Return to Video

Conoce al inventor de la hoja de cálculo electrónica

  • 0:01 - 0:04
    ¿Cuántos de Uds. han usado
    una hoja de cálculo electrónica,
  • 0:04 - 0:05
    como Microsoft Excel?
  • 0:06 - 0:07
    Muy bien.
  • 0:08 - 0:12
    Ahora, ¿cuántos han dirigido un negocio
    con una hoja de cálculo a mano,
  • 0:12 - 0:15
    como hizo mi padre en su pequeña
    imprenta en Filadelfia?
  • 0:16 - 0:17
    Muchos menos.
  • 0:18 - 0:21
    Bueno, así se hizo
    durante cientos de años.
  • 0:21 - 0:24
    A principios de 1978,
    empecé a trabajar en una idea
  • 0:25 - 0:27
    que al final se convirtió en VisiCalc.
  • 0:27 - 0:29
    Y al año siguiente se distribuyó
  • 0:29 - 0:32
    en algo nuevo llamado
    computadora personal Apple II.
  • 0:33 - 0:37
    Podría decirse que las cosas realmente
    habían cambiado, 6 años después,
  • 0:37 - 0:39
    The Wall Street Journal
    publicó una editorial
  • 0:40 - 0:43
    que suponía que uno conocía VisiCalc
    y quizá incluso la usaba.
  • 0:44 - 0:47
    Steve Jobs en 1990
  • 0:47 - 0:50
    dijo que las "hojas de cálculo
    impulsaron la industria".
  • 0:51 - 0:55
    "VisiCalc impulsó el éxito de Apple
    más que cualquier otro acontecimiento".
  • 0:55 - 0:57
    En una nota más personal,
  • 0:58 - 1:01
    Steve dijo "Si VisiCalc se hubiese
    escrito para alguna otra computadora,
  • 1:01 - 1:03
    quizá estarías entrevistando
    a otra persona en este momento".
  • 1:03 - 1:10
    VisiCalc fue instrumental para llevar
    las PC a los escritorios de negocios.
  • 1:10 - 1:11
    ¿Cómo ocurrió?
  • 1:12 - 1:15
    ¿Cómo fue? ¿Qué tuve que pasar
    para hacer que fuera lo que fue?
  • 1:16 - 1:21
    Bueno, primero aprendí a programar
    en 1966, a mis 15 años,
  • 1:21 - 1:24
    un par de meses después de esta foto.
  • 1:24 - 1:27
    Pocos estudiantes de secundaria tenían
    acceso a computadoras en esos días.
  • 1:28 - 1:31
    Pero con suerte y mucha perseverancia,
  • 1:31 - 1:33
    pude tener tiempo de cómputo
    en la ciudad.
  • 1:34 - 1:39
    Tras dormir en el lodo en Woodstock,
    fui al MIT a la universidad,
  • 1:40 - 1:43
    donde, para ganar dinero,
    trabajé en el Proyecto Multics.
  • 1:43 - 1:48
    Multics era un sistema interactivo
    pionero de tiempo compartido.
  • 1:48 - 1:52
    ¿Han oído hablar de Linux
    y los sistemas operativos Unix?
  • 1:52 - 1:53
    Surgieron de Multics.
  • 1:53 - 1:56
    Trabajé en las versiones de Multics
  • 1:56 - 1:59
    de lo que se conoce como
    lenguajes informáticos interpretados,
  • 1:59 - 2:02
    usados por personas en campos
    no computacionales
  • 2:02 - 2:05
    para hacer sus cálculos
    en una terminal informática.
  • 2:06 - 2:08
    Después de graduarme del MIT,
  • 2:08 - 2:11
    Fui a trabajar a
    Digital Equipment Corporation.
  • 2:11 - 2:14
    En DEC, trabajé en software
  • 2:15 - 2:17
    en el área nueva de
    tipografía computarizada.
  • 2:18 - 2:22
    Ayudé a los periódicos a reemplazar las
    máquinas de escribir de sus periodistas
  • 2:22 - 2:23
    por terminales de computadora.
