Spanish subtítulos

← Cómo criar a los niños para que superen la ansiedad

Obtener código incrustado.
36 idiomas

Mostrar Revisión12 creada 08/28/2020 por Jenny Lam-Chowdhury.

  1. De niña, tenía muchos miedos.
  2. Miedo de los relámpagos, insectos,
  3. de ruidos y de personajes disfrazados.
  4. Además, tenía dos fobias importantes:
  5. a los médicos y a las inyecciones.
  6. En mi lucha por escapar
    del médico de la familia,
  7. me volví tan físicamente combativa
  8. que me tuvo que abofetear
    para tranquilizarme.
  9. Tenía seis años.
  10. Todo era luchar o huir,
  11. hacían falta cuatro adultos
    para ponerme una vacuna,
  12. incluidos mis padres.
  13. Luego, nos mudamos de
    Nueva York a Florida

  14. cuando empezaba la secundaria,
  15. y era la chica nueva
    de la escuela parroquial,
  16. no conocía a nadie
  17. y me preocupaba por encajar.
  18. En el primer día de clases,
  19. una profesora cogió la lista y dijo:
    "Anne Marie Albano",
  20. yo contesté
    (con acento de Staten Island): "¡Aquí!"
  21. Ella rió y dijo:
    "Oh, preciosa, levántate.
  22. Dí P-E-R-R-O".
  23. Y contesté
    (con acento de Staten Island): "¿Perro?"
  24. La clase empezó a reírse,
    incluida la profesora.
  25. Y así fue,
  26. porque ella tenía miles de palabras
    con las que humillarme.
  27. Volví a casa llorando,

  28. angustiada,
  29. suplicando que me enviaran
    a Nueva York de vuelta
  30. o a un convento.
  31. No quería volver al colegio. Ni hablar.
  32. Mis padres me escucharon,

  33. me dijeron que, de regreso a Nueva York,
    lo hablarían con el monseñor,
  34. pero que debía seguir yendo cada día,
    para poder tener récord de asistencia
  35. y pasar a noveno curso en Staten Island.
  36. Todo esto fue antes de los móviles
    y el correo electrónico,
  37. así que durante las siguientes semanas,
  38. en teoría, hubo cartas
    entre la Archidiócesis de Manhattan
  39. y Miami
  40. y con el Vaticano,
  41. cada día iba al colegio llorando
    y volvía del colegio llorando,
  42. a lo que mi madre me hubiera dicho
    si respondió el cardenal o el obispo
  43. al "Que siga yendo al colegio
    mientras le buscamos un espacio".
  44. ¿Era ingenua?

  45. (Risas)

  46. Luego de unas semanas,
    un día, esperando el bus del colegio,

  47. conocí a una niña llamada Debbie,
  48. que me presentó a sus amigas.
  49. Y se convirtieron en mis amigas,
  50. y, en fin, el Papa pasó a segundo plano.
  51. (Risas)

  52. Empecé a tranquilizarme
    y a sentirme cómoda.

  53. Mis tres décadas de estudio
    dedicadas a la ansiedad infantil

  54. surgieron de mi propia necesidad
    de entenderme a mí misma.
  55. Y he aprendido mucho.
  56. En los niños, la ansiedad es la enfermedad
    más común durante la infancia.
  57. Estos desórdenes empiezan temprano,
    a los cuatro años,
  58. y durante la adolescencia,
    uno de cada 12 es seriamente afectado
  59. en sus habilidades para funcionar
    en casa, en el colegio y con amigos.
  60. Esos niños están muy asustados,
  61. preocupados,
  62. físicamente incómodos por su ansiedad.
  63. Es difícil para ellos
    prestar atención en clase,
  64. relajarse y divertirse,
  65. hacer amigos
  66. y hacer cosas que
    todos los niños deberían hacer.
  67. La ansiedad provoca tristeza en los niños
  68. y los padres ocupan un lugar importante
    al atestiguar la angustia de sus hijos.
  69. A medida que conozco niños
    con ansiedad en mi trabajo,

  70. pienso en mi mamá y papá
    y me gustaría preguntarles algo.
  71. "¿Por qué me sujetaban
  72. cuando tenía miedo de las inyecciones
  73. y me obligaban a hacerlo?".
  74. ¿Por qué me contaban esas historias
    para hacerme ir al colegio
  75. cuando estaba tan preocupada
    en ser humillada de nuevo?
  76. Dijeron, "Se nos rompía el corazón
    todas las veces,
  77. pero sabíamos que era algo
    que tenías que hacer.
  78. Nos arriesgábamos a que te enfadaras
  79. mientras te acostumbrabas a la situación
  80. con tiempo y más experiencia.
  81. Había que vacunarte.
  82. Tenías que ir al colegio".
  83. Mis padres no lo sabían,

  84. pero me vacunaban
    contra algo más que el sarampión.
  85. Me vacunaron contra una vida
    llena de desórdenes por ansiedad.
  86. La ansiedad excesiva en un niño
    es como una superbacteria,
  87. infecciosa y que se multiplica,
  88. de tal manera, que
    muchos jóvenes que he visto
  89. acudían con más de un trastorno
    de ansiedad al mismo tiempo.
  90. Por ejemplo, tenían una fobia específica
  91. además de ansiedad por la separación,
    ansiedad social, todo junto.
  92. Si no se trata,
  93. la ansiedad durante la niñez puede
    llegar a ser depresión en la adolescencia.
  94. Puede también contribuir
    al abuso de sustancias y al suicidio.
  95. Mis padres no eran terapeutas.

