YouTube

Got a YouTube account?

New: enable viewer-created translations and captions on your YouTube channel!

Spanish subtitles

← Cómo un puñado de pueblos pesqueros impulsó una revolución en la conservación marina

Get Embed Code
20 Languages

Showing Revision 15 created 11/17/2019 by Sebastian Betti.

  1. Soy biólogo marino
  2. y quiero hablarles
    de la crisis de nuestros océanos,
  3. pero esta vez, no con un mensaje
    que hayan escuchado antes,
  4. sino que voy a contarles
  5. que si la supervivencia de los océanos
    dependiera solo de gente como yo,
  6. de científicos que colaboran
    con publicaciones,
  7. tendríamos peores problemas
    de los que tenemos.
  8. Porque, como científico,
  9. lo más importante que he aprendido
  10. sobre cómo mantener nuestros océanos
    en buen estado y productivos,
  11. no viene de la comunidad académica,
    sino de los pescadores y pescadoras
  12. que viven en algunos de los países
    más pobres del mundo.
  13. Como conservacionista, he aprendido
    que la pregunta más importante no es:
  14. "¿Cómo mantenemos a la gente alejada?",
  15. sino más bien: "¿Cómo nos aseguramos
    de que la población costera del mundo
  16. tenga suficiente para comer?
  17. Nuestros océanos son tan esenciales
    para nuestra propia supervivencia
  18. como lo son la atmósfera,
    nuestros bosques o suelos.
  19. Su asombrosa productividad hace
    de la pesca, junto a la agricultura,
  20. uno de los pilares de la producción
    alimentaria para la humanidad.
  21. Sin embargo, algo ha ido mal.

  22. Estamos abocados
    a una emergencia de extinción
  23. que mi sector ha sido a día de hoy
    rotundamente incapaz de abordar.
  24. En esencia, se trata de una crisis
    muy humana y humanitaria.
  25. El mayor impacto que han sufrido
    hasta ahora nuestros océanos

  26. es la sobrepesca.
  27. Cada año pescamos de forma más intensa,
    más profunda y a mayor distancia.
  28. Cada año pescamos menos peces.
  29. Con todo, la crisis de la sobrepesca
    es una gran paradoja:
  30. innecesaria, evitable
    y del todo reversible,
  31. porque la pesca es uno de los recursos
    más productivos del planeta.
  32. Con las estrategias adecuadas,
    podemos dar marcha atrás a la sobrepesca.
  33. Que no lo hayamos hecho aún
    es, en mi opinión,
  34. uno de los mayores fracasos
    de la humanidad.
  35. No hay ningún lugar donde
    este fracaso sea más evidente

  36. que en las cálidas aguas
    a ambos lados del ecuador.
  37. Los trópicos son el hogar de la mayoría
    de las especies en nuestro océano,
  38. y de la mayoría de personas
    cuya existencia depende de nuestros mares.
  39. Llamamos a estos pescadores y pescadoras
    costeros "pescadores a pequeña escala",
  40. Pero "pequeña escala"
    es un término equívoco
  41. para una flota que comprende más del 90 %
    de los pescadores y pescadoras del mundo.
  42. Su actividad es, por lo general,
    más selectiva y sostenible
  43. que la destrucción indiscriminada
  44. que con demasiada frecuencia
    realizan los grandes barcos industriales.
  45. Esta población costera es la que más
    se beneficia de la conservación porque,
  46. para muchos de ellos, la pesca es lo único
    que los mantiene alejados de la pobreza,
  47. el hambre o la migración forzada,
  48. en países donde el estado
    a menudo no puede ayudar.
  49. Sabemos que la situación es desalentadora:
  50. escasez de recursos
    a la delantera del cambio climático,
  51. el calentamiento del mar,
    arrecifes que mueren,
  52. tormentas catastróficas,
    arrastreros, flotas industriales,
  53. barcos avariciosos de países ricos que
    se llevan más de lo que les corresponde.
  54. La vulnerabilidad extrema
    es lo normal ahora.
  55. Llegué por primera vez a la isla
    de Madagascar hace dos décadas,

  56. con la misión de documentar
    su historia natural marina.
  57. Me cautivaron los arrecifes
    de coral que exploré,
  58. y creía saber cómo protegerlos
  59. porque la ciencia daba
    todas las respuestas:
  60. cerrar la zona de los arrecifes
    de forma permanente;
  61. bastaba con que los pescadores
    costeros pescaran menos.
  62. Me acerqué a los ancianos del pueblo,
    aquí, en Andavadoaka.
  63. y recomendé que cerraran los arrecifes
    de coral más diversos y en mejor estado
  64. a toda forma de pesca
  65. para crear un refugio que ayudara
    a la recuperación de reservas
  66. porque, como dice la ciencia,
    después de unos cinco años
  67. las poblaciones de peces en esos refugios
    serían mucho mayores,
  68. al reponer las zonas de pesca exteriores,
  69. lo que favorecería a todo el mundo.
  70. La conversación no fue muy bien.

