Return to Video

Dentro de la mente de un exyihadista radical

  • 0:01 - 0:05
    Hoy tienen delante de Uds.
    a un hombre que vive en plenitud,
  • 0:05 - 0:06
    aquí y ahora.
  • 0:07 - 0:09
    Pero durante mucho tiempo,
  • 0:09 - 0:11
    viví para la muerte.
  • 0:12 - 0:14
    Era un joven que creía
  • 0:14 - 0:18
    que había que entender la yihad en
    el lenguaje de la fuerza y la violencia.
  • 0:21 - 0:24
    Intenté hacer justicia
    utilizando la fuerza y la violencia.
  • 0:25 - 0:30
    Me preocupaba mucho
    el sufrimiento de los demás
  • 0:31 - 0:34
    y tenía un fuerte deseo
    de ayudar y aliviarlos.
  • 0:37 - 0:40
    Pensaba que la yihad violenta era noble,
  • 0:40 - 0:42
    caballeresca
  • 0:42 - 0:44
    y la mejor manera de ayudar.
  • 0:46 - 0:47
    En una época en la cual nuestra gente
  • 0:48 - 0:49
    --sobre todo los jóvenes--
  • 0:49 - 0:51
    corre el riesgo de ser radicalizada
  • 0:51 - 0:53
    por grupos como Al Qaeda,
  • 0:53 - 0:55
    el Estado Islámico y otros,
  • 0:56 - 0:57
    cuando estos grupos sostienen
  • 0:57 - 1:02
    que su terrible brutalidad y violencia
    son la verdadera yihad,
  • 1:02 - 1:07
    quiero decirles que su idea
    de yihad está equivocada
  • 1:07 - 1:08
    --totalmente equivocada--
  • 1:08 - 1:10
    al igual que la mía entonces.
  • 1:11 - 1:14
    Yihad significa esforzarse al máximo.
  • 1:14 - 1:17
    Incluye el afán y la espiritualidad,
  • 1:17 - 1:19
    la purificación de uno mismo
  • 1:19 - 1:20
    y la devoción.
  • 1:22 - 1:25
    Versa sobre la transformación positiva
  • 1:25 - 1:29
    a través del aprendizaje, la sabiduría
    y el recuerdo continuo de Dios.
  • 1:29 - 1:33
    La palabra yihad abarca
    todos estos significados a la vez.
  • 1:35 - 1:39
    La yihad a veces puede tomar
    la forma de lucha,
  • 1:39 - 1:41
    pero solo algunas veces,
  • 1:41 - 1:43
    bajo condiciones estrictas,
  • 1:44 - 1:46
    con reglas y límites.
  • 1:48 - 1:50
    En el islam, los beneficios de una acción
  • 1:50 - 1:54
    deben superar el daño
    y el sufrimiento que esta implica.
  • 1:55 - 1:57
    Ante todo,
  • 1:57 - 2:02
    los versos del Corán
    que mencionan la yihad o la lucha
  • 2:02 - 2:07
    no anulan los versos
    que hablan del perdón,
  • 2:07 - 2:09
    de benevolencia
  • 2:09 - 2:10
    o de paciencia.
  • 2:13 - 2:18
    Pero creo que ahora
    no hay ninguna circunstancia
  • 2:18 - 2:20
    que justifique la yihad violenta,
  • 2:20 - 2:23
    porque implicará un daño mayor.
  • 2:26 - 2:28
    Pero ahora la idea de yihad
    ha sido manipulada.
  • 2:28 - 2:32
    Su significado ha sido distorsionado
    para indicar una lucha violenta
  • 2:32 - 2:35
    dondequiera que los musulmanes
    estén pasando por momentos difíciles
  • 2:35 - 2:37
    y transformada en terrorismo
  • 2:37 - 2:40
    por islamitas fascistas como Al Qaeda,
  • 2:40 - 2:42
    el Estado Islámico y otros.
