Return to Video

DO NOT MOVE FROM HOUSE TO HOUSE - Let’s win homes and entire cities for God

  • 0:02 - 0:04
    El llamado de Jesús
  • 0:06 - 0:10
    Bienvenidos a esta lección 14:
    "No os paséis de casa en casa"
  • 0:10 - 0:14
    Estoy muy emocionado de continuar
    avanzando en esta serie contigo,
  • 0:14 - 0:18
    en donde vamos a ver a lo que Jesús
    nos ha llamado.
  • 0:18 - 0:23
    Hoy queremos continuar y hemos llegado
    al capítulo 14
  • 0:23 - 0:26
    en mi libro "El llamado de Jesús":
    "No os paséis de casa en casa".
  • 0:26 - 0:29
    Quiero empezar leyendo esto:
  • 0:30 - 0:36
    "Somos todos llamados no solo a predicar
    el Evangelio y ver personas ser salvas,
  • 0:36 - 0:40
    sino que también a ayudar personas a
    que crezcan para ser discípulos fuertes.
  • 0:40 - 0:44
    No deberíamos de ver una sola persona
    ser salva aquí y allí,
  • 0:44 - 0:48
    deberíamos de ver casas completas
    (familias) venir a Cristo".
  • 0:50 - 0:53
    Y eso es tan verdad. Nosotros, tú y yo,
    somos llamados
  • 0:53 - 1:00
    no solo a predicar el Evangelio y no solo
    a ver una persona ser salva aquí y allí,
  • 1:00 - 1:04
    sino que somos llamados a hacer
    discípulos, y somos llamados
  • 1:04 - 1:07
    como leemos una y otra vez, en el libro
    de los Hechos,
  • 1:07 - 1:11
    para ver hogares completos venir a la fe.
  • 1:12 - 1:16
    Y necesitamos, realmente, cambiar nuestra
    mentalidad. Necesitamos renovar
    nuestra mente.
  • 1:16 - 1:19
    Necesitamos apartarnos de la oración
    del pecador.
  • 1:19 - 1:22
    Necesitamos apartarnos de esa
    mentalidad que
  • 1:22 - 1:26
    solo debemos guiar a una persona a
    Cristo aquí y a una persona allá,
  • 1:26 - 1:27
    y luego seguimos adelante.
  • 1:27 - 1:30
    No. Necesitamos hacer discípulos.
  • 1:30 - 1:33
    Necesitamos predicar el Evangelio
    completo.
  • 1:33 - 1:37
    Y necesitamos ver hogares venir a la fe.
  • 1:37 - 1:39
    Y necesitamos hacerlos madurar.
  • 1:39 - 1:43
    Y necesitamos verlos volverse
    fuertes en Cristo.
  • 1:43 - 1:47
    La verdad es, muchas de las cosas que
    hacemos en las iglesias hoy...
  • 1:48 - 1:50
    no las encontramos en la Biblia.
  • 1:50 - 1:55
    Y muchas de las cosas que encontramos en
    la Biblia, no las hacemos hoy.
  • 1:55 - 1:58
    Y necesitamos estar listos para cambiar.
  • 1:58 - 2:02
    Necesitamos parar de hacerlo a nuestra
    manera, como he dicho muchas veces,
  • 2:02 - 2:06
    y luego hacerlo de la manera en la que
    Jesús nos ha llamado a hacerlas.
  • 2:07 - 2:10
    Y yo verdaderamente creo en el llamado
    que Jesús nos ha dado.
  • 2:10 - 2:13
    ¿Por qué? Porque Él nos ha llamado
    a hacerlo,
  • 2:13 - 2:16
    y porque ahora estamos empezando a ver
    asombroso fruto.
  • 2:16 - 2:20
    Nosotros, los últimos años, hemos visto
    hogares venir a la fe.
  • 2:20 - 2:22
    Y esto es solo el principio.
  • 2:23 - 2:25
    Pero te necesitamos allá afuera.
  • 2:25 - 2:30
    La cosecha está verdaderamente lista,
    pero los obreros son pocos.
  • 2:31 - 2:33
    Te necesitamos a ti.
