Spanish 字幕

← La curiosa vida sexual de las criaturas marinas

获得嵌入代码
29种语言

Showing Revision 10 created 06/10/2020 by Paula Motter.

  1. En este preciso momento,
  2. debajo del mar brillante y azul,
  3. millones de peces
    mantienen relaciones sexuales.
  4. (Risas)

  5. La manera en que lo hacen
    y las estrategias que usan

  6. no se parecen en nada
    a lo que ocurre en tierra firme.
  7. (Risas)
  8. Veamos el pez loro.

  9. Esta especie nace como hembra
  10. y así es su apariencia.
  11. Pero cuando se desarrolla,
    puede transformarse en macho,
  12. y así es su apariencia.
  13. Esta transformación no es solo
    un vistoso cambio de ropaje.
  14. Su cuerpo tiene la capacidad
    de reabsorber los ovarios
  15. y reemplazarlos por testículos.
  16. En tan solo unas semanas,
  17. el pez loro puede pasar
    de poner huevos a producir esperma.
  18. Es muy impresionante,
  19. pero también bastante común
    en el ámbito marino.
  20. De hecho, apuesto a que
    Uds. en algún momento
  21. han comido algún marisco
    o pescado que nació con un sexo
  22. y luego desarrolló otro.
  23. Las ostras,
  24. los meros,
  25. los camarones...
  26. Veo a varios que asienten con la cabeza.
  27. Pero no todos los peces
    que cambian de sexo nacen hembras.

  28. El pez payaso, que conocemos
    por "Buscando a Nemo",
  29. siempre nace macho.
  30. De manera que, en el mundo real,
  31. cuando la madre de Nemo murió,
  32. Marlin, el padre, podría
    haberse convertido en Marlene,
  33. (Risas)

  34. y Nemo podría haberse apareado con
    su padre, que se transformó en su madre.

  35. (Risas)

  36. Como ven...

  37. (Risas)

  38. Así es.

  39. Ahora entendemos por qué
    Pixar se tomó esa libertad creativa
  40. en la línea argumental, ¿verdad?
  41. (Risas)

  42. Es decir que el cambio de sexo en el mar
    puede darse en cualquier dirección,

  43. incluso hacia uno
    y otro lado más de una vez.
  44. Y esta es tan solo una
    de las muchas e increíbles estrategias
  45. que usan los animales
    marinos para reproducirse.
  46. Y créanme: es una
    de las menos sorprendentes.
  47. La vida sexual en el océano es fascinante

  48. y, además, tiene una gran importancia,
  49. no solo para biólogas marinas
    obsesivas como yo
  50. que se desvela por estudiar
    estos temas subidos de tono.
  51. (Risas)
  52. Son temas que nos atañen a todos.
  53. Actualmente, dependemos
    de la captura de peces silvestres
  54. para alimentar a más de
    2 mil millones de personas
  55. en el planeta.
  56. Se necesitan millones de ostras y corales
    para construir los inmensos arrecifes
  57. que protegen nuestras costas
    del avance del mar y las tormentas.
  58. Dependemos de las medicinas
    que se encuentran en los animales marinos
  59. para luchar contra el cáncer
    y otras enfermedades.
  60. Y para muchos de nosotros,
  61. la diversidad y la belleza de los océanos
    es una fuente de solaz y esparcimiento,
  62. y también nuestro legado cultural.
  63. Para seguir aprovechando la abundancia
    que nos brinda la vida marina,
  64. los peces, los corales
    y los camarones de hoy
  65. deben ser capaces de producir los peces,
    los corales y los camarones del mañana.
  66. Para lograrlo, tienen que tener
    una vida sexual sumamente activa.
  67. Hasta hace poco,

  68. no se sabía casi nada
    de la vida sexual en el mar.
  69. No es fácil de estudiar,
  70. pero gracias a los avances
    en ciencia y tecnología,
  71. sabemos mucho más
    en relación a los últimos años.
  72. Estos nuevos descubrimientos
    demuestran dos cosas.
  73. Primero, que el sexo en el mar
    es muy peculiar.
  74. Segundo, que la actividad humana
    está haciendo estragos
  75. en la vida sexual de los animales marinos,
    desde los camarones hasta los salmones.
  76. Sé que puede ser difícil de creer,
  77. por eso compartiré algunos detalles
    de cómo lo hacen en las profundidades,
  78. cómo estamos interrumpiendo
    esas relaciones íntimas
  79. y qué podemos hacer para revertirlo.
  80. Ahora bien, ¿recuerdan los peces
    que cambiaban de sexo?