  • 2:42 - 2:44
    Pero yo he llegado a comprender
  • 2:44 - 2:48
    que la verdadera yihad
    significa esforzarse al máximo
  • 2:48 - 2:52
    para fortalecer y vivir aquellas
    cualidades que le agradan a Dios:
  • 2:52 - 2:55
    la honestidad, la lealtad,
  • 2:55 - 2:57
    la compasión, la bondad,
  • 2:57 - 2:59
    la confianza, el respeto,
  • 2:59 - 3:00
    la autenticidad...
  • 3:00 - 3:04
    valores humanos que muchos compartimos.
  • 3:06 - 3:08
    Nací en Bangladesh,
  • 3:08 - 3:10
    pero crecí sobre todo en Inglaterra.
  • 3:10 - 3:12
    Y fui a la escuela aquí.
  • 3:12 - 3:15
    Mi padre era profesor universitario
  • 3:15 - 3:17
    y vivíamos en el Reino Unido
    gracias a su trabajo.
  • 3:18 - 3:23
    En 1971 estábamos en Bangladesh,
    cuando todo cambió.
  • 3:24 - 3:28
    La Guerra de Independencia
    nos afectó terriblemente,
  • 3:28 - 3:30
    enfrentando familias contra familias
  • 3:30 - 3:31
    y vecinos contra vecinos.
  • 3:31 - 3:34
    Con 12 años ya pasé
    por la experiencia de una guerra,
  • 3:34 - 3:36
    pobreza económica,
  • 3:37 - 3:40
    la muerte de 22 de mis familiares,
  • 3:41 - 3:44
    así como el asesinato de mi hermano mayor.
  • 3:47 - 3:49
    Presencié matanzas,
  • 3:51 - 3:54
    vi animales comiendo
    cadáveres en las calles,
  • 3:54 - 3:56
    hambruna a mi alrededor,
  • 3:56 - 3:58
    violencia horrible y gratuita...
  • 3:58 - 4:00
    violencia sin sentido.
  • 4:02 - 4:04
    Era joven,
  • 4:04 - 4:07
    un adolescente, fascinado por las ideas.
  • 4:07 - 4:09
    Quería aprender,
  • 4:09 - 4:11
    pero no pude ir a la escuela
    durante 4 años.
  • 4:13 - 4:14
    Tras la Guerra de Independencia,
  • 4:14 - 4:17
    mi padre fue enviado a la cárcel
    durante 2 años y medio.
  • 4:18 - 4:20
    Solía ir a visitarlo una vez a la semana
  • 4:21 - 4:23
    y estudiaba solo en casa.
  • 4:24 - 4:27
    Mi padre fue liberado en 1973
  • 4:28 - 4:30
    y huyó a Inglaterra como refugiado;
  • 4:30 - 4:31
    pronto lo seguimos.
  • 4:33 - 4:34
    Yo tenía 17 años.
  • 4:34 - 4:38
    Así que gracias a estas experiencias
    tomé conciencia repentinamente
  • 4:38 - 4:41
    de las atrocidades
    y las injusticias en el mundo.
  • 4:42 - 4:44
    Y tenía un fuerte deseo
  • 4:44 - 4:46
    --un deseo ávido y profundo--
  • 4:46 - 4:47
    de hacer justicia
  • 4:47 - 4:49
    y ayudar a los oprimidos.
  • 4:51 - 4:53
    Mientras iba a la universidad
    en el Reino Unido,
  • 4:53 - 4:58
    conocí a gente que me enseñó
    cómo podía canalizar ese deseo
  • 4:59 - 5:01
    y ayudar a través de mi religión.
  • 5:02 - 5:03
    Y fui radicalizado...
  • 5:03 - 5:07
    lo suficiente como para creer
    que la violencia era el camino correcto,
  • 5:08 - 5:10
    incluso una virtud
    en ciertas circunstancias.
  • 5:12 - 5:15
    Así empecé a involucrarme
    en la yihad en Afganistán.
  • 5:15 - 5:19
    Quería proteger
    a la población afgana musulmana
  • 5:19 - 5:21
    contra el ejército soviético.