  • 2:24 - 2:25
    Escribía el software
  • 2:25 - 2:29
    y luego salía al campo a lugares
    como The Kansas City Star,
  • 2:29 - 2:31
    donde entrenaba a los usuarios
    y obtenía retroalimentación.
  • 2:31 - 2:33
    Fue una experiencia del mundo real
  • 2:33 - 2:36
    muy diferente a lo que vi
    en el laboratorio del MIT.
  • 2:38 - 2:40
    Después de eso, fui jefe de proyecto
  • 2:41 - 2:45
    del primer procesador de texto de DEC,
    nuevamente un nuevo campo.
  • 2:46 - 2:51
    Como con la tipografía, lo importante
    era crear una interfaz de usuario
  • 2:51 - 2:55
    natural y eficiente para que usaran
    personas que no usaban computadoras.
  • 2:56 - 3:00
    Después de estar en DEC, trabajé
    para una pequeña empresa que hacía
  • 3:00 - 3:06
    cajas registradoras con microprocesadores
    para casas de comida rápida.
  • 3:07 - 3:11
    Pero siempre había querido crear
    una empresa con mi amigo Bob Frankston
  • 3:11 - 3:13
    que conocí en el proyecto
    Multics en el MIT.
  • 3:13 - 3:17
    Decidí volver a estudiar para aprender
    lo que pudiera sobre negocios.
  • 3:17 - 3:20
    Y en el otoño de 1977,
  • 3:20 - 3:23
    entré en el programa de MBA en
    la Escuela de Negocios de Harvard.
  • 3:24 - 3:26
    Yo era uno del poco porcentaje
    de estudiantes
  • 3:26 - 3:29
    que tenía formación en
    programación de computadoras.
  • 3:30 - 3:33
    Hay una foto mía del anuario
    sentado en la primera fila.
  • 3:33 - 3:34
    (Risas)
  • 3:34 - 3:37
    Ahora, en Harvard, aprendíamos
    mediante el método por casos.
  • 3:37 - 3:39
    Analizábamos tres casos al día.
  • 3:39 - 3:45
    Los casos tienen decenas de páginas
    con situaciones de negocio particulares.
  • 3:46 - 3:50
    A menudo tienen exposiciones,
    y estas suelen tener palabras y números
  • 3:50 - 3:53
    diseñados de manera que tenga sentido
    para la situación particular.
  • 3:54 - 3:56
    Por lo general son algo diferentes.
  • 3:56 - 3:57
    Esta es mi tarea.
  • 3:57 - 4:00
    Nuevamente, números, palabras,
    en formas que tuvieran sentido.
  • 4:00 - 4:04
    Muchos cálculos, usábamos mucho
    nuestras calculadoras.
  • 4:05 - 4:07
    De hecho, esta es mi calculadora.
  • 4:08 - 4:11
    Para Halloween, fui disfrazado
    de calculadora.
  • 4:11 - 4:12
    (Risas)
  • 4:14 - 4:17
    Al principio de cada clase,
    el profesor llamaba a alguien
  • 4:17 - 4:18
    para presentar el caso.
  • 4:19 - 4:22
    Explicaban lo que ocurría
  • 4:22 - 4:26
    y luego dictaban información
    que el profesor transcribía
  • 4:26 - 4:29
    en las muchas pizarras motorizadas
    del frente de la clase,
  • 4:29 - 4:30
    y luego teníamos una discusión.
  • 4:30 - 4:35
    Una de las cosas realmente frustrantes
    tras haber hecho toda tu tarea,
  • 4:35 - 4:38
    era al otro día darte cuenta
    de que habías cometido un error
  • 4:38 - 4:40
    y todas las cuentas siguientes
    estaban mal.
  • 4:40 - 4:42
    Y no podías participar.
  • 4:42 - 4:44
    Y nos puntuaban por
    la participación en clase.