  • 2:33 - 2:36
    Hasta ahora, hemos estado viendo
    diferentes cosas en Lucas capítulo 10.
  • 2:36 - 2:39
    Hemos visto cómo la cosecha está lista y
    los obreros son pocos,
  • 2:39 - 2:42
    y debemos de orar al Señor de la mies
    para que envíe obreros,
  • 2:42 - 2:46
    y espero que estés orando eso.
    Dios, envía obreros.
  • 2:46 - 2:50
    Pero, entonces, Él también nos envió como
    corderos en medio de lobos,
  • 2:50 - 2:53
    para ir afuera a encontrar a esa persona
    de paz.
  • 2:53 - 2:57
    Y cuando encontramos a esa persona de paz,
    que está lista para recibir,
  • 2:57 - 3:00
    debemos comer y beber lo que ellos sirvan,
    como vimos la última vez.
  • 3:01 - 3:03
    Y luego debemos quedarnos ahí.
  • 3:04 - 3:08
    Porque esta es la siguiente cosa que Jesús
    está diciendo en Lucas 10:7.
  • 3:08 - 3:11
    Cuando encuentres a la persona de paz,
    Él dice esto:
  • 3:11 - 3:15
    "Y posad en aquella misma casa, comiendo
    y bebiendo lo que os den;
  • 3:15 - 3:18
    porque el obrero es digno de su salario.
  • 3:18 - 3:22
    No os paséis de casa en casa".
  • 3:23 - 3:26
    Así que, Jesús no solo nos ha llamado a ir
    afuera y encontrar una persona de paz,
  • 3:26 - 3:29
    y a sentarnos y comer y beber lo que
    ellos sirvan,
  • 3:29 - 3:37
    sino que Él nos ha llamado a quedarnos
    allí y a no ser tan rápidos para movernos
    de allí.
  • 3:37 - 3:42
    ¿Por qué? Porque nuestro trabajo no es
    solo predicar el Evangelio.
  • 3:42 - 3:47
    Nuestro trabajo no es solo decir: "¡Hey!
    ¡Felicitaciones! ¡Tú eres salvo! ¡Adiós!"
  • 3:47 - 3:50
    No. Nuestro trabajo es obedecer a Jesús.
  • 3:50 - 3:53
    Y es hacer discípulos.
  • 3:53 - 3:57
    Formarlos, verlos volverse fuertes y...
  • 3:58 - 4:01
    ver al hogar completo venir a la fe.
  • 4:01 - 4:02
    Y esa es la cosa.
  • 4:02 - 4:08
    Cuando tú vienes y encuentras a la persona
    de paz y tú ves a una persona entregar su
    vida a Dios,
  • 4:09 - 4:16
    esa una persona, si tú trabajas con
    él/ella, tú puedes más, más fácil y
    bastante rápido
  • 4:16 - 4:20
    no solo verlo a él/ella venir a la fe,
    sino que a todo su hogar venir a la fe.
  • 4:21 - 4:23
    Pero necesitas ser consciente de eso.
  • 4:23 - 4:26
    En el comienzo, cuando empecé a
    evangelizar,
  • 4:26 - 4:29
    estaba a menudo afuera, y conocía a una
    persona allí, que se salvaba...
  • 4:29 - 4:31
    y "adiós" y yo seguía adelante.
  • 4:31 - 4:37
    Y yo no pasé el tiempo con él y no usé sus
    relaciones, de alguna forma,
  • 4:37 - 4:39
    para alcanzar a toda su casa.
  • 4:39 - 4:42
    Pero ahora lo hago y veo mucho más fruto.
  • 4:42 - 4:48
    Y yo era muy rápido para seguir adelante,
    así que no los formaba para que se
    volviesen fuertes.
  • 4:49 - 4:53
    Y otra cosa. No reconocía los cinco
    ministerios.
  • 4:53 - 4:57
    Tal vez tú has oído un montón de
    enseñanzas, desde ya, acerca de los
    cinco ministerios,
  • 4:57 - 5:00
    los apóstoles, profetas, evangelistas,
    pastores, maestros.
  • 5:01 - 5:06
    Pero, casi te garantizo, mucho de lo que
    has oído: no está correcto.
