Return to Video

Tres antiguas teorías descabelladas y divertidas sobre la migración de las aves

  • 0:09 - 0:13
    En mayo de 1822, el conde
    Christian Ludwig von Bothmer
  • 0:13 - 0:18
    derribó una cigüeña que sobrevolaba
    su castillo al norte de Alemania.
  • 0:18 - 0:23
    Sin embargo, no fue el primero
    en intentar cazar esa ave en particular.
  • 0:23 - 0:26
    Al recoger la cigüeña, von Bothmer
  • 0:26 - 0:30
    descubrió que había sido empalada
    por una lanza de madera de casi 1 metro.
  • 0:30 - 0:34
    Un profesor de la zona determinó
    que el arma provenía de África,
  • 0:35 - 0:39
    lo que indicaba que, de algún modo,
    esta cigüeña había sido empalada en África
  • 0:39 - 0:44
    y luego volado más de 2500 kilómetros
    hasta el castillo del conde.
  • 0:44 - 0:46
    Este impresionante viaje
  • 0:46 - 0:49
    no fue evidencia únicamente
    de la resiliencia de la cigüeña,
  • 0:49 - 0:51
    fue también una pista esencial
  • 0:51 - 0:54
    para resolver el misterio que
    atormentó a los científicos por siglos:
  • 0:55 - 0:58
    la desaparición estacional de las aves.
  • 0:58 - 0:59
    Los naturalistas de antaño
  • 0:59 - 1:03
    tenían varias teorías para explicar
    este acto anual de desaparición
  • 1:03 - 1:05
    que conocemos hoy como migración.
  • 1:06 - 1:11
    El mismísimo Aristóteles propuso
    tres ideas especialmente populares.
  • 1:11 - 1:13
    De acuerdo con una de las teorías,
  • 1:13 - 1:17
    las aves transformaban
    su cuerpo según la estación.
  • 1:17 - 1:20
    Por ejemplo, se pensaba
    que la curruca mosquitera de verano
  • 1:20 - 1:24
    se transformaba en curruca
    capirotada cada invierno.
  • 1:24 - 1:27
    En realidad, estas aves
    pertenecen a dos especies diferentes,
  • 1:27 - 1:32
    similares en forma y tamaño,
    pero que nunca aparecen al mismo tiempo.
  • 1:32 - 1:36
    En los siglos siguientes, se dijo
    que las aves se transformaban en humanos,
  • 1:36 - 1:40
    plantas e incluso
    en las maderas de los barcos.
  • 1:40 - 1:42
    Esta última transmutación
  • 1:42 - 1:45
    fue especialmente popular
    entre el clero cristiano.
  • 1:46 - 1:48
    Si la barnacla cariblanca
    estaba hecha realmente de madera,
  • 1:49 - 1:54
    podían considerarse vegetarianos
    y comerla durante los ayunos sin carne.
  • 1:54 - 1:58
    La segunda e incluso más perdurable
    hipótesis de Aristóteles
  • 1:58 - 2:00
    era que las aves hibernan.
  • 2:00 - 2:02
    Esto no es tan descabellado.
  • 2:02 - 2:06
    Algunas especies sí duermen
    profundamente durante periodos breves
  • 2:06 - 2:09
    en los que su ritmo cardíaco
    y su metabolismo disminuyen.
  • 2:09 - 2:12
    Y existe al menos un ave
    que realmente hiberna:
  • 2:12 - 2:14
    el tapacamino tevíi
  • 2:14 - 2:17
    duerme durante el invierno
    en el desierto de Norteamérica.
  • 2:17 - 2:18
    Pero los investigadores
  • 2:18 - 2:21
    propusieron otras formas de hibernación
    mucho más descabelladas
  • 2:21 - 2:24
    hasta mediados del siglo XIX.
  • 2:24 - 2:29
    Se decía que la andorina perdía
    sus plumas e hibernada en huecos,
  • 2:29 - 2:33
    o que dormía durante todo el invierno
    en el fondo de los lagos y ríos.
  • 2:34 - 2:37
    La última teoría de Aristóteles
    era mucho más razonable
  • 2:37 - 2:40
    y se asemeja un poco
    a la migración como la conocemos.
  • 2:40 - 2:44
    Sin embargo, esta idea
    también se llevó a los extremos.
  • 2:45 - 2:49
    En 1666, el principal defensor
    de la hipótesis de la migración
  • 2:49 - 2:53
    estaba convencido de que cada invierno
    las aves volaban a la Luna.
  • 2:53 - 2:56
    Puede parecer extraño
    que investigadores reconocidos
  • 2:56 - 2:58
    considerasen ideas tan extravagantes.
  • 2:58 - 3:01
    Pero, para ser justos,
    la verdadera historia sobre la migración