  96. No sabían nada de psicología.
  97. Solo sabían que esas situaciones
    podían ser incómodas para mí,
  98. pero no eran dañinas.
  99. Mi exceso de ansiedad podría
    haberme dañado más a largo plazo
  100. si hubiese huido o evitado
    esas situaciones
  101. y no me hubiesen dejado aprender
    a manejar la ansiedad ocasional.
  102. Así que, en esencia, mis padres estaban
    haciendo una versión casera
  103. de terapia de exposición,
  104. que es el componente central y clave
  105. de la terapia conductista cognitiva
    para la ansiedad.
  106. Mis compañeros y yo dirigimos
    el mayor estudio aleatorio y controlado

  107. del tratamiento de la ansiedad
    en niños de 7 a 17 años.
  108. Hemos descubierto que la terapia de
    exposición conductista cognitiva,
  109. o medicación con inhibidor selectivo
    de recaptación de serotonina,
  110. son efectivos para el 60 %
    de los jóvenes tratados.
  111. Y la combinación de ambas consigue que
    el 80 % de los niños mejore en tres meses.
  112. Son buenas noticias.
  113. Y si continúan con la medicación
  114. y tratamientos mensuales,
    como hemos hecho en el estudio
  115. podían estar bien durante más de un año.
  116. Sin embargo, después de que
    el estudio terminara,
  117. hicimos un seguimiento
    de los participantes en el estudio,
  118. y vimos que muchos de los niños
    recaían con el tiempo.
  119. Y, pese a que las evidencias eran buenas,
  120. vimos que el 40 %
    de los chicos con ansiedad,
  121. seguían enfermos a lo largo del tiempo.
  122. Hemos reflexionado mucho
    sobre los resultados.

  123. ¿Qué no nos dimos cuenta?
  124. Supusimos que como
    no nos estábamos concentrando
  125. solo en tratar a los niños,
  126. quizás había algo importante
    en torno a los padres
  127. y debíamos incluirlos también
    en el tratamiento.
  128. Estudios de mi propio laboratorio
    y de otros colegas alrededor del mundo

  129. han mostrado una tendencia constante:
  130. los padres bien intencionados
    se ven a menudo arrastrados
  131. hacia el ciclo de ansiedad.
  132. Se rinden y hacen
    muchos ajustes para sus hijos,
  133. y les dejan escapar
    de situaciones complicadas.
  134. Quiero que piensen en esto:
  135. Tu hijo vuelve a casa llorando.
  136. Tiene cinco o seis años.
  137. "¡No le gusto a nadie en el colegio!
    Esos niños son malos.
  138. Nadie quiere jugar conmigo".
  139. ¿Cómo se sentirían viendo
    a su hijo tan triste?
  140. ¿Qué harían?
  141. El instinto paternal natural es
    consolar al niño y tranquilizarlo,
  142. protegerlo y arreglar la situación.
  143. Llamar a la profesora que intervenga, o
    a padres para organizar salidas de juegos,
  144. eso quizás funcione a los cinco años.
  145. Pero ¿qué harían si sigue volviendo
    a casa llorando todos los días?
  146. ¿Seguimos interviniendo
    cuando tienen 8, 10 o 14 años?
  147. Los niños, mientras crecen,
  148. inevitablemente se enfrentan a situaciones
    que son un reto para ellos:
  149. dormir fuera, informes orales,
  150. un examen sorpresa difícil,
  151. intentar entrar en el equipo
    o actuar en la obra del colegio,
  152. conflictos con compañeros.
  153. Todas estas situaciones
    implican un riesgo:
  154. riesgo a no hacerlo bien,
    a no conseguir lo que quieren,
  155. riesgo a, quizás, cometer errores
  156. o sentirse avergonzados.
  157. Los niños con ansiedad,

  158. que no arriesgan ni se comprometen,
  159. no han aprendido a manejar
    este tipo de situaciones.
  160. ¿Verdad?
  161. Porque el desarrollo de sus habilidades
    se consigue con el tiempo,
  162. con una exposición continua
    y diaria a esos desafíos:
  163. habilidad para relajarse,
  164. o la habilidad para calmarse así mismos
    cuando están enfadados;
  165. habilidad para resolver problemas,
  166. incluso la habilidad para resolver
    conflictos con otros;
  167. retraso en el reconocimiento,
  168. o la habilidad para continuar esforzándose
  169. a pesar de que hay que esperar
    para ver resultados.
  170. Estas y otras habilidades
    se desarrollan en los niños
  171. que se arriesgan y se comprometen.
  172. Y la autoeficacia va tomando forma,
  173. lo que es, simplemente, la fe en uno mismo
  174. lo que hace que sigamos
    superando situaciones difíciles.
  175. Los niños con ansiedad,
    que escapan y evitan esas situaciones