  • 5:06 - 5:09
    Oí un montón de enseñanzas acerca de esos
    dones/ministerios, años atrás,
  • 5:09 - 5:13
    pero estaban solo equivocadas. Estaban
    puestas en una caja. Era como...
  • 5:13 - 5:17
    el evangelista decía: "No, no. No necesito
    hacer un seguimiento (espiritual) de las
    personas.
  • 5:17 - 5:20
    No soy un pastor". Y el pastor decía:
    "No necesito evangelizar
  • 5:20 - 5:22
    porque no soy un evangelista.
    Y el maestro decía:
  • 5:22 - 5:26
    "No necesito cuidar de las personas,
    porque ese no es mi don/ministerio".
  • 5:26 - 5:28
    No era así como debía de ser.
  • 5:28 - 5:32
    No. Somos todos llamados a obedecer
    a Jesús. Así de simple.
  • 5:32 - 5:35
    Somos todos llamados, como discípulos,
    a obedecerle a Él.
  • 5:35 - 5:39
    Y si hay una necesidad, hacemos algo
    acerca de esa necesidad.
  • 5:40 - 5:43
    Así que, no digas: "¡Hey! Soy un pastor.
    No necesito encontrar a la persona de
    paz".
  • 5:43 - 5:49
    No. Si tú eres un discípulo, necesitas
    obedecer a Jesús. No importa cuál sea
    tu llamado.
  • 5:50 - 5:52
    Una vez dicho eso...
  • 5:53 - 5:59
    Dios ha dado diferentes llamados para
    ayudar a equiparnos mutuamente,
  • 5:59 - 6:05
    de modo que juntos nos volvamos fuertes,
    de modo que juntos veamos más fruto
  • 6:06 - 6:07
    en lo que Jesús nos ha llamado.
  • 6:08 - 6:14
    Efesios 4:11-16: "Y él mismo constituyó a
    unos, apóstoles;
  • 6:14 - 6:17
    a otros, profetas; a otros, evangelistas;
    a otros, pastores y maestros,
  • 6:17 - 6:20
    a fin de perfeccionar a los santos para la
    obra del ministerio,
  • 6:20 - 6:28
    para la edificación del cuerpo de Cristo,
    hasta que todos lleguemos a la unidad
    de la fe
  • 6:28 - 6:31
    y del conocimiento del Hijo de Dios,
    a un varón perfecto,
  • 6:31 - 6:36
    a la medida de la estatura de la plenitud
    de Cristo..."
  • 6:36 - 6:42
    Así que, aquí leemos que Cristo mismo
    ha dado apóstoles, profetas, evangelistas,
  • 6:42 - 6:46
    pastores, maestros. Personas que tienen
    diferentes ministerios.
  • 6:47 - 6:52
    Su don/ministerio es equipar a los santos,
    de modo que todos podamos hacer
    ministerio,
  • 6:52 - 6:58
    de modo que todos podamos ser edificados
    y volvernos maduros en Cristo.
  • 6:58 - 7:02
    Si esos dones no están funcionando de la
    manera en que se suponía que funcionaran,
  • 7:02 - 7:04
    y trabajando juntos...
  • 7:05 - 7:09
    no vamos, de la misma manera, a hacer
    nosotros nuestro ministerio.
  • 7:09 - 7:13
    No vamos, de la misma manera, a crecer
    y a volvernos maduros,
  • 7:13 - 7:15
    porque esos dones/ministerios no están
    funcionando.
  • 7:15 - 7:17
    Si vemos a las iglesias hoy,
  • 7:18 - 7:22
    en muchas iglesias hoy no vemos esos
    cinco ministerios funcionar,
  • 7:22 - 7:24
    y trabajar juntos.
  • 7:24 - 7:27
    Y, por lo tanto, vemos una iglesia hoy
  • 7:27 - 7:29
    que es muy inmadura, vemos a una
    iglesia hoy
  • 7:29 - 7:34
    en donde muchas personas nunca vienen
    al ministerio. ¿Por qué?
  • 7:34 - 7:38
    Porque no usamos el don/ministerio de la
    manera que Jesús nos lo ha dado,
  • 7:38 - 7:40
    y no lo usamos de la manera correcta.
