia muy poderoso
  150. que podría usarse para localizar personas
    o grupos étnicos por completo.
  151. Y si creen que eso suena
    un poco paranóico,
  152. recuerden que el Pentágono
    envió un comunicado el año pasado
  153. a todos sus miembros en servicio,
  154. advirtiéndoles, precisamente, de no usar
    esos kits comerciales de ADN
  155. en situaciones donde podrían usar
    información para rastrearlos,
  156. a ellos o a sus familiares.
  157. Incluso con el Pentágono expresando
    su preocupación sobre esta tecnología,
  158. no se ha hecho casi nada
    para controlar este mercado.
  159. Compañías como
    One American Company, Clearview AI,

  160. han recolectado miles de millones
    de imágenes de rostros por Internet,
  161. como las fotos que publican en Instagram
    de Uds., sus amigos y su familia,
  162. y luego venden estos servicios
    de reconocimiento facial
  163. al gobierno de EE. UU.
    y a agencias de seguridad.
  164. Incluso si piensan
    que es totalmente aceptable
  165. la utilización de esta tecnología
  166. nada les impide vender
    a individuos privados,
  167. corporaciones o incluso
    gobiernos extranjeros.
  168. Y eso es exactamente
    lo que algunas compañías hacen.
  169. ¿Recuerdan el "Wiretapper's Ball"
    que comenzó al norte de Virginia?

  170. Hoy en día, se lleva a cabo
    en diferentes ciudades del mudo.
  171. Miles de personas asisten a conferencias
    y entrenamientos de la ISS.
  172. Y cada vez más compañías
    vienen del Medio Oriente y China.
  173. El mercado de espionaje ahora es global.
  174. En las demostraciones de armas
    que existen verán compañías
  175. promocionando
    tecnología de reconocimiento facial
  176. y softwares para hackear teléfonos,
  177. a un lado de los fabricantes
    de armas tradicionales
  178. con tanques y misiles.
  179. En estas demostraciones de armas
    es muy fácil caer en estados distópicos,
  180. pensando en futuras
    tecnologías de vigilancia
  181. que seguirán nuestros movimientos.
  182. Recuerdo un asesor
    del Pentágono que me dijo
  183. que lo que necesitaba la milicia
    eran satélites espaciales
  184. que pudieran rastrear personas
    en cualquier lugar del mundo con su ADN.
  185. Es suficiente para querer invertir
    en sombreros metálicos.
  186. Pero lo cierto es que no sabemos
    qué tipo de tecnología traerá el futuro.

  187. Pero sabemos que hoy en día,
    con la falta de regulaciones,
  188. el mercado ya está emergiendo
  189. De hecho, una compañía
    acusada de vender tecnología de vigilancia
  190. a regímenes autoritarios,
  191. actualmente ayuda a localizar
    a personas infectadas con COVID-19.
  192. Y claro, la tecnología ofrece
    esa tentadora promesa
  193. de ayudar a controlar una pandemia
    a través del rastreo de contactos.
  194. Pero también le abre la puerta,
    a una gran vigilancia privatizada.
  195. Entonces, ¿qué hacemos
    con este mercado de espionaje privado?

  196. Podemos escondernos,
    desconectarnos de la red,
  197. cerrar nuestras redes sociales,
    tirar nuestros teléfonos,
  198. e irnos a vivir a una cueva,
  199. pero la verdad es que no sabemos
    ser espías profesionales,
  200. no podemos vivir con identidades falsas
    o sin una identidad.
  201. Incluso a los verdaderos espías
    les cuesta trabajo hacerlo actualmente.
  202. No importa cuántos pasaportes
    tenga Jason Bourne
  203. si su rostro o su ADN
    están en la base de datos de alguien.
  204. Si los gobiernos perdieron
    el control de estas herramientas,
  205. ¿hay algo que podamos hacer?
  206. Me han dicho que aunque EE.UU.
    le prohibiera a las compañías

  207. vender esta tecnología en el extranjero,
  208. las compañías de China
    simplemente tomarían su lugar.
  209. Pero regulamos el mercado de armas,
  210. aunque sea de manera imperfecta.
  211. De hecho, hace varios años,
    hubo una propuesta multilateral
  212. para hacer justamente eso,
  213. requerir licencias de exportación
    para softwares de vigilancia.
  214. EE. UU. estaba dentro de esos países
  215. que acordaron
    estas regulaciones voluntarias,
  216. pero en Washington, esta propuesta
    simplemente no prosperó.
  217. Nuestra administración prefiere
    vender más armas en el extranjero
  218. con pocas restricciones,
  219. incluyendo a algunos de esos países
    acusados de abusar de esta tecnología.
  220. Creo que para seguir adelante,
    tendríamos que retomar esa propuesta

  221. y e ir aún más allá.
  222. Debemos cambiar nuestra manera de pensar
    sobre la tecnología de vigilancia
  223. y considerar estas herramientas
    como armas.
  224. Esto le permitiría al gobierno regular
    y controlar su venta y exportación
  225. tal y como controlan
    las armas tradicionales,
  226. avanzados misiles y navíos.
  227. Eso significa reconocer que la tecnología
    que monitorea quiénes somos,

  228. qué hacemos, qué decimos,
  229. y en algunas ocasiones, qué pensamos,
  230. es un tipo de arsenal avanzado.
  231. Estas armas están siendo
    demasiado poderosas,
  232. disponibles al mayor postor
  233. y en función de los caprichos
    del mercado de espionaje.
  234. Gracias.