  • 4:45 - 4:50
    Sentado allí con otras 87 personas
    en clase, soñé mucho despierto.
  • 4:51 - 4:55
    La mayoría de los programadores en
    esa época trabajaba en mainframes,
  • 4:55 - 5:01
    hacían sistemas de inventario, sistemas
    de nómina y sistemas de pago de facturas.
  • 5:02 - 5:04
    Pero yo había trabajado en
    procesamiento interactivo de textos
  • 5:04 - 5:06
    y en computación personal a la carta.
  • 5:06 - 5:10
    En vez de pensar en impresiones
    de papel y tarjetas perforadas,
  • 5:11 - 5:14
    imaginé una pizarra mágica
  • 5:14 - 5:17
    en la que si uno borraba un número
    y escribía algo nuevo,
  • 5:17 - 5:20
    los otros números cambiaban
    de manera automática,
  • 5:20 - 5:22
    como el procesamiento de palabras
    pero con números.
  • 5:23 - 5:27
    Imaginé que mi calculadora tenía
    un ratón en la parte inferior
  • 5:27 - 5:30
    y una pantalla como un avión de combate.
  • 5:31 - 5:35
    Podía escribir algunos números,
    marcarlos y presionar el botón de suma.
  • 5:35 - 5:39
    Y en medio de una negociación
    podía obtener la respuesta.
  • 5:39 - 5:42
    Ahora tenía que convertir
    mi fantasía en realidad.
  • 5:43 - 5:45
    Mi padre me enseñó sobre prototipos.
  • 5:46 - 5:47
    Me mostró maquetas
  • 5:47 - 5:51
    que había hecho para averiguar
    la ubicación en la página
  • 5:51 - 5:53
    de las cosas para los folletos
    que estaba imprimiendo.
  • 5:53 - 5:56
    Las usaba para tener
    retroalimentación de los clientes
  • 5:56 - 6:00
    y verificación antes de enviar
    el trabajo a la imprenta.
  • 6:00 - 6:06
    Hacer una versión simple que funciona
    de lo que se intenta construir
  • 6:06 - 6:08
    obliga a descubrir problemas clave.
  • 6:09 - 6:13
    Y permite encontrar soluciones
    menos costosas a esos problemas.
  • 6:14 - 6:16
    Así que decidí crear un prototipo,
  • 6:17 - 6:21
    con una terminal de video conectada al
    sistema de tiempo compartido de Harvard
  • 6:21 - 6:23
    y me puse a trabajar.
  • 6:23 - 6:26
    Uno de los primeros problemas
    que encontré fue:
  • 6:26 - 6:29
    ¿Cómo representar los valores
    en las fórmulas?
  • 6:29 - 6:31
    Les mostraré qué quiero decir.
  • 6:32 - 6:34
    Pensé que uno apuntaba a algún lado,
  • 6:34 - 6:37
    escribía alguna palabra,
    luego ingresaba algo en otro sitio,
  • 6:37 - 6:41
    ingresaba números y más números,
    apuntaba dónde quería la respuesta.
  • 6:41 - 6:44
    Y luego apuntaba al primero, presionaba
    menos, apuntaba al segundo,
  • 6:44 - 6:46
    y obtenía el resultado.
  • 6:46 - 6:50
    El problema era:
    ¿Qué debo poner en la fórmula?
  • 6:50 - 6:52
    Tenía que ser algo que
    la computadora supiera.
  • 6:52 - 6:54
    Y si miramos la fórmula,
  • 6:54 - 6:57
    debía saber a qué lugar de
    la pantalla hacía referencia.
  • 6:58 - 7:01
    Lo primero que pensé fue
    cómo lo haría un programador.
  • 7:01 - 7:03
    La primera vez que apuntabas a algo,
  • 7:03 - 7:05
    la computadora pedía que
    ingreses un nombre único.
  • 7:07 - 7:11
    Era bastante fácil de ver rápidamente
    que sería algo tedioso.
  • 7:11 - 7:14
    La computadora tenía que inventar
    por dentro el nombre de forma automática.
