YouTube

Got a YouTube account?

New: enable viewer-created translations and captions on your YouTube channel!

Spanish subtitles

← ¿Qué puede enseñarnos sobre las pandemias vacunar a murciélagos vampiro?

Get Embed Code
18 Languages

Showing Revision 39 created 12/02/2019 by Sebastian Betti.

  1. La historia que voy a contar hoy,
  2. para mí empezó en 2006.
  3. Fue cuando oí por primera vez sobre
    el brote de una enfermedad misteriosa
  4. que estaba ocurriendo
    en la selva amazónica de Perú.
  5. Las personas que enfermaron
    por esta afección
  6. tenían síntomas horribles, pesadillas.
  7. Tenían dolores de cabeza enormes
  8. no podían comer ni beber.
  9. Algunos incluso estaban alucinando,
  10. confusos y agresivos.
  11. Lo más trágico de todo
  12. era que muchas de las víctimas eran niños.
  13. Y de todos los que enfermaron,
  14. ninguno sobrevivió.
  15. Resultó que lo que estaba
    matando a la gente era un virus,
  16. pero no era el ébola, no era el zika,
  17. ni siquiera era un virus nuevo
    nunca visto por la ciencia.
  18. Estas personas morían
    por un antiguo asesino
  19. que conocemos desde hace siglos.
  20. Se morían por la rabia.
  21. Y todo lo que tenían en común
    era que mientras dormían,
  22. fueron mordidos por el único mamífero
    que se alimenta solo a base de sangre:
  23. el murciélago vampiro.
  24. Este tipo de brotes que saltan
    de murciélagos a personas,

  25. se han vuelto cada vez más comunes
    en el último par de décadas.
  26. En 2003, fue SARS.
  27. Apareció en los mercados
    chinos de animales
  28. y se extendió mundialmente.
  29. Ese virus, como el de Perú, al final
    se remonta a los murciélagos,
  30. que probablemente lo han hospedado,
    sin ser detectado, por siglos.
  31. Entonces, 10 años después, vemos
    aparecer el ébola en el oeste de África,
  32. y eso nos sorprendió a casi todos
  33. porque, de acuerdo con
    la ciencia de esa época
  34. no se suponía que estuviera
    en el oeste de África.
  35. Terminó causando el brote de ébola
    más grande y extendido
  36. en la Historia.
  37. Hay una tendencia inquietante, ¿no?

  38. Los virus mortales están apareciendo
    en lugares donde no podíamos esperar,
  39. y como comunidad de salud global,
  40. nos pisan los talones.
  41. Perseguimos constantemente
    la próxima emergencia viral
  42. en este ciclo perpetuo,
  43. tratando de extinguir epidemias
    después de que ya hayan comenzado.
  44. Con nuevas enfermedades
    que aparecen cada año,
  45. ahora es realmente el momento
  46. en que necesitamos pensar
    qué podemos hacer al respecto.
  47. Si solo esperamos
    a que ocurra otro ébola,
  48. podríamos no ser tan afortunados
    la próxima vez,
  49. enfrentar un virus diferente,
  50. uno más mortal,
  51. que se extienda mejor entre la gente,
  52. o tal vez uno que simplemente
    supere nuestras vacunas,
  53. dejándonos indefensos.
  54. ¿Podemos anticipar las pandemias?