  • 7:41 - 7:44
    Así que, somos todos llamados a seguir
    a Cristo.
  • 7:44 - 7:48
    Somos todos llamados a obedecer el llamado
    que Él nos ha dado.
  • 7:48 - 7:50
    Pero, somos diferentes.
  • 7:50 - 7:55
    Y para algunas personas, encontrar a una
    persona de paz, es mucho más fácil
  • 7:56 - 7:57
    que para otros.
  • 7:57 - 8:01
    Para algunas personas realizar el
    seguimiento en una persona de paz
  • 8:01 - 8:03
    les es más fácil que para otros.
  • 8:03 - 8:08
    Para algunas personas entregar doctrina
    y enseñanzas se les hace más fácil
  • 8:08 - 8:10
    de lo que se les hace a otros.
  • 8:10 - 8:14
    Y si nosotros juntos, como personas con
    diferentes dones/ministerios, equipamos
    a los santos,
  • 8:14 - 8:18
    y juntos hacemos lo que Jesús nos ha
    llamado a hacer,
  • 8:19 - 8:21
    va a ser tan poderoso.
  • 8:21 - 8:26
    Va a ser tan poderoso y vamos a ver
    muchísimo más fruto.
  • 8:27 - 8:32
    En nuestra escuela de entrenamiento de
    Lucas 10 que tenemos, siempre hablamos
    de los cinco ministerios.
  • 8:33 - 8:37
    Y lo que frecuentemente hacemos ahí,
    para ilustrar cómo pensamos diferente,
  • 8:37 - 8:42
    y cómo este ADN es diferente en nosotros,
  • 8:43 - 8:46
    es que le pedimos a las personas que se
    sienten en donde ellos piensan que
    ellos pertenecen.
  • 8:46 - 8:49
    Así que, aquellos que son profetas se
    sientan allí.
  • 8:49 - 8:53
    Aquellos que se ven a si mismos como
    evangelistas se sientan allá.
  • 8:53 - 8:58
    Pastores y maestros, se sientan en
    diferentes lugares.
  • 8:59 - 9:03
    Y luego les hago una pregunta.
    Si les pregunto a los profetas:
  • 9:03 - 9:08
    "¿Qué es la cosa más importante que
    necesitamos hoy en la iglesia?"
  • 9:08 - 9:10
    Ellos, a menudo, dirán: "Oh. Escuchar
    la voz de Dios.
  • 9:10 - 9:14
    Necesitamos ser guiados por el Espíritu
    Santo. Escuchar la voz de Dios".
  • 9:14 - 9:15
    Y eso está correcto.
  • 9:15 - 9:20
    Si le pregunto a los evangelistas lo
    mismo: "¿Qué es lo más importante en la
    iglesia hoy?"
  • 9:21 - 9:24
    "Oh. Necesitamos alcanzar a los perdidos.
    Necesitamos alcanzar a los perdidos.
  • 9:24 - 9:28
    Las personas allá afuera están
    perdiéndose. Necesitamos salir de
    la iglesia
  • 9:28 - 9:31
    y alcanzar a los perdidos".
    Y eso está correcto.
  • 9:31 - 9:35
    Si le pregunto a los maestros: "¿Qué es
    lo más importante en la iglesia hoy?"
  • 9:35 - 9:38
    "Oh. Necesitamos sana doctrina.
    Necesitamos sana doctrina.
  • 9:38 - 9:42
    Necesitamos formar a la gente, darles
    sana doctrina,
  • 9:42 - 9:44
    de modo que estén construyendo sobre
    la Palabra de Dios.
  • 9:44 - 9:46
    Y necesitamos ser cuidadosos con las
    enseñanzas erradas.
  • 9:46 - 9:49
    Sana doctrina. Sana doctrina".
  • 9:49 - 9:54
    Si le pregunto lo mismo a los pastores:
    "¿Qué es lo más importante en la iglesia
    hoy?
  • 9:54 - 9:55
    ¿Qué es lo que más necesitamos?"
  • 9:55 - 9:58
    "Nos necesitamos el uno al otro.
    Necesitamos cuidarnos el uno al otro
  • 9:58 - 10:00
    y cuidar de aquellos que están luchando.
