YouTube

¿Tienes cuenta de YouTube?

Nuevo: habilita las traducciones y subtítulos creados por los usuarios en tu canal de YouTube

Spanish subtítulos

← El mito griego de Talos, el primer robot

Obtener código incrustado.
23 idiomas

Mostrar Revisión9 creada 11/26/2019 por Jenny Lam-Chowdhury.

  1. Hefesto, el dios de la tecnología,
  2. se encontraba trabajando
    en su creación más ingeniosa.
  3. Estaba fabricando un nuevo
    sistema de defensa para el rey Minos,
  4. quien deseaba lidiar
    con los intrusos del reino de Creta.
  5. Los guardias mortales y las armas
    tradicionales no eran suficiente,
  6. por lo que el dios visionario
    ideó un nuevo defensor indómito.
  7. En los fuegos de su fragua,
  8. Hefesto moldeó su creación
    con forma de un hombre gigante.
  9. Construido con bronce refulgente,
    dotado de fuerza sobrehumana
  10. e impulsado por el icor,
    el fluido vital de los dioses,
  11. este autómata no se parecía a ninguna
    de las demás creaciones de Hefesto.
  12. El dios llamó a su creación
    "Talos, el primer robot".
  13. Tres veces al día,
  14. el guardián de bronce caminaba
    alrededor de la isla en busca de intrusos.
  15. Cuando divisaba barcos
    que se acercaban a la costa,
  16. les arrojaba enormes piedras.
  17. Si algún sobreviviente llegaba a tierra,
    calentaba su cuerpo metálico al rojo vivo
  18. y aplastaba a sus víctimas
    contra su pecho.
  19. Talos debía realizar estas tareas
    a diario, sin cambios.
  20. Pero a pesar de su comportamiento
    automático, poseía una consciencia interna
  21. que sus víctimas ni siquiera imaginaban.
  22. Pero muy pronto el gigante
    se encontraría con un grupo de invasores
  23. que pondría a prueba su fortaleza.
  24. La harapienta tripulación
    de Jasón, Medea y los argonautas
  25. regresaba de su difícil pero exitosa
    misión tras obtener el vellocino de oro.
  26. Su aventura había tenido
    muchos imprevistos desfavorables
  27. y los fatigados marineros ansiaban
    descansar en un puerto seguro.
  28. Habían escuchado historias sobre
    el invencible coloso de bronce de Creta,
  29. por lo que buscaron una caleta remota.
  30. Pero antes de que pudiesen siquiera
    echar anclas, Talos los descubrió.
  31. Los argonautas se acobardaron
    ante el avance del increíble autómata,
  32. pero la hechicera Medea notó
    un clavo brillante en el tobillo del robot
  33. e ideó una astuta estrategia.
  34. Medea propuso a Talos un trato:
  35. le aseguró que podía hacerlo inmortal
    a cambio de que se dejara quitar el clavo.
  36. La propuesta de Medea
    llegó a lo más profundo de su ser.
  37. Ignorante de su naturaleza mecánica
  38. y suficientemente humano
    como para desear la vida eterna,
  39. Talos accedió.
  40. Mientras Medea pronunciaba
    sus conjuros, Jasón le quitó el clavo.
  41. Como Medea sospechaba, el clavo era
    el punto débil en el diseño de Hefesto.
  42. El icor se derramó como plomo derretido,
    dejando a Talos sin su fuente de energía.
  43. El robot se derrumbó
    con un fuerte estruendo
  44. y los argonautas pudieron emprender
    el viaje de regreso a casa.
  45. Esta historia, registrada
    por primera vez alrededor del 700 a. C.,
  46. plantea algunos interrogantes conocidos
    sobre la inteligencia artificial,
  47. y hasta proporciona una base antigua
    para la ciencia ficción.
  48. Pero según los historiadores, los robots
    antiguos eran más que simplemente un mito.
  49. Hacia el siglo IV a. C.,
  50. los ingenieros griegos comenzaron
    a crear verdaderos autómatas,
  51. como sirvientes robóticos
    y modelos de aves voladoras.
  52. Ninguna de esas creaciones
    fue tan famosa como Talos,
  53. quien apareció en monedas griegas,
    pinturas en floreros, frescos públicos
  54. y en representaciones teatrales.
  55. Incluso hace 2500 años,
  56. los griegos ya habían comenzado
    a investigar la línea difusa
  57. entre el ser humano y la máquina.
  58. Y como muchos mitos actuales
    sobre la inteligencia artificial,
  59. la historia de Talos trata tanto
    sobre su corazón robótico
  60. como sobre su cerebro robótico.
  61. Al ilustrar la derrota de Talos
    en un jarrón del siglo V a. C.,
  62. un pintor representó la desesperación
    del autómata agonizante
  63. con una lágrima rodando
    por su mejilla de bronce.