  55. ¿Podemos detenerlas?
  56. Son preguntas difíciles de responder,
  57. y la razón es que las pandemias,
  58. las que se extienden globalmente,
  59. las que realmente queremos anticipar,
  60. en realidad son eventos muy raros.
  61. Y para nosotros, como especie,
    es algo bueno,
  62. es por lo que estamos aquí.
  63. Pero desde el punto de vista científico
    es un pequeño problema.
  64. Eso es porque si algo sucede
    una o dos veces,
  65. no es suficiente para encontrar patrones.
  66. Patrones que podrían decirnos cuándo
    y dónde golpeará la próxima pandemia.
  67. ¿Así que, qué hacemos?
  68. Bueno, creo que una de las soluciones
    que podríamos tener es estudiar los virus
  69. que rutinariamente saltan
    de animales silvestres a personas,
  70. o nuestras mascotas, nuestro ganado,
  71. incluso si no son los mismos virus
  72. que creemos que causarán pandemias.
  73. Si podemos usar esos virus
    asesinos cotidianos
  74. para resolver algunos patrones
  75. de lo que impulsa el salto inicial
    y crucial de una especie a la siguiente,
  76. y, potencialmente,
    cómo podríamos detenerlo,
  77. entonces acabaremos mejor preparados
  78. para aquellos virus que saltan
    entre especies con menos frecuencia
  79. pero representan mayor
    amenaza de pandemia.
  80. Ahora, la rabia, tan terrible como es

  81. resulta ser un virus bastante
    agradable en este caso.
  82. La rabia es un virus mortal y aterrador.
  83. Tiene un 100 % de mortalidad.
  84. Eso significa que si se infecta
    con la rabia y no es tratado pronto,
  85. no hay nada que se pueda hacer.
  86. No hay cura.
  87. Morirá.
  88. Y la rabia tampoco es
    un problema del pasado.
  89. Incluso hoy, la rabia aún mata
    de 50 a 60 000 personas cada año.
  90. Solo pongan ese número en perspectiva.
  91. Imaginen que todo el brote
    de ébola en el oeste de África,
  92. alrededor de dos años y medio,
  93. se resuma a las personas
    que murieron en ese brote
  94. en solo en un año.
  95. Eso es bastante malo.
  96. Pero luego multiplíquelo por cuatro
  97. y eso es lo que ocurre
    con la rabia cada año.
  98. Lo que diferencia a la rabia
    de un virus como el ébola

  99. es que cuando la gente lo contrae
  100. suele no propagarla.
  101. Eso significa que cada vez que
    una persona contrae la rabia
  102. es porque fue mordida
    por un animal rabioso,
  103. y normalmente,
    es un perro o un murciélago.
  104. Pero también significa que
    estos saltos entre especies
  105. que son tan importantes de entender,
    pero raros en la mayoría de virus,
  106. para la rabia, en realidad,
    están sucediendo de a miles.
  107. En cierto modo, la rabia
    es casi como la mosca de la fruta
  108. o el ratón de laboratorio
    de los virus mortales.
  109. Es un virus que podemos usar
    y estudiar para encontrar patrones
  110. y potencialmente probar nuevas soluciones.
  111. Y cuando escuché por primera vez
    sobre este brote de rabia
  112. en la Amazonía peruana,
  113. me pareció algo potencialmente poderoso
  114. porque era un virus que estaba saltando
    de murciélagos a otros animales
  115. con la frecuencia suficiente
    para que podamos anticiparlo...
  116. Quizás incluso detenerlo.
  117. Como estudiante graduado de primer año

  118. con un vago recuerdo de mi clase
    de español en secundaria
  119. salté en un avión y volé a Perú,
  120. buscando murciélagos vampiro.
  121. Y los primeros años de este proyecto
    fueron realmente difíciles.
  122. No faltaron planes ambiciosos
    para librar a Latinoamérica de la rabia.
  123. Pero, al mismo tiempo,
  124. parecía haber un suministro ilimitado
    de deslizamiento de tierra y neumáticos,
  125. apagones, insectos estomacales,
    todos deteniéndome.
  126. Pero eso fue parte del viaje,
  127. trabajando en Sudamérica,
  128. y para mí, era parte de la aventura.
  129. Pero lo que me mantuvo en marcha
  130. era saber que por primera vez
  131. el trabajo que hacía
    podría tener algún impacto real
  132. sobre la vida de la gente a corto plazo.
  133. Y fue lo que más me impactó
  134. cuando salimos al Amazonas
  135. e intentamos atrapar murciélagos vampiro.
  136. Todo lo que teníamos que hacer era
    aparecer en un pueblo y preguntar por ahí
  137. "¿Quién ha sido mordido
    por un murciélago?"
  138. Y la gente alzaba sus manos,
  139. porque en estas comunidades,
  140. ser mordido por un murciélago
    es algo cotidiano,
  141. ocurre cada día.
  142. Y todo lo que teníamos que hacer
    era ir a la casa correcta,
  143. abrir una red
  144. y aparecer por la noche,
  145. y esperar hasta que los murciélagos
    intentaran volar y tomar sangre humana.
  146. Para mí, ver a un niño con una herida
    en la cabeza o sangre en las sábanas
  147. era más que suficiente motivación
  148. para superar cualquier dolor
    logístico o de cabeza
  149. que sintiera ese día.
  150. Sin embargo, como estuvimos
    trabajando toda la noche,