  • 3:01 - 3:05
    puede ser incluso más inverosímil
    que las teorías más descabelladas.
  • 3:05 - 3:09
    Aproximadamente, 20 % de todas
    las especies de aves migran cada año
  • 3:09 - 3:13
    por todo el mundo en busca
    de climas más cálidos y comida fresca.
  • 3:13 - 3:16
    Para las aves que pasan el verano
    en el hemisferio norte,
  • 3:16 - 3:22
    este viaje puede ser de unos 700
    a más de 17 000 kilómetros,
  • 3:22 - 3:26
    y algunos vuelos duran hasta cuatro meses.
  • 3:26 - 3:29
    Las aves que migran sobre los océanos
  • 3:29 - 3:33
    pueden volar sin detenerse
    durante más de 100 horas.
  • 3:33 - 3:37
    Duermen y comen en pleno vuelo,
    y sobrevuelan el vasto océano
  • 3:37 - 3:40
    a la luz de las estrellas,
    con fuertes vientos
  • 3:40 - 3:42
    y a merced del campo
    magnético de la Tierra.
  • 3:42 - 3:45
    Rastrear las especificidades
    de estas expediciones épicas
  • 3:45 - 3:47
    es extremadamente difícil.
  • 3:47 - 3:51
    Y si bien las aves suelen tomar
    la ruta más directa posible,
  • 3:51 - 3:55
    las tormentas y las construcciones humanas
    pueden alterar sus caminos,
  • 3:55 - 3:58
    lo que complica aún más nuestros intentos
    de trazar su recorrido migratorio.
  • 3:59 - 4:03
    Por suerte, la cigüeña del conde
    von Bothmero constituyó una prueba física
  • 4:03 - 4:07
    no solamente de que las cigüeñas europeas
    migran al sur durante el invierno,
  • 4:07 - 4:10
    sino además del lugar exacto
    adonde migraban.
  • 4:10 - 4:12
    Los ornitólogos de todo el continente
  • 4:12 - 4:15
    estaban entusiasmados por mapear
    la trayectoria de este vuelo,
  • 4:15 - 4:18
    entre ellos, Johannes Thienemann,
  • 4:18 - 4:22
    dueño del primer observatorio
    permanente de aves del mundo.
  • 4:22 - 4:26
    Thienemann era uno de los principales
    defensores del estudio de las aves.
  • 4:26 - 4:29
    Y para resolver el misterio
    más grande de la disciplina,
  • 4:29 - 4:33
    reclutó a un ejército
    de voluntarios de toda Alemania.
  • 4:33 - 4:39
    Su equipo colocó en las patas
    de 2000 cigüeñas anillos de aluminio
  • 4:39 - 4:43
    en los que figuraba un número único
    y la dirección de sus oficinas.
  • 4:43 - 4:47
    Luego, publicitó la iniciativa
    tanto como pudo.
  • 4:47 - 4:52
    Tenía la esperanza de que la noticia
    del experimento llegara a África
  • 4:52 - 4:54
    y que quienes encontraran los anillos
  • 4:54 - 4:57
    supieran dónde enviarlos
    con más información.
  • 4:57 - 5:01
    Pues desde 1908 hasta 1913,
  • 5:01 - 5:05
    Thienemann recibió 178 anillos,
  • 5:05 - 5:08
    48 de los cuales
    fueron encontrados en África.
  • 5:08 - 5:09
    Con esta información,
  • 5:10 - 5:13
    trazó la primera ruta
    migratoria que existió,
  • 5:13 - 5:18
    y estableció, por último, que las cigüeñas
    efectivamente no vuelan a la Luna.
Title:
Tres antiguas teorías descabelladas y divertidas sobre la migración de las aves
Speaker:
Lucy Cooke
Description:

Mira la lección completa en https://ed.ted.com/lessons/3-bizarre-and-delightful-ancient-theories-about-bird-migration-lucy-cooke

En 1822, el conde Christian Ludwig von Bothmer derribó una cigüeña. Sin embargo, esta ave ya había sido empalada por una lanza de madera de casi 1 metro. La cigüeña había sido empalada en África y luego volado más de 2500 kilómetros. Este impresionante viaje fue una pista esencial para resolver el misterio que había atormentado a los científicos durante por siglos: la desaparición estacional de las aves. Lucy Cooke nos cuenta el descubrimiento de la migración de las aves.

[Dirigido por Visorama, narrado por Addison Anderson, música de Bamm Bamm Wolfgang & Gavin Dodds.]

more » « less
Video Language:
English
Team:
TED
Project:
TED-Ed
Duration:
05:20

Spanish subtitles

Revisions