  • 5:21 - 5:23
    Y creía que aquello era yihad:
  • 5:23 - 5:25
    mi deber sagrado
  • 5:25 - 5:27
    que sería recompensado por Dios.
  • 5:32 - 5:34
    Me hice predicador.
  • 5:36 - 5:41
    Fui uno de los pioneros
    de la yihad violenta en el Reino Unido.
  • 5:41 - 5:43
    Reclutaba,
  • 5:43 - 5:44
    recaudaba fondos, entrenaba.
  • 5:45 - 5:48
    Confundí la verdadera yihad
  • 5:48 - 5:52
    con esta perversión que nos vendían
    los islamistas fascistas...
  • 5:54 - 5:57
    esta gente que utiliza la idea de yihad
  • 5:57 - 6:01
    para justificar su ansia de poder,
    autoridad y control sobre el mundo:
  • 6:02 - 6:06
    una perversión perpetuada hoy
    por grupos islamistas fascistas
  • 6:06 - 6:09
    como Al Qaeda, el Estado Islámico y otros.
  • 6:10 - 6:12
    Durante unos 15 años,
  • 6:13 - 6:18
    luché brevemente
  • 6:18 - 6:22
    en Cachemira y Burma,
    aparte de Afganistán.
  • 6:25 - 6:28
    Nuestro objetivo era
    eliminar a los invasores,
  • 6:29 - 6:32
    aliviar a las víctimas oprimidas
  • 6:33 - 6:36
    y, por supuesto,
    fundar un estado islámico,
  • 6:36 - 6:38
    un califato para la ley de Dios.
  • 6:39 - 6:40
    Y lo hacía abiertamente.
  • 6:41 - 6:44
    No infringía ninguna ley.
  • 6:44 - 6:48
    Estaba orgulloso y agradecido
    de ser británico...
  • 6:48 - 6:49
    y lo sigo siendo.
  • 6:49 - 6:53
    Y no sentía ninguna hostilidad
    contra este país mío,
  • 6:54 - 6:57
    ni enemistad contra los ciudadanos
    no musulmanes
  • 6:57 - 6:59
    y sigue siendo así.
  • 7:02 - 7:04
    Durante una batalla en Afganistán,
  • 7:04 - 7:08
    algunos británicos y yo
    entablamos una amistad especial
  • 7:08 - 7:11
    con un chico afgano de 15 años,
  • 7:11 - 7:12
    Abdullah,
  • 7:13 - 7:15
    un niño inocente, cariñoso y adorable
  • 7:15 - 7:17
    que siempre estaba deseoso de complacer.
  • 7:19 - 7:20
    Era pobre.
  • 7:21 - 7:24
    Los chicos como él
    hacían recados en el campamento.
  • 7:24 - 7:26
    Y parecía bastante feliz,
  • 7:26 - 7:28
    pero no podía parar de pensar...
  • 7:28 - 7:30
    sus padres deben de haberlo
    echado mucho de menos.
  • 7:32 - 7:35
    Y deben de haber soñado
    con un futuro mejor para él.
  • 7:38 - 7:40
    Una víctima de las circunstancias,
    atrapada en una guerra,
  • 7:40 - 7:42
    impuesta cruelmente
  • 7:43 - 7:45
    por las atroces circunstancias del tiempo.
  • 7:49 - 7:54
    Un día recogí una granada
    de mortero en una trinchera
  • 7:54 - 7:59
    y la dejé en un laboratorio improvisado
    en una cabaña de barro.
  • 7:59 - 8:02
    Y salí a un breve, inútil enfrentamiento,
  • 8:02 - 8:03
    siempre inútiles.
  • 8:04 - 8:08
    Volví unas horas más tarde
    y descubrí que había muerto.
  • 8:09 - 8:12
    Había intentado recuperar
    explosivos de ese proyectil.
  • 8:12 - 8:15
    Le explotó y falleció
    de una muerte violenta,
  • 8:15 - 8:20
    despedazado por el mismo dispositivo
    que había resultado inofensivo para mí.