  151. tuve mucho tiempo para pensar
    cómo solucionaría este problema,
  152. y me llamó la atención que
    había dos preguntas candentes.
  153. La primera es que sabemos que
    la gente es mordida todo el tiempo,
  154. pero los brotes de rabia
    no ocurren todo el tiempo,
  155. cada dos años,
    tal vez incluso cada década,
  156. se produce un brote de rabia.
  157. Si pudiéramos anticipar de algún modo
    cómo y cuándo sería el siguiente brote,
  158. esa sería una oportunidad real,
  159. podríamos vacunar a la gente
    con anticipación,
  160. antes de que alguien muera.
  161. Pero la otra cara de la moneda
  162. es que la vacuna es solo una tirita.
  163. Es una estrategia de control de daños.
  164. Por supuesto, es vital e importante
    y tenemos que hacerlo,
  165. pero al final del día,
  166. no importa cuántas vacas,
    cuánta gente vacunemos,
  167. tendremos exactamente la misma
    cantidad de rabia en los murciélagos.
  168. El riesgo real de ser mordido
    no ha cambiado en absoluto
  169. Mi segunda pregunta era esta:
  170. ¿Podíamos de alguna manera
    cortar el virus en su origen?
  171. Si pudiéramos reducir la cantidad
    de rabia en los propios murciélagos,
  172. entonces eso sería un punto de inflexión.
  173. Habíamos estado hablando de cambiar

  174. de una estrategia de control de daños
    a una basada en prevención.
  175. ¿Cómo comenzamos a hacer eso?
  176. Bueno, lo primero que
    necesitábamos entender
  177. era como este virus trabaja
    en su anfitrión natural,
  178. en los murciélagos.
  179. Y es una tarea difícil para
    cualquier enfermedad infecciosa,
  180. particularmente en una especie
    solitaria como los murciélagos,
  181. pero teníamos que empezar
    por algún sitio.
  182. Comenzamos mirando datos históricos.
  183. ¿Cuándo y dónde ocurrieron
    estos brotes en el pasado?
  184. Y quedó claro que la rabia era un virus
  185. que tenía que estar en movimiento.
  186. No podía quedarse quieto.
  187. El virus podría circular en un área
    un año, quizás dos,
  188. pero si no encuentra un nuevo
    grupo de murciélagos que infectar
  189. seguramente se extinguirá.
  190. Con esto, resolvimos la pieza clave
    del desafío de la transmisión de la rabia.
  191. Sabíamos que lidiábamos
    con un virus en movimiento,
  192. pero aún no podíamos decir a dónde iba.
  193. En esencia, quería algo parecido
    a una predicción de Google Maps,

