Spanish subtitles

← El mito de los dos guerreros más grandes de Irlanda

Get Embed Code
21 Languages

Showing Revision 7 created 08/19/2020 by Lidia Cámara de la Fuente.

  1. Cú Chulainn, héroe de Ulster,
    se encontraba en el vado de Cooley,
  2. preparado para enfrentarse
    por su cuenta a todo un ejército.
  3. Todo desencadenado por un solo toro.
  4. El ejército en cuestión pertenecía
    a la reina Meadhbh de Connaught.

  5. Furiosa por la preciada
    posesión de su marido,
  6. un toro blanco de una fuerza descomunal,
  7. mandó capturar
    el legendario toro marrón de Ulster
  8. costara lo que costara.
  9. Desafortunadamente, el rey de Ulster
    había elegido ese momento

  10. para obligar a la diosa Macha
    a participar en una carrera de cuadrigas
  11. estando encinta.
  12. Como represalia, lo condenó a él
    y a su ejército a unos cólicos estomacales
  13. que misteriosamente recordaban
    a los dolores del parto.
  14. La única excepción fue Cú Chulainn.
  15. A pesar de ser
    el guerrero más feroz de Ulster,

  16. Cú Chulainn sabía que no podría
    derrotar al ejército de la reina Meadhbh
  17. de una sola tacada.
  18. De manera que recurrió al rito sagrado
    del combate individual,
  19. para acabar con los invasores uno por uno.
  20. Pero cuando se aproximó
    el ejército de la reina,
  21. algo le preocupó más que la ardua prueba
    que le esperaba frente a sus ojos.
  22. Años atrás,
    Cú Chulainn se trasladó a Escocia

  23. para entrenar
    con la renombrada guerrera Scáthach.
  24. Allí, coincidió con un joven guerrero
    de Connaught llamado Ferdiad.
  25. Vivían y entrenaban codo con codo,
    y no tardaron en hacerse amigos íntimos.
  26. Cuando retornaron
    a sus respectivos hogares,

  27. los caminos de Cú Chulainn y Ferdiad
    se volvieron a cruzar
  28. en bandos opuestos de la guerra.
  29. Cú Chulainn sabía que Ferdiad
    marchaba en el ejército de Meadhbh
  30. y que si lograba derrotar a sus tropas
  31. se acabarían viendo frente a frente.
  32. Día tras día, Cú Chulainn
    defendió Ulster por sí mismo.

  33. Envió las cabezas de unos adversarios
    de vuelta al campamento de Meadhbh,
  34. las demás serían portadas
    por el curso del agua del vado.
  35. En ocasiones, entraba en trance y mataba
    cientos de soldados de una sola vez.
  36. En cuanto divisaba a la reina
    en la distancia, le lanzaba piedras;
  37. no llegó a darle nunca,
  38. pero una vez estuvo tan cerca que derribó
    una ardilla que se posaba en su hombro.
  39. En el campamento de Connaught,
    Ferdiad se escondía,

  40. haciendo todo lo posible
    para evitar el momento
  41. en el que se tuviera que enfrentar
    a su mejor amigo en combate.
  42. Sin embargo, la reina estaba ansiosa
    por conseguir el preciado toro
  43. y sabía que Ferdiad era su mejor baza
    para derrotar a Cú Chulainn.
  44. Así que lo acorraló
    y puso en cuestión su honor
  45. hasta que no le quedó
    otro remedio que luchar.
  46. Los dos se enfrentaron en el vado,
    con la misma fuerza y habilidades,

  47. sin importar qué arma empuñaran.
  48. Entonces, el tercer día de combate,
    Ferdiad empezó a ganar ventaja
  49. frente a un extenuado Cú Chulainn.
  50. Pero Cú Chulainn se guardaba
    un último as bajo la manga,

  51. su mentora compartió
    un secreto solo con él.
  52. Le contó cómo invocar la Gáe Bulg,
  53. una lanza mágica creada
    con los huesos de monstruos marinos
  54. que se posaban en el fondo del mar.
  55. Cú Chulainn invocó la lanza,
    mató a Ferdiad de una puñalada
  56. y se desplomó.
  57. Meadhbh aprovechó la oportunidad
    y se coló junto con su ejército

  58. para capturar al toro marrón.
  59. Finalmente, los hombres de Ulster
    se recuperaron de sus mágicos dolores
  60. y se apresuraron a dar caza al toro.
  61. Pero ya era demasiado tarde:
  62. la reina Meadhbh, indemne,
    ya había cruzado la frontera
  63. llevándose al toro con ella.
  64. Una vez llegó a casa,
    Meadhbh exigió otro combate,

  65. esta vez entre el toro marrón
    y el toro blanco de su esposo.
  66. Los toros eran dignos adversarios
    y lucharon hasta adentrarse en la noche.
  67. arrastrándose mutuamente por toda Irlanda.
  68. Tras mucho tiempo,
    el toro marrón mató al toro blanco,

  69. y la reina Meadhbh, al fin,
    estuvo satisfecha.
  70. En cambio, para el toro marrón
    la victoria no significó nada.
  71. Estaba cansado, herido y desolado.
  72. Poco después, murió de corazón roto,
  73. dejando tras de sí un reino
    que seguiría devastado muchos años
  74. debido a la guerra de Meadhbh.