  • 10:00 - 10:04
    Necesitamos unirnos y ayudarnos el uno
    al otro y ser fuertes juntos".
  • 10:05 - 10:09
    Si vemos a esos cuatro allí:
    los necesitamos todos.
  • 10:09 - 10:14
    Los necesitamos todos. Intenta imaginar
    si esos dones/ministerios
  • 10:15 - 10:18
    pudieran todos trabajar juntos.
    Juntos con el apóstol,
  • 10:18 - 10:22
    quien puede hacer un poco de todo,
    e intenta unirlos.
  • 10:22 - 10:27
    Si podemos trabajar juntos, seremos
    fuertes.
  • 10:27 - 10:30
    Intenta imaginar que tienes un equipo
    con el que caminas,
  • 10:30 - 10:34
    y uno de ellos, en ese equipo, él era muy,
    muy evangelístico,
  • 10:35 - 10:40
    él puede fácil y rápidamente ir y
    encontrar a esa persona de paz e ir a
    esa casa.
  • 10:40 - 10:43
    ¡Aleluya!
    Pero...
  • 10:44 - 10:49
    Si él es muy fuerte evangelísticamente,
    él necesita a alguien a su lado
  • 10:50 - 10:56
    que le ayude a poner un fundamento, que le
    ayude a quedarse y nutrir
  • 10:56 - 11:00
    a esas personas y a formarlos y se quede
    allí por un tiempo más largo,
  • 11:00 - 11:03
    de modo que ellos puedan formarse y
    volverse fuertes.
  • 11:05 - 11:10
    Vemos esa relación en la Biblia,
    en Hechos 8, vemos que Felipe,
  • 11:10 - 11:15
    el evangelista Felipe, fue a Samaria.
    Él estaba predicando el Evangelio,
  • 11:15 - 11:18
    él estaba echando fuera demonios,
    él estaba sanando a los cojos,
  • 11:18 - 11:22
    y muchas personas fueron sanadas.
    Y personas vinieron y lo oyeron
  • 11:22 - 11:25
    y muchas personas se arrepintieron y
    fueron bautizadas.
  • 11:25 - 11:26
    Y era hermoso.
  • 11:27 - 11:32
    Pero, cuando los apóstoles, cuando los
    otros ministerios escucharon acerca
    de eso,
  • 11:33 - 11:36
    ellos fueron allí a ayudar a Felipe.
  • 11:36 - 11:38
    Ayudar a Felipe en donde él faltaba.
  • 11:39 - 11:43
    Y eso le dio a Felipe la libertad para
    seguir adelante,
  • 11:43 - 11:48
    de modo que Felipe pudiera ir al eunuco
    y hacer lo que él necesitaba hacer allí.
  • 11:48 - 11:55
    Y esa es la cosa. Si nosotros, como
    creyentes, podemos reconocer los
    diferentes ministerios/dones
  • 11:55 - 11:59
    y podemos trabajar juntos, nosotros nos
    liberaríamos el uno al otro.
  • 12:00 - 12:03
    Aquellas personas que son muy fuertes
    evangelísticamente,
  • 12:03 - 12:07
    ellos pueden ir y encontrar a esa persona
    de paz.
  • 12:07 - 12:13
    Pero ellos no necesitan hacer su
    seguimiento (espiritual) y tomarse mucho
    tiempo para nutrirlos,
  • 12:13 - 12:16
    para echar fundamentos, para enseñarles
    a todos. ¿Por qué?
  • 12:16 - 12:18
    Porque hay otras personas que pueden
    hacer eso.
  • 12:19 - 12:22
    Así que, eso hace al evangelista libre
    para continuar adelante.
  • 12:22 - 12:26
    Y eso hace que aquellas personas que
    fueron alcanzadas por el Evangelio,
  • 12:26 - 12:30
    ahora serán formadas y se volverán
    maduras en Cristo,
  • 12:30 - 12:33
    como leemos acerca de ello en Efesios 4.
  • 12:33 - 12:38
    Y yo verdaderamente, verdaderamente creo
    eso. Y esto ha estado en mi corazón por
    años.