  194. es decir, "¿Cuál es el destino del virus?
  195. ¿Cuál es la ruta que tomará
    para llegar ahí?
  196. ¿Qué tan rápido se moverá?"
  197. Para hacer eso, recurrí
    a los genomas de la rabia.
  198. Verán, la rabia, como muchos otros
    virus, tiene un pequeño genoma,
  199. pero uno que evoluciona
    muy, muy rápido.
  200. Tan rápido que para cuando el virus
    haya pasado de un punto al siguiente,
  201. habrá detectado un par
    de mutaciones nuevas.
  202. Solo debemos conectar los puntos
  203. a través de un árbol evolutivo,
  204. y eso nos dirá dónde estuvo
    el virus en el pasado
  205. y cómo se propagó por el paisaje.
  206. Así que fui y recolecté cerebros de vaca,
  207. porque allí es donde se consigue
    los virus de la rabia.
  208. Y de las secuencias de genoma
    que conseguimos de los virus
  209. de esos cerebros de vaca
  210. pude calcular
  211. que este es un virus que se extiende
    entre 6 y 12 km cada año.
  212. Significa que ahora tenemos
    el límite de velocidad del virus,

  213. pero aún perdiendo otra parte clave
    de por dónde entra en primer lugar.
  214. Para eso necesitaba pensar
    un poco más como un murciélago,
  215. porque la rabia es un virus,
  216. no se mueve por sí solo,
  217. tiene que ser movido
    por su murciélago anfitrión,
  218. necesité pensar sobre qué tan lejos
    volar y con qué frecuencia.
  219. Mi imaginación no llegó a tanto
  220. ni tampoco los rastreadores digitales
    que primero tratamos de ponerles.
  221. No pudimos obtener
    la información que necesitábamos.
  222. En su lugar, recurriremos
    a los patrones de apareamiento.
  223. Podíamos observar ciertas
    partes del genoma
  224. y nos decían que algunos grupos
    de murciélagos se estaban apareando
  225. y otros estaban más aislados.
  226. Y el virus seguía básicamente
    el rastro trazado por sus genomas.
  227. Sin embargo, uno de estos trazados
    destacó por ser un poco sorprendente,
  228. difícil de creer.
  229. Era uno que parecía cruzar
    directamente los Andes peruanos,
  230. cruzando desde el Amazonas
    al litoral pacífico,
  231. y eso era un poco difícil de creer,
  232. como dije, porque
  233. los Andes son muy altos,
    unos 6700 metros,
  234. y demasiado elevados para que
    un murciélago pueda volar
  235. Aún así...
  236. (Risas)

  237. cuando miramos más de cerca,

  238. vimos, en la parte norte de Perú,
  239. una red de sistemas de valles
    no demasiado alta
  240. para que los murciélagos de ambos
    lados se apareasen.
  241. Y miramos un poco más de cerca,
  242. efectivamente, había rabia
    propagándose por esos valles,
  243. a unas 6 kilómetros al año.
  244. Exactamente como predijeron
    nuestros modelos evolutivos.
  245. Lo que no les conté

  246. es que eso es realmente algo importante
  247. porque nunca antes se vio la rabia
    en las laderas occidentales de los Andes,
  248. o en todo el litoral pacífico
    de América del Sur,
  249. así que estábamos siendo testigos,
    en vivo, de una primera invasión histórica
  250. en una parte bastante grande
    de América del Sur,
  251. lo que plantea la pregunta clave:
  252. "¿Qué vamos a hacer al respecto?"
  253. Lo obvio a corto plazo que
    podemos hacer es decir a la gente:

  254. necesitan vacunarse Uds.,
    vacunar a tus animales;
  255. la rabia se acerca.
  256. Pero a largo plazo,
  257. sería aún más poderoso
    si pudiéramos usar nueva información
  258. para evitar por completo
    que llegue el virus.
  259. Por supuesto, no podemos decir
    a los murciélagos: "No vuelen hoy",
  260. pero tal vez podríamos evitar que
    el virus se pasee con el murciélago.
  261. Y eso nos da una lección clave
    que hemos aprendido

  262. de los programas de control
    de la rabia por todo el mundo,
  263. ya sean perros, zorros, mofetas, mapaches,
  264. América del Norte, África, Europa.
  265. Es que vacunar a la causa animal
    es lo único que detiene la rabia.
  266. ¿Podemos vacunar a los murciélagos?