  • 8:21 - 8:23
    Así que empecé a preguntarme.
  • 8:25 - 8:28
    ¿De qué ha servido su muerte?
  • 8:30 - 8:32
    ¿Por qué murió él y yo no?
  • 8:34 - 8:35
    Seguí adelante.
  • 8:35 - 8:37
    Luché en Cachemira.
  • 8:37 - 8:39
    También recluté gente en Filipinas,
  • 8:39 - 8:41
    Bosnia y Chechenia.
  • 8:43 - 8:44
    Y las dudas fueron aumentando.
  • 8:46 - 8:48
    Más tarde en Burma,
  • 8:48 - 8:50
    me topé con guerrilleros rohingya
  • 8:50 - 8:52
    apenas adolescentes,
  • 8:52 - 8:54
    nacidos y criados en la jungla,
  • 8:54 - 8:57
    y que llevaban ametralladoras
    y lanzagranadas.
  • 9:00 - 9:05
    Conocí a dos chicos de 13 años
    delicados y con voces suaves.
  • 9:07 - 9:11
    Me miraron y me suplicaron
    que los llevara a Inglaterra.
  • 9:17 - 9:19
    Solo querían ir a la escuela...
  • 9:20 - 9:21
    ese era su sueño.
  • 9:24 - 9:25
    Mi familia
  • 9:25 - 9:27
    --mis hijos de la misma edad--
  • 9:27 - 9:29
    estaban en casa, en el Reino Unido,
  • 9:30 - 9:31
    iban a la escuela,
  • 9:31 - 9:33
    tenían una vida segura.
  • 9:34 - 9:35
    Y no podía dejar de imaginar
  • 9:35 - 9:39
    cuánto estos chicos
    debían de haber hablado entre ellos
  • 9:39 - 9:42
    acerca de sus deseos
    de tener una vida así.
  • 9:43 - 9:45
    Víctimas de las circunstancias:
  • 9:46 - 9:48
    estos dos chicos jóvenes,
  • 9:48 - 9:51
    durmiendo sobre la dura tierra,
    mirando las estrellas,
  • 9:51 - 9:54
    cínicamente explotados por sus líderes
  • 9:54 - 9:57
    por su anhelo personal de gloria y poder.
  • 9:58 - 10:01
    Pronto vi chicos así matarse entre ellos
  • 10:01 - 10:04
    en conflictos entre grupos rivales.
  • 10:05 - 10:08
    Y era lo mismo por doquier:
  • 10:09 - 10:12
    Afganistán, Cachemira, Burma,
  • 10:12 - 10:13
    Filipinas, Chechenia;
  • 10:14 - 10:17
    mezquinos señores de la guerra
    incitaban a los jóvenes y vulnerables
  • 10:17 - 10:21
    a matarse el uno al otro
    en el nombre de yihad.
  • 10:22 - 10:24
    Musulmanes contra musulmanes.
  • 10:26 - 10:30
    No protegían a nadie contra
    los invasores o los ocupantes;
  • 10:30 - 10:33
    no ayudaban a los oprimidos.
  • 10:34 - 10:36
    Utilizaban a los niños,
  • 10:36 - 10:37
    los explotaban cínicamente;
  • 10:37 - 10:39
    la gente moría en conflictos
  • 10:39 - 10:43
    que yo estaba apoyando
    en el nombre de la yihad.
  • 10:45 - 10:47
    Y sigue ocurriendo lo mismo.
  • 10:52 - 10:55
    Tras comprender que la yihad violenta
  • 10:55 - 11:00
    a la que me había dedicado
    en el extranjero
  • 11:01 - 11:04
    era tan diferente
  • 11:05 - 11:10
    --un abismo tal entre lo que había vivido
  • 11:10 - 11:12
    y lo que creía ser un deber sagrado--
  • 11:13 - 11:16
    tuve que reflexionar sobre
    mis actividades aquí en el Reino Unido.