  71. (Risas)

  72. Tres cuartas partes de los 27 millones
    de habitantes de Madagascar

  73. viven con menos de dos dólares al día.
  74. Mi sincera petición
    por una disminución de la pesca
  75. no tuvo en cuenta
    lo que esto podría suponer
  76. para quienes dependen
    de ella para sobrevivir.
  77. Significaba más recortes;
    una restricción, más que una solución.
  78. ¿Qué supone proteger una larga lista
    de nombres de especies latinas
  79. para Resaxx,
  80. una mujer de Andavadoaka
    que pesca todos los días
  81. para dar de comer y enviar
    a sus nietos a la escuela?
  82. Ese rechazo inicial me enseñó
    que la conservación es, en esencia,
  83. una travesía de plena atención,
  84. es entender las dificultades y problemas
    que las comunidades enfrentan
  85. debido a su dependencia de la naturaleza.
  86. Esta idea fue el impulso de mi trabajo
  87. y se convirtió en una organización
    que aportó un nuevo enfoque
  88. a la conservación marina,
  89. mediante la recuperación de la pesca
    junto a las comunidades costeras.
  90. Tanto entonces como ahora,
    el trabajo comenzó escuchando,
  91. y lo que aprendimos nos sorprendió.
  92. De vuelta en el seco sur de Madagascar

  93. descubrimos que una especie
    era importantísima para los lugareños:
  94. este singular pulpo.
  95. Descubrimos que el aumento de la demanda
    estaba agotando un sustento económico.
  96. Pero también descubrimos que este animal
    crece asombrosamente rápido,
  97. duplicando su peso en uno o dos meses.
  98. Comprendimos que la protección
    de una pequeña zona de pesca
  99. durante unos pocos meses
  100. podría dar lugar a aumentos
    drásticos en las capturas,
  101. lo suficiente como para mejorar
    el rendimiento de esta comunidad
  102. en un plazo que podría resultar aceptable.
  103. La comunidad así lo creyó,
  104. y optó por cerrar temporalmente
    una pequeña zona de arrecife
  105. a la pesca del pulpo,
  106. mediante un código social tradicional:
  107. invocar la bendición de los ancestros
    para evitar la pesca furtiva.
  108. Cuando se reinició la pesca
    en el arrecife seis meses después,
  109. nadie estaba preparado
    para lo que iba a suceder.
  110. Las capturas se dispararon,
  111. hombres y mujeres pescaban
    más pulpos, y más grandes,
  112. de lo que nadie había visto en años.
  113. Los pueblos vecinos
    vieron el auge en la pesca
  114. y establecieron sus propias vedas,
  115. extendiendo el modelo de forma viral
    a lo largo de cientos de km de costa.
  116. Cuando comprobamos las cifras,
  117. vimos que estas comunidades,
    entre las más pobres del mundo,
  118. habían hallado la manera de duplicar
    sus ingresos en cuestión de meses,
  119. pescando menos.
  120. Imaginen una cuenta de ahorros
  121. de la que retiran la mitad de su saldo
    cada año y sus ahorros siguen creciendo.
  122. No hay otra oportunidad
    de inversión en el mundo
  123. que pueda ofrecer de forma fiable
    lo que la pesca proporciona.
  124. Pero la verdadera magia
    trascendió al beneficio,

  125. porque en estas comunidades se producía
    una transformación mucho más radical.
  126. Estimulados por el aumento
    de las capturas,
  127. los líderes de Andavadoaka se asociaron
    con dos docenas de comunidades vecinas
  128. para establecer una amplia
    zona de conservación
  129. a lo largo de docenas de millas de costa.
  130. Prohibieron la pesca
    con veneno y mosquiteros
  131. y reservaron refugios permanentes
  132. cerca de arrecifes de coral
    y manglares amenazados
  133. que incluían, para mi sorpresa,
  134. los mismos lugares
    que había señalado dos años antes,
  135. cuando mi sermón por la protección marina
    fue tan rotundamente rechazado.
  136. Crearon un área protegida
    dirigida por la comunidad,
  137. un sistema democrático
    para la gobernanza marina local
  138. del todo impensable
    apenas unos años antes.
  139. Y no se detuvieron ahí:

  140. en cinco años, habían garantizado
    los derechos legales del estado
  141. para controlar más de 500 kilómetros
    cuadrados de océano,
  142. eliminando los destructivos
    arrastreros industriales de las aguas.
  143. Diez años después, asistimos a la
    recuperación de los arrecifes vitales
  144. dentro de esos refugios.
  145. Las comunidades reclaman
    un mayor reconocimiento
  146. del derecho a la pesca
  147. y precios más justos
    que recompensen la sostenibilidad.
  148. Pero eso es solo
    el comienzo de la historia,

  149. porque este puñado de aldeas de pescadores
  150. ha desencadenado una revolución
    de conservación marina
  151. que se ha extendido
    a lo largo de miles de kilómetros,
  152. y ha afectado a cientos
    de miles de personas.
  153. Ahora, en Madagascar,
  154. cientos de espacios
    son gestionados por comunidades
  155. que usan un modelo conservacionista
    basado en los derechos humanos
  156. a todo tipo de pesca, desde el cangrejo
    de río hasta la caballa.
  157. El modelo ha cruzado las fronteras
    del este de África y el océano Índico
  158. y ahora va de isla en isla
    hasta el sudeste asiático.
  159. De Tanzania a Timor Oriental,
    de India a Indonesia,
  160. obtenemos el mismo resultado:
  161. con una buena planificación,
    la conservación marina cosecha dividendos
  162. que no se limitan
    a la protección de la naturaleza;
  163. mejoran las capturas
  164. y provocan oleadas de cambios sociales
    a lo largo de todo el litoral,
  165. fortaleciendo la confianza, la cooperación
    y la capacidad de las comunidades
  166. para enfrentarse a la injusticia
    de la pobreza y el cambio climático.
  167. He tenido el privilegio
    de dedicar mi vida profesional

  168. a impulsar y vincular estos cambios
    a lo largo de los trópicos,
  169. y he aprendido que,
    como conservacionistas,
  170. nuestra meta debe ser ganar a gran escala,
  171. no reducir las pérdidas de forma pausada.
  172. Tenemos que aprovechar
    esta oportunidad global
  173. para reestructurar la pesca:
  174. con trabajadores sobre el terreno
    que se solidaricen con las comunidades
  175. y formen vínculos que las ayuden
    a actuar y aprender unas de otras;
  176. con gobiernos y abogados
    que trabajen con las comunidades
  177. para garantizar los derechos
    de gestión de sus actividades;
  178. dando prioridad a la seguridad
    alimentaria y laboral local
  179. por encima de todos los intereses
    que compiten en la economía oceánica;
  180. retirando las ayudas a flotas industriales
    grotescamente sobrestimadas
  181. y manteniendo a esos buques
    industriales extranjeros
  182. fuera de las aguas costeras.
  183. Necesitamos sistemas de datos flexibles
  184. que pongan la ciencia
    al alcance de las comunidades
  185. para mejorar la conservación de
    las especies o hábitats en cuestión.
  186. Necesitamos que los organismos
    de cooperación, los donantes
  187. y el sector de la conservación
  188. eleven su ambición
    a la escala de inversión
  189. de inmediato requerida
    para llevar a cabo esta labor.
  190. Y para llegar a eso,
  191. necesitamos reinventar
    la conservación marina
  192. como una narrativa
    de abundancia y empoderamiento,
  193. no de austeridad y alienación;
  194. un cambio liderado por la gente
  195. que depende de mares saludables
    para su supervivencia,
  196. no por valores científicos abstractos.
  197. Por supuesto que regular la sobrepesca

  198. es solo un paso hacia
    la reparación de nuestros océanos.
  199. El horror del calentamiento,
    la acidificación y la contaminación
  200. va en aumento.
  201. Pero es un gran paso.
  202. Un paso que podemos tomar hoy,
    y que dará un impulso muy necesario
  203. a quienes buscan soluciones
    que pueden extenderse
  204. a otras dimensiones
    de nuestra emergencia oceánica.
  205. Nuestros logros impulsan los suyos.
  206. Si nos dejamos llevar por el desánimo,
  207. se acabó el juego.
  208. Afrontamos los retos
    abordándolos de uno a uno.
  209. Nuestra abrumadora dependencia
    en nuestros océanos

  210. es la solución que permanecía
    oculta a simple vista,
  211. porque no hay nada de pequeño
    en los pescadores a pequeña escala.
  212. Son cien millones de personas
    y alimentan a miles de millones.
  213. Este ejército de conservacionistas
    de a pie es el que tiene más que perder.
  214. Solo ellos tienen el conocimiento
    y el alcance global necesarios
  215. para redefinir nuestra relación
    con nuestros océanos.
  216. Ayudarles a conseguirlo

  217. es la acción más importante
    que podemos tomar
  218. para conservar nuestros océanos.
  219. Gracias.

  220. (Aplausos)