  • 7:15 - 7:19
    Así que pensé, ¿por qué no hacerlo
    en el orden en que se crean?
  • 7:19 - 7:22
    Probé eso. Valor 1, valor 2.
  • 7:22 - 7:25
    Bastante rápidamente vi que
    con más de unos pocos valores
  • 7:25 - 7:27
    nunca recordaría dónde estarían
    las cosas en la pantalla.
  • 7:27 - 7:33
    Luego dije, ¿por qué en vez de
    permitir poner valores por doquier
  • 7:33 - 7:34
    no lo restrinjo a una grilla?
  • 7:35 - 7:37
    Luego uno apunta a una celda,
  • 7:37 - 7:40
    la computadora pondría el nombre
    con la fila y la columna.
  • 7:41 - 7:47
    Y, si lo hacía como un mapa y ponía ABC
    arriba y los números a un lado,
  • 7:47 - 7:50
    si uno veía B7 en una fórmula,
  • 7:50 - 7:52
    sabría exactamente
    dónde estaba en la pantalla.
  • 7:53 - 7:57
    Y si uno tenía que ingresar
    la fórmula, sabría qué hacer.
  • 7:57 - 8:01
    Restringirse a la grilla
    ayudaba a resolver el problema.
  • 8:01 - 8:07
    También abría nuevas capacidades,
    como tener rangos de celdas.
  • 8:07 - 8:09
    Pero no era demasiado restrictiva...
  • 8:09 - 8:13
    uno podía poner cualquier valor,
    cualquier fórmula, en cualquier celda.
  • 8:14 - 8:18
    Y de ese modo lo hacemos hasta hoy,
    casi 40 años después.
  • 8:19 - 8:23
    Con mi amigo Bob decidimos
    construir este producto juntos.
  • 8:23 - 8:27
    Yo trabajé más en cómo exactamente
    funcionaría el programa.
  • 8:27 - 8:30
    Escribí una tarjeta de referencia
    como documentación.
  • 8:31 - 8:35
    También me ayudó a asegurar que
    la interfaz de usuario que definí
  • 8:35 - 8:39
    pudiera explicarse de manera concisa
    y clara para personas comunes.
  • 8:40 - 8:45
    Bob trabajó en el ático del apartamento
    que alquiló en Arlington, Massachusetts.
  • 8:45 - 8:47
    Este es el interior del ático.
  • 8:48 - 8:51
    Bob compró tiempo en el
    sistema Multics del MIT
  • 8:51 - 8:54
    para escribir el código
    en una terminal como esta.
  • 8:54 - 8:58
    Y luego descargaba versiones de prueba
    a una Apple II prestada
  • 8:58 - 9:01
    a través de una línea telefónica
    que usaba un acoplador acústico,
  • 9:01 - 9:02
    y luego probábamos.
  • 9:03 - 9:08
    Para una de estas pruebas preparé
    este caso sobre el Desafío Pepsi.
  • 9:09 - 9:12
    La impresión todavía no funcionaba,
    así que tuve que copiar todo.
  • 9:12 - 9:15
    Guardar no funcionaba,
    por eso cada vez que se colgaba,
  • 9:15 - 9:18
    tenía que volver a escribir
    las fórmulas una y otra vez.
  • 9:18 - 9:22
    Al día siguiente en clase, levanté
    la mano; me llamaron y presenté el caso.
  • 9:22 - 9:26
    Presenté proyecciones a 5 años.
    Presenté todo tipo de escenarios.
  • 9:26 - 9:30
    El caso fue un éxito.
    VisiCalc ya era útil.
  • 9:30 - 9:33
    El profesor dijo: "¿Cómo lo hiciste?"
  • 9:33 - 9:36
    Bueno, no quería contarle
    sobre el programa secreto.
  • 9:36 - 9:38
    (Risas)
  • 9:38 - 9:40
    Por eso le dije: "Tomé esto y sumé esto
  • 9:40 - 9:42
    y lo multipliqué por esto y resté eso".