  • 11:18 - 11:20
    Tuve que reconsiderar mi predicación,
  • 11:20 - 11:22
    reclutamiento,
    recaudación de fondos,
  • 11:22 - 11:23
    entrenamiento,
  • 11:24 - 11:26
    pero sobre todo la radicalización
  • 11:27 - 11:29
    --el enviar a jóvenes a luchar y morir
  • 11:29 - 11:30
    como estaba haciendo--
  • 11:30 - 11:32
    todo estaba completamente equivocado.
  • 11:36 - 11:39
    Me involucré en la yihad violenta
    a mediados de los 80,
  • 11:40 - 11:41
    empezando con Afganistán.
  • 11:43 - 11:46
    Y para cuando acabé, ya era el año 2000.
  • 11:47 - 11:49
    Estaba completamente inmerso en ello.
  • 11:49 - 11:51
    A mi alrededor la gente apoyaba,
  • 11:51 - 11:52
    aplaudía,
  • 11:52 - 11:55
    incluso celebraba
    lo que hacíamos en su nombre.
  • 11:56 - 11:58
    Pero para cuando conseguí dejarlo,
  • 11:58 - 12:01
    completamente desilusionado
    en el año 2000,
  • 12:01 - 12:03
    ya habían pasado 15 años.
  • 12:05 - 12:07
    Entonces, ¿en qué nos equivocamos?
  • 12:09 - 12:12
    Estábamos tan ocupados hablando de virtud
  • 12:13 - 12:17
    que nos obnubiló una causa.
  • 12:20 - 12:25
    Y no nos dimos la oportunidad
    de desarrollar un carácter virtuoso.
  • 12:26 - 12:30
    Nos convencimos de que
    estábamos luchando por los oprimidos,
  • 12:30 - 12:33
    pero esas eran guerras
    imposibles de ganar.
  • 12:34 - 12:37
    Nos convertimos en el mismo instrumento
    que causaba más muertes,
  • 12:37 - 12:41
    cómplices de provocar más miseria
  • 12:41 - 12:44
    por el beneficio egoísta
    de una minoría cruel.
  • 12:52 - 12:54
    Así que con el tiempo,
  • 12:54 - 12:55
    después de mucho tiempo,
  • 12:57 - 12:58
    abrí los ojos.
  • 13:00 - 13:01
    Empecé a atreverme
  • 13:03 - 13:05
    a enfrentarme a la verdad,
  • 13:05 - 13:06
    a pensar,
  • 13:07 - 13:09
    a encarar las preguntas difíciles.
  • 13:09 - 13:12
    Conecté con mi alma.
  • 13:22 - 13:24
    ¿Qué aprendí?
  • 13:25 - 13:30
    Que la gente que se involucra
    en el yihadismo violento,
  • 13:31 - 13:34
    que la gente que se siente atraída
    por ese tipo de extremismos,
  • 13:35 - 13:37
    no es tan diferente a los demás.
  • 13:38 - 13:41
    Pero creo que gente así puede cambiar.
  • 13:42 - 13:45
    Pueden recuperar sus corazones
    y regenerarlos,
  • 13:45 - 13:48
    llenándolos con valores humanos que curan.
  • 13:55 - 13:57
    Cuando ignoramos las realidades,
  • 13:57 - 14:01
    descubrimos que aceptamos
    lo que nos dicen
  • 14:01 - 14:03
    sin reflexión crítica.
  • 14:06 - 14:09
    E ignoramos los regalos y las ventajas
    que muchos de nosotros apreciarían
  • 14:09 - 14:12
    incluso por un solo momento en sus vidas.
  • 14:16 - 14:19
    Estuve involucrado en acciones
    que consideraba justas.
  • 14:22 - 14:26
    Pero ahora he empezado a cuestionarme
    cómo sabía lo que sabía.
  • 14:28 - 14:32
    Decía continuamente a todos
    que aceptaran la verdad,
  • 14:32 - 14:36
    pero no dejé espacio para la duda.