  • 12:38 - 12:41
    Pero ahora estoy empezando a verlo
    suceder.
  • 12:42 - 12:49
    El 18 de octubre de 1999, ahora es eso
    más de 20 años atrás,
  • 12:49 - 12:54
    20 años atrás recibí una muy, muy
    fuerte profecía
  • 12:55 - 12:58
    y quiero compartir esto contigo,
    porque esta profecía
  • 12:58 - 13:01
    impactó mi vida, pero esta profecía no es
    solo para mí.
  • 13:01 - 13:03
    Es para todos nosotros allá afuera.
  • 13:04 - 13:06
    Esta es la palabra que recibí:
  • 13:07 - 13:11
    "Tú vas a echar afuera demonios.
    Tú eres un evangelista.
  • 13:11 - 13:17
    Tú vas a derribar fortalezas en las mentes
    de las personas y a enseñar mi Palabra.
  • 13:17 - 13:22
    Yo voy a enseñarte a enseñar mi Palabra,
    dice el Señor.
  • 13:22 - 13:28
    Tú vas a aprender y desarrollar planes
    sobre cómo liberar a las personas.
  • 13:28 - 13:30
    Te voy a entrenar.
  • 13:30 - 13:34
    Tú vas a ir afuera de Mi cuerpo y volverás
    a Mi cuerpo.
  • 13:34 - 13:40
    Muchos evangelistas se han hecho
    independientes, pero tú caminarás con un
    equipo apostólico.
  • 13:40 - 13:47
    ¿Recuerdas a Felipe y a su relación con
    los apóstoles y cómo las personas se
    salvaban diariamente?
  • 13:47 - 13:53
    Experimentarás milagros, y te moverás
    hacia adelante como una gran hacha
    oscilante.
  • 13:53 - 13:57
    Tú vas a ganar hogares y ciudades enteras
    para el Evangelio,
  • 13:57 - 14:01
    y experimentarás el poder del mundo
    por venir".
  • 14:01 - 14:05
    Esta es una muy, muy fuerte palabra que
    recibí en aquel tiempo, 20 años atrás.
  • 14:05 - 14:08
    Y en aquel tiempo, cuando la recibí,
    nunca había sanado a los enfermos,
  • 14:08 - 14:12
    nunca había echado afuera un demonio,
    nunca había guiado una persona a Cristo.
  • 14:12 - 14:14
    Nunca habíamos guiado a un hogar a Cristo.
  • 14:14 - 14:17
    Nunca habíamos hecho lo que estamos
    viendo hoy.
  • 14:17 - 14:19
    Hoy, hemos visto un montón de milagros.
  • 14:19 - 14:22
    Hemos echado fuera a un montón de
    demonios. Hemos sanado a un montón de
    enfermos.
  • 14:22 - 14:24
    Hemos bautizado miles de personas.
  • 14:24 - 14:27
    Hemos visto hogares venir a la fe.
  • 14:27 - 14:29
    Estamos empezando a ver...
  • 14:30 - 14:32
    de lo que realmente se trataba esa
    palabra.
  • 14:33 - 14:36
    Pero quiero admitir algo.
    Cuando yo escuché esa palabra...
  • 14:39 - 14:43
    Pensé para mi mismo: <¡Wow! ¡Asombroso!
    ¡Seré un super evangelista!
  • 14:43 - 14:47
    Voy a ser un super evangelista que se
    para en una plataforma
  • 14:47 - 14:50
    y le predicaré a miles y miles de
    personas>.
  • 14:50 - 14:52
    Eso fue lo que pensé en aquel tiempo.
  • 14:54 - 14:56
    Porque yo no vi el cuadro completo.
  • 14:56 - 15:01
    Pero ahora, 20 años después,
    veo el cuadro completo.
  • 15:01 - 15:04
    Y veo que todo se junta.
  • 15:04 - 15:08
    De hecho, hace unos pocos años atrás,
    recibí esta palabra profética:
  • 15:09 - 15:13
    "Tú vas a asentar un ADN en una nueva
    generación,
  • 15:13 - 15:17
    un ADN que va a ir de generación en
    generación.