  • 9:42 - 9:44
    Él dijo: "Bueno, ¿por qué
    no usaste una proporción?"
  • 9:44 - 9:47
    Dije: "¡Ah! Una proporción...
    ¡No habría sido tan exacto!"
  • 9:47 - 9:50
    Lo que no dije fue: "La división
    todavía no funciona".
  • 9:50 - 9:53
    (Risas)
  • 9:53 - 9:57
    Finalmente, sin embargo,
    ultimamos VisiCalc
  • 9:57 - 9:59
    como para mostrarla en público.
  • 9:59 - 10:01
    Mi padre imprimió una muestra
    de tarjeta de referencia
  • 10:01 - 10:03
    que podríamos usar como
    material de marketing.
  • 10:04 - 10:10
    En junio de 1979, nuestro editor
    anunció VisiCalc al mundo,
  • 10:10 - 10:14
    en un pequeño stand de la Conferencia
    National de Computadoras en Nueva York.
  • 10:15 - 10:19
    The New York Times sacó un artículo
    humorístico sobre la conferencia.
  • 10:19 - 10:22
    "Las máquinas realizan algo
    semejante a ritos religiosos...
  • 10:22 - 10:23
    Conforme los creyentes se congregan,
  • 10:23 - 10:26
    los pintores en la sala Coliseo
    aportan al panteón,
  • 10:26 - 10:30
    ponen "VISICALC" minuciosamente
    en gigante negro sobre amarillo.
  • 10:30 - 10:31
    ¡Loas a VISICALC!"
  • 10:32 - 10:35
    (Con sorpresa) New York Times:
    ¡Loas a VISICALC!"
  • 10:35 - 10:37
    (Risas)
  • 10:37 - 10:41
    Esa fue la última mención
    a la hoja de cálculo electrónica
  • 10:41 - 10:45
    en la prensa empresarial popular
    durante unos dos años.
  • 10:45 - 10:47
    Algunos no lo entendieron entonces.
  • 10:47 - 10:48
    Pero algunos sí.
  • 10:49 - 10:53
    En octubre de 1979, lanzamos VisiCalc.
  • 10:54 - 10:57
    Tenía este embalaje.
  • 10:57 - 10:59
    Y así lucía en la Apple II.
  • 11:00 - 11:02
    El resto, como dicen, es historia.
  • 11:02 - 11:04
    Tengo mucho más para contar,
  • 11:04 - 11:07
    pero tendrá que ser otro día.
  • 11:07 - 11:09
    Una cosa, sin embargo, recuerda Harvard.
  • 11:09 - 11:11
    Este es el aula.
  • 11:11 - 11:15
    Pusieron una placa para
    conmemorar lo ocurrido allí.
  • 11:16 - 11:18
    (Aplausos)
  • 11:24 - 11:28
    Pero también sirve de recordatorio
    de que Uds., también,
  • 11:28 - 11:33
    deben tomar su propia formación,
    habilidades y necesidades
  • 11:33 - 11:38
    y crear prototipos para descubrir
    y solucionar los problemas clave,
  • 11:38 - 11:40
    y así, cambiar el mundo.
  • 11:41 - 11:42
    Gracias.
  • 11:42 - 11:45
    (Aplausos)
Title:
Conoce al inventor de la hoja de cálculo electrónica
Speaker:
Dan Bricklin
Description:

Dan Bricklin cambió el mundo para siempre cuando desarrolló VisiCalc, la primera hoja de cálculo electrónica y programas clásicos que quizá uses a diario como Microsoft Excel y Google Sheets. Comprueba de la mano de este ingeniero de software y leyenda de la computación el camino de la intrincada red de sus primeros trabajos, sus sueños y las tareas para el hogar que dieron origen a su invención transformacional.

more » « less
Video Language:
English
Team:
TED
Project:
TEDTalks
Duration:
12:00

Spanish subtitles

Revisions Compare revisions