  81. En muchas partes del mundo,
  82. hay reglamentaciones que establecen
    una medida mínima de captura.
  83. Está prohibido atrapar peces pequeños.
  84. Esto permite que las crías crezcan
    y se reproduzcan antes de ser capturadas.
  85. Una medida muy acertada.
  86. En consecuencia, se capturan
    los peces más grandes.
  87. Pero en el caso del pez loro, por ejemplo,
    o cualquier otro que cambia de sexo,
  88. pescar los más grandes
    significa capturar a todos los machos.
  89. De este modo, las hembras
    no encuentran pareja para aparearse,
  90. o bien se ven obligadas
    a cambiar de sexo antes de tiempo,
  91. aun siendo de tamaño más pequeño.
  92. Ambas situaciones pueden disminuir
    su capacidad reproductiva en el futuro.
  93. Para poder proteger estas especies
    de manera adecuada,
  94. tenemos que saber si cambian de sexo,
  95. cómo y cuándo.
  96. Recién entonces podremos crear reglas
    en función de estas estrategias sexuales,
  97. y establecer un límite máximo
    para el tamaño de captura,
  98. además del límite mínimo.
  99. El desafío no es pensar en soluciones
    adaptadas a su conducta sexual.
  100. El desafío radica en saber qué solución
    se debe aplicar a cada especie,
  101. porque aun los animales
    que conocemos muy bien,
  102. nos dan una sorpresa cuando
    investigamos su conducta sexual.
  103. Veamos el bogavante de Maine.

  104. No se lo ve muy romántico que digamos,
  105. ni tampoco demasiado pícaro.
  106. Pero es ambas cosas.
  107. (Risas)

  108. En la época de apareamiento,

  109. las hembras buscan los machos
    más grandes y provocadores.
  110. Pero los machos son muy agresivos,
  111. y atacan a cualquier bogavante
    que se acerque, macho o hembra.
  112. A su vez, la mejor época en que la hembra
    puede aparearse con el macho
  113. es inmediatamente luego de la muda,
  114. es decir, cuando pierde
    su rígido caparazón.
  115. Esto significa que debe acercarse
    a este macho agresivo
  116. en su estado más vulnerable.
  117. ¿Qué haría una chica?
  118. (Risas)
  119. ¿Su reacción?
  120. Rociarle la cara varias veces...
  121. con su propia orina.
  122. (Risas)

  123. Bajo el mar, la orina
    es una poderosa poción de amor.

  124. Estratégicamente, la vejiga del bogavante
    está ubicada encima del cerebro,
  125. y posee dos orificios debajo
    de los pedúnculos oculares,
  126. por donde puede expulsar su orina.
  127. Pues bien, la hembra
    se aproxima a la cueva del macho
  128. y cuando él sale, la hembra
    le dispara su chorro de orina,
  129. tras lo cual escapa a toda velocidad.
  130. Tan solo unos pocos días
    de esta dosis diaria
  131. bastan para que su perfume
    surta un efecto transformador.
  132. El macho deja de ser agresivo
    y se convierte en un dulce enamorado.
  133. Al cabo de una semana,
    el macho la invita a su cueva,
  134. tras lo cual el sexo ya es fácil.
  135. Ahora bien, ¿cómo es que interrumpimos
    ese cortejo tan peculiar?

  136. Resulta que la orina de la hembra
    contiene una señal química fundamental
  137. que surte efecto porque logra
    desplazarse en el agua
  138. y lleva un mensaje que es detectado
    por un pequeño receptor del macho.
  139. El cambio climático está incrementando
    el nivel de acidez en los mares.
  140. Esto ocurre por el exceso de dióxido
    de carbono que se incorpora al agua.
  141. Este cambio químico
    podría alterar ese mensaje,
  142. o dañar los receptores olfativos
    de los bogavantes.
  143. La polución que proviene de tierra firme
    puede tener efecto similar.
  144. Solo imaginemos las consecuencias
    para esa hembra
  145. si su poción de amor no surtiera efecto.
  146. Este es el tipo de impacto,
    sutil pero significativo,
  147. que afecta la vida amorosa
    de estos seres marinos.
  148. Y a esta especie la conocemos bien:

  149. los bogavantes viven cerca
    de las costas poco profundas.
  150. Pero si vamos a las profundidades,
    la vida sexual se pone aún más rara.
  151. El rape vive a más de 900 metros
    bajo el nivel del mar
  152. en aguas profundas y oscuras.
  153. Los machos carecen de la habilidad
    de procurarse su propia comida.
  154. Para sobrevivir, deben encontrar
    una hembra lo antes posible.
  155. Entretanto, la hembra, que es
    diez veces más grande que el macho,
  156. diez veces,
  157. libera feromonas muy potentes
    con las que atrae a su pareja.
  158. El macho, pequeño como es,
    se desplaza en aguas oscuras
  159. para llegar a la hembra
    guiado por el olfato
  160. y, cuando la encuentra,
    le da un mordisco de amor.
  161. Y allí las cosas se ponen raras en serio.
  162. Esa mordida de amor
    provoca una reacción química
  163. que estimula la desintegración
    de la mandíbula del macho.
  164. Su cabeza se consume,
    se incorpora al cuerpo de la hembra
  165. y ambos se funden.
  166. El sistema circulatorio de cada uno
    se fusiona con el otro,
  167. y todos los órganos internos
    del macho comienzan a disolverse,
  168. a excepción de sus testículos.
  169. (Risas)

  170. Esos testículos maduran
    y empiezan a producir esperma.

  171. A fin de cuentas, el macho es una fábrica
    de esperma, permanente y a demanda,
  172. para la hembra.
  173. (Risas)

  174. Es un sistema muy eficiente,

  175. pero, claramente, no son las estrategias
    sexuales de los animales de granja.
  176. Esto es muy peculiar, decididamente raro.
  177. Pero si ignoramos la existencia
    de estas estrategias,
  178. o su funcionamiento,
  179. no podremos saber qué impacto causarán,
    incluso en aguas profundas.
  180. Hace tan solo tres años,
  181. descubrimos una nueva especie
    de pulpo de aguas profundas
  182. cuyas hembras ponen huevos
    sobre esponjas adosadas a rocas
  183. que se encuentran
    a más de 4 km de profundidad.
  184. Estas rocas contienen
    minerales terrestres raros,
  185. y actualmente hay compañías
    que construyen excavadoras
  186. capaces de minar el fondo marino
    para extraer esas rocas.
  187. Pero, en el mismo acto,
    arrastran todas las esponjas
  188. y todos los huevos depositados en ellas.
  189. Intencionalmente,
    y muchas veces sin saberlo,
  190. estamos impidiendo la vida sexual
    y la reproducción en las profundidades.
  191. Y, a decir verdad,
  192. ya es bastante difícil
    citarse y aparearse de por sí,
  193. sin que otros interrumpan
    todo el tiempo, ¿verdad?
  194. Lo sabemos muy bien.
  195. Por eso, así como espero
    que se vayan de esta charla

  196. con datos de color
    sobre el sexo entre peces...
  197. (Risas)

  198. también les pido que recuerden esto:

  199. nuestra relación con el océano
    es más estrecha de lo que creemos,
  200. independientemente de donde vivamos.
  201. Y esta relación es tan íntima
    que debemos redefinirla.
  202. Debe ser una relación que reconozca
    y respete la inmensa diversidad de vida
  203. y sus limitaciones.
  204. Ya no podemos pensar en el océano
    como algo ajeno a nosotros,
  205. porque dependemos diariamente
    de él para obtener alimento,
  206. para preservar la salud, el bienestar
    y hasta cada suspiro que damos.
  207. Pero es una relación de doble sentido,
  208. por la cual el océano
    nos seguirá proveyendo
  209. únicamente si nosotros salvaguardamos
  210. esa indispensable fuerza de vida
    que hay en el mar:
  211. el sexo y la reproducción.
  212. Por eso, como en cualquier relación,
    debemos adoptar algunos cambios

  213. para que la relación funcione.
  214. La próxima vez que piensen
    en comer mariscos o pescado,
  215. elijan especies de pesca
    sustentable o de criadero,
  216. que sean de la zona y del eslabón
    más bajo de la cadena alimentaria,
  217. como las ostras,
    las almejas, los mejillones
  218. y los peces pequeños, como la caballa.
  219. Estas especies se reproducen muy rápido
  220. y, con un manejo responsable, bien pueden
    ser sometidas a la pesca intensiva.
  221. También podemos plantearnos
    lo que usamos para higienizarnos,
  222. para limpiar nuestras viviendas
    y mantener nuestros jardines.
  223. Todos esos productos químicos
    terminan en el océano
  224. y alteran la química natural
    del agua del mar.
  225. Las industrias también deben
    tomar cartas en el asunto
  226. y aplicar medidas preventivas
  227. para proteger la actividad sexual
    donde se sabe que la hay
  228. y evitando el daño en casos
    donde no se tiene información precisa,
  229. como ocurre en aguas profundas.
  230. Y en las comunidades que habitamos,
  231. los lugares donde trabajamos
  232. y el país donde votamos,
  233. es imperativo que actuemos enérgicamente
    para abordar el cambio climático, ahora.
  234. (Audiencia) ¡Sí!

  235. (Aplausos)

  236. Gracias.

  237. (Aplausos)