  267. Han oído hablar de vacunar
    a perros y gatos,
  268. pero no se escucha mucho
    de la vacunación de murciélagos.
  269. Puede sonar disparatado,
  270. pero las buena noticia es que tenemos
    vacunas comestibles para la rabia
  271. diseñadas especialmente para murciélagos.
  272. Y lo que es aún mejor
  273. es que las vacunas se pueden
    transmitir murciélago a murciélago.
  274. Solo se debe untarla a un murciélago
  275. y que su hábito
    de acicalarse unos a otros
  276. haga el resto del trabajo por uno.
  277. Eso significa, que por lo menos,
  278. no tenemos que vacunar a millones
    de murciélagos uno por uno
  279. con agujas diminutas.
  280. (Risas)

  281. Pero que tengamos esa herramienta
    no quiere decir que sepamos usarla.

  282. Ahora tenemos una lista
    completa de preguntas.
  283. ¿Cuántos murciélagos necesitamos vacunar?
  284. ¿En qué época del año
    necesitamos vacunarlos?
  285. ¿Cuántas veces al año
    necesitamos vacunarlos?
  286. Todas estas son preguntas fundamentales
  287. para ampliar cualquier tipo
    de campaña de vacunación,
  288. pero hay preguntas que no pueden
    responderse en laboratorios.
  289. En cambio, estamos adoptando
    un enfoque más colorido.
  290. Usamos murciélagos silvestres
    reales, pero vacunas falsas.
  291. Usamos geles comestibles
    que hacen que el pelaje brille
  292. y polvos UV que se extienden entre
    los murciélagos cuando chocan entre sí,
  293. y eso nos permite estudiar cuán bien
    se podría extender la vacuna
  294. en esas colonias
    de murciélagos silvestres.
  295. Estamos en las primeras
    fases de este trabajo,
  296. pero nuestros resultados
    hasta ahora son alentadores.
  297. Están sugiriendo que usando
    las vacunas que ya tenemos
  298. podríamos reducir drásticamente
    el tamaño de los brotes de rabia.
  299. Y eso importa, porque como recuerdan,
  300. la rabia es un virus que
    siempre está en movimiento,
  301. y cada vez que reducimos
    el tamaño de un brote,
  302. reducimos la posibilidad
  303. de que el virus llegue
    a la próxima colonia.
  304. Rompemos un eslabón
    de la cadena de transmisión.
  305. Y cada vez que hacemos eso,
  306. llevamos al virus un paso
    más cerca de la extinción.
  307. Y así, la idea, para mí, de un mundo
    en un futuro no muy distante
  308. donde estamos hablando de deshacernos
    de la rabia por completo,
  309. es increíblemente alentadora
    y emocionante.
  310. Permítanme volver a la pregunta inicial.

  311. ¿Podemos prevenir pandemias?
  312. Bueno, no hay una solución
    milagrosa a este problema,
  313. pero mi experiencia con la rabia
    me hace ser optimista al respecto.
  314. Creo que no estamos lejos de un futuro
  315. donde tendremos geonómica
    para pronosticar brotes
  316. y tendremos nuevas
    tecnologías inteligentes,
  317. como vacunas comestibles
    y autoexpandibles,
  318. para eliminar estos virus
    desde su fuente
  319. antes de que tengan la oportunidad
    de pasar a la gente.
  320. Cuando se trata de combatir pandemias,

  321. el Santo Grial es solo
    dar un paso hacia delante.
  322. Y si me preguntan,
  323. creo que una de las formas
    en que podemos hacerlo
  324. es usando alguno de los problemas
    que ya tenemos,
  325. como la rabia,
  326. como un astronauta podría
    usar un simulador de vuelo,
  327. descubrir qué funciona y qué no,
  328. y desarrollar nuestra herramienta
  329. de modo que cuando haya mucho en juego
  330. no volemos a ciegas.
  331. Gracias.

  332. (Aplausos)