  • 15:17 - 15:22
    Tú vas a levantar personas de la nada a
    gigantes espirituales,
  • 15:22 - 15:27
    y ellos van a ganar hogares y ciudades
    enteras para el Evangelio".
  • 15:28 - 15:30
    ¡Aleluya!
    ¿Lo puedes ver?
  • 15:30 - 15:32
    Ahí las cosas comienzan a juntarse.
  • 15:32 - 15:36
    No. No soy yo. No es acerca de un
    super evangelista
  • 15:36 - 15:39
    quien lo va a hacer, porque un hombre no
    puede hacerlo solo.
  • 15:39 - 15:45
    No. Yo iba a ser usado, entre otros,
    para asentar este ADN
  • 15:45 - 15:48
    en una nueva generación,
    levantar a personas
  • 15:48 - 15:50
    desde la nada a gigantes espirituales,
  • 15:50 - 15:57
    y ellos van a ganar hogares y ciudades
    enteras para Dios.
  • 15:57 - 16:01
    No yo. No una persona.
    Sino que este ADN.
  • 16:01 - 16:04
    Esta enseñanza que te estoy dando:
    el llamado de Jesús,
  • 16:04 - 16:08
    lo que estamos compartiendo aquí,
    este ADN,
  • 16:08 - 16:10
    cuando elijes obedecerlo,
  • 16:11 - 16:14
    no cambiará solamente tu vida, sino que
    a las personas alrededor de ti.
  • 16:14 - 16:19
    Y juntos podemos ver hogares venir
    a Cristo.
  • 16:19 - 16:25
    Y muchos hogares hacen a una ciudad,
    y vamos a ver ciudades venir a Dios.
  • 16:25 - 16:30
    Así que, ahora lo veo.
    Ahora vemos el fruto de ello.
  • 16:30 - 16:35
    Y una cosa que es muy, muy importante es
    que necesitamos aprender a trabajar
    juntos.
  • 16:35 - 16:40
    Necesitamos a aquellos diferentes
    ministerios/dones trabajar juntos.
  • 16:40 - 16:42
    De otro modo no lo vamos a ver.
  • 16:43 - 16:49
    Recuerdo que muchos años atrás, en
    Dinamarca, conocí a una joven chica que
    tenía problemas en su rodilla.
  • 16:49 - 16:52
    Ella no podía jugar fútbol.
    Oré por ella y ella fue sanada.
  • 16:53 - 16:58
    Me la encontré después. Su madre vino y el
    resto de la familia.
  • 16:58 - 17:03
    Y esa chica fue bautizada y recibió el
    Espíritu Santo y su vida cambió.
  • 17:03 - 17:08
    Su madre seguía en la iglesia luterana,
    ella no había nacido de nuevo todavía
    en aquel tiempo,
  • 17:08 - 17:14
    pero ahora ella estaba abierta, porque
    ella vio a su hija sana y su vida
    cambiada.
  • 17:15 - 17:18
    Así que le pregunté a la mamá: Hey...
    ¿podemos ir a tu casa?
  • 17:18 - 17:21
    Reúne amigos y familia, iré a tu casa,
  • 17:21 - 17:25
    y nos sentaremos y vamos a compartir
    cómo tu hija fue sanada,
  • 17:25 - 17:27
    y vamos a compartir el Evangelio y
    oraremos por ellos.
  • 17:27 - 17:32
    Pero esa mujer, que había sido un miembro
    de la iglesia luterana por muchos años
    dijo:
  • 17:32 - 17:35
    "No, no. Nadie quiere venir a mi casa.
  • 17:35 - 17:40
    ¿Por qué? Porque por años he invitado a
    mis amigos a la iglesia y nadie ha
    querido ir.
  • 17:40 - 17:43
    Y yo dije: "Entiendo el porqué nadie ha
    querido ir.
  • 17:43 - 17:47
    Si tú me invitaras a mi a una iglesia
    luterana, yo tampoco querría ir.
  • 17:47 - 17:52
    Pero ahora no hemos invitado personas a
    la iglesia. Invitamos personas a tu hogar.
  • 17:52 - 17:55
    Un hogar en donde ellos han estado muchas,
    muchas veces antes.