  176. y consiguen que otros lo solucionen,
  177. se vuelven más y más nerviosos
    con el tiempo
  178. y con menos confianza en sí mismos.
  179. Al contrario que sus compañeros
    que no sufren ansiedad,
  180. acaban creyendo que son incapaces
    de manejar ciertas situaciones.
  181. Piensan que necesitan
    que alguien, como sus padres,
  182. hagan las cosas por ellos.
  183. Ahora, cuando el instinto paternal natural
    es apoyarles y protegerles

  184. y tranquilizarles,
  185. en 1930, el psiquiatra Alfred Adler
  186. advertía a los padres
  187. de que podían querer a sus hijos
    todo lo que quisieran,
  188. pero que no debían hacerlos
    niños dependientes.
  189. Aconsejaba a los padres a enseñar
    a sus hijos desde el principio
  190. a mantenerse en pie por ellos mismos.
  191. Advertía de que si los niños notaban
  192. que los padres no tenían nada mejor
    que hacer que estar pendientes de ellos
  193. tendrían una idea errónea del amor.
  194. Los niños con ansiedad, en estos días,

  195. llaman constantemente a sus padres
  196. enviando señales de peligro
    a cualquier hora del día o la noche.
  197. Si los niños con ansiedad no aprenden
    los mecanismos adecuados en la infancia,
  198. ¿qué ocurrirá cuando crezcan?
  199. Trabajo con padres de niños
    con desórdenes de ansiedad.

  200. Estos jóvenes tienen entre 18 y 28 años.
  201. Muchos de ellos aún viven con sus padres,
  202. dependen de sus padres.
  203. Muchos van al colegio
    o a institutos de educación superior.
  204. Algunos se han graduado.
  205. Casi ninguno trabaja,
  206. simplemente están en casa haciendo nada.
  207. No tienen relaciones
    significativas con otros,
  208. y son muy dependientes de sus padres
  209. que hacen todo tipo de cosas para ellos.
  210. Los padres siguen pidiendo cita por ellos.
  211. Llaman a sus viejos amigos
    y suplican que los visiten.
  212. Les lavan la ropa, les preparan la comida.
  213. Y están en verdadero conflicto
    con el adulto joven,
  214. porque la ansiedad se ha desarrollado,
    pero la juventud, no.
  215. Los padres se sienten muy culpables,
  216. pero también resentidos,
  217. y de nuevo, culpables.
  218. ¿Hay buenas noticias?

  219. Si los padres y las figuras importantes
    de la vida de un niño
  220. pueden ayudar al niño,
    apoyarle a que se enfrente a sus miedos
  221. y enseñarle a solucionar problemas,
  222. así es como los niños desarrollarán
  223. sus capacidades para
    controlar la ansiedad.
  224. Enseñamos a los padres
    a ser conscientes de la situación
  225. y a pensar sobre la reacción
    a la ansiedad de sus hijos.
  226. Les preguntamos:
  227. "Analicen la situación y pregúntense:
    ¿Cuál es la situación?
  228. ¿Cuán amenazante es esto para mi hijo?
  229. ¿Qué es lo que quiero
    que aprendan de esto?".
  230. Ahora, por supuesto, queremos padres
    que escuchen con atención,

  231. si un niño está siendo acosado
    o se encuentra en peligro,
  232. queremos que los padres intervengan,
  233. sin dudarlo.
  234. Pero, en las situaciones
    típicas de ansiedad,
  235. los padres pueden ser
    de más ayuda para sus hijos
  236. si mantienen la calma,
    son prácticos y cariñosos,
  237. si le dan importancia
    a los sentimientos de sus hijos
  238. y luego los ayudan
  239. y apoyan en planear cómo el niño
    gestionará la situación.
  240. Y luego, y esto es importante,
  241. dejar a los niños a manejar
    por ellos mismos la situación.
  242. Está claro que es descorazonador
    ver sufrir a un niño,

  243. como mis padres me dijeron años después.
  244. Cuando ves a tu hijo sufrir
  245. pero sabes que puedes lanzarte
    y salvarlo del sufrimiento,
  246. eso es todo, ¿verdad?
  247. Eso es lo que queremos que hagan.
  248. Pero, tanto si eres joven o viejo,
  249. la ansiedad excesiva nos hace
    sobrestimar el riesgo y la angustia
  250. mientras infravaloramos
    nuestra capacidad de seguir adelante.
  251. Sabemos que la exposición constante
    a lo que nos asusta debilita la ansiedad,
  252. mientras creamos recursos y nos adaptamos.
  253. Mis padres lo consiguieron.

  254. Hoy en día, los jóvenes
    con hiperansiedad no son ayudados
  255. por padres sobreprotectores.
  256. La tranquilidad y la confianza
    no son solo emociones.
  257. Son habilidades para enfrentar problemas
    que padres e hijos puedan aprender.
  258. Gracias.

  259. (Aplausos)