  • 14:41 - 14:43
    Esta convicción de que
    la gente puede cambiar
  • 14:43 - 14:46
    está arraigada en mi experiencia,
  • 14:46 - 14:47
    mi proprio recorrido.
  • 14:49 - 14:50
    A través de la lectura,
  • 14:50 - 14:52
    la reflexión,
  • 14:52 - 14:54
    la contemplación, el autoconocimiento,
  • 14:54 - 14:58
    descubrí, me di cuenta, de que
    el mundo de los islamistas
  • 14:58 - 15:01
    del nosotros y ellos es falso e injusto.
  • 15:05 - 15:07
    Analizando las incertidumbres
  • 15:07 - 15:11
    en todas las verdades
    que habíamos declarado inviolables,
  • 15:11 - 15:12
    indiscutibles,
  • 15:15 - 15:18
    desarrollé una comprensión más flexible.
  • 15:24 - 15:29
    Me di cuenta de que en un mundo
    atestado de diferencias y contradicción,
  • 15:30 - 15:31
    los predicadores insensatos,
  • 15:31 - 15:34
    solo los predicadores insensatos
    como solía ser yo,
  • 15:34 - 15:37
    no ven la ironía
    en los mitos y las ficciones
  • 15:37 - 15:40
    que utilizan para afirmar legitimidad.
  • 15:41 - 15:46
    Así que comprendí la importancia vital
    del autoconocimiento,
  • 15:46 - 15:47
    de la conciencia política
  • 15:48 - 15:53
    y de la necesidad de una profunda
    y amplia comprensión
  • 15:53 - 15:55
    de nuestros compromisos
    y nuestras acciones,
  • 15:55 - 15:57
    y de cómo afectan a los demás.
  • 15:59 - 16:00
    Así que hoy ruego a todos,
  • 16:00 - 16:05
    sobre todo a los que sinceramente
    creen en el yihadismo islamista:
  • 16:06 - 16:09
    rechacen la autoridad dogmática;
  • 16:10 - 16:14
    abandonen la ira,
    el odio y la violencia;
  • 16:15 - 16:17
    aprendan a hacer justicia
  • 16:17 - 16:22
    sin siquiera intentar justificar
    el comportamiento cruel, injusto y fútil.
  • 16:25 - 16:28
    Creen a cambio cosas bonitas y útiles
  • 16:28 - 16:30
    que nos sobrevivan.
  • 16:33 - 16:35
    Aproxímense al mundo, a la vida,
  • 16:35 - 16:37
    con amor.
  • 16:38 - 16:39
    Aprendan a desarrollar
  • 16:39 - 16:40
    o entrenar sus corazones
  • 16:40 - 16:44
    para que vean la bondad, la belleza
    y la verdad en los demás y en el mundo.
  • 16:45 - 16:48
    Así sí seremos relevantes
    para nosotros mismos,
  • 16:49 - 16:50
    el uno para el otro,
  • 16:51 - 16:52
    para nuestras comunidades
  • 16:52 - 16:54
    y, en mi caso, para Dios.
  • 16:55 - 16:57
    Esto es yihad...
  • 16:57 - 16:58
    mi verdadera yihad.
  • 16:59 - 17:00
    Gracias.
  • 17:00 - 17:02
    (Aplausos)
Title:
Dentro de la mente de un exyihadista radical
Speaker:
Manwar Ali
Description:

"Durante mucho tiempo viví para la muerte", dice Manwar Ali, exyihadista radical que participó en campañas armadas violentas en el Oriente Medio y en Asia en los años 80. En esta conmovedora charla, reflexiona sobre su experiencia con la radicalización y dirige un potente y directo llamamiento a todos los que se sienten atraídos por grupos islamistas que sostienen que la violencia y la brutalidad son nobles y justas: suelten la ira y el odio, dice, y en su lugar entrenen a su corazón a ver en los demás la bondad, la belleza y la verdad.

more » « less
Video Language:
English
Team:
TED
Project:
TEDTalks
Duration:
17:22

Spanish subtitles

Revisions