  • 17:55 - 17:59
    Así que, para ellos ir a ese hogar una
    vez más no hará una gran diferencia.
  • 18:00 - 18:01
    Así que ellos vendrán.
  • 18:02 - 18:07
    Y ella le dio una chance. Ella escribió un
    correo electrónico a 17 de sus amigos.
  • 18:07 - 18:10
    Les invitó una tarde,
    en donde yo estaría allí,
  • 18:10 - 18:14
    y les contaríamos acerca de cómo su hija
    había sido sanada, y entonces oraríamos
    por ellos.
  • 18:14 - 18:22
    De esos 17 amigos, 16 vinieron y ella
    estaba tan sorprendida.
  • 18:22 - 18:24
    Ella estaba como:
    "¿Cómo pudo eso pasar?"
  • 18:24 - 18:26
    Y ahora fuimos a su hogar.
  • 18:26 - 18:31
    Persona de paz. Lo vemos.
    Nos sentamos ahí, comiendo y bebiendo.
  • 18:31 - 18:35
    En la sala de estar empezamos a predicar
    el Evangelio. Vimos a Dios venir.
  • 18:35 - 18:38
    En un tiempo oré por una chica que fue
    llenada con el Espíritu Santo,
  • 18:38 - 18:42
    cayó y un demonio la dejó.
    Y yo estaba sentado en el piso
  • 18:42 - 18:45
    echando afuera al demonio: "¡Sal fuera!
    ¡Sal fuera en el nombre de Jesús!"
  • 18:45 - 18:50
    Todos estaban sentados así y mirando.
    Fue tan poderoso.
  • 18:50 - 18:53
    Y todos vieron a Dios esa noche.
    Dios vino.
  • 18:53 - 18:57
    Muchas, muchas, muchas cosas sucedieron.
    Y fue una asombrosa tarde
  • 18:57 - 18:58
    que nunca voy a olvidar.
  • 18:58 - 19:01
    Y de esto es lo que he estado hablando
    acerca, en el libro.
  • 19:01 - 19:05
    Encuentra a una persona y, de pronto,
    estás en un hogar con un montón de gente.
  • 19:05 - 19:12
    Pero, después de esa tarde, fui demasiado
    rápido. Seguí adelante.
  • 19:12 - 19:14
    Habían otras cosas que necesitaba hacer.
  • 19:15 - 19:21
    Así que, seguí adelante y nunca se volvió
    lo que Dios quería que se volviese.
  • 19:22 - 19:28
    Estaba muy ocupado. Estaba trabajando
    solo. Si hubiese sabido en aquel tiempo
    lo que sé hoy,
  • 19:28 - 19:32
    hubiésemos visto muchísimo más fruto
    de ese hogar.
  • 19:32 - 19:35
    Lo que debí haber hecho, en vez de hacerlo
    solo,
  • 19:35 - 19:38
    debí de haber traído otras personas con
    ministerios/dones, otras personas conmigo,
  • 19:38 - 19:40
    que pudiera ayudarme a hacer el
    seguimiento (espiritual).
  • 19:40 - 19:44
    Y, ya estando allí, programar una junta
    para unos pocos días después,
  • 19:44 - 19:49
    y una junta unos pocos días más tarde,
    de modo que pudiéramos empezar a
    seguir a aquellas personas.
  • 19:49 - 19:55
    Pero yo estaba como: "¡Adiós! ¡Chao,
    chao!" Y ya me había movido a otro hogar.
  • 19:57 - 20:00
    No sabiendo que Jesús dijo que debía
    de quedarme allí.
  • 20:00 - 20:06
    Si hubiese sabido en aquel tiempo lo que
    sé hoy, hubiésemos visto muchísimo más
    fruto.
  • 20:06 - 20:11
    Y eso es por qué hablamos acerca de los
    cinco ministerios, porque necesitamos
    esto.
  • 20:11 - 20:15
    Tú lo necesitas.
    Necesitamos a todos allá afuera.
  • 20:16 - 20:20
    En mi libro aquí: "El llamado de Jesús",
    hablo mucho más acerca de los cinco
    ministerios,
  • 20:20 - 20:26
    y quiero hablar más acerca de eso después,
    en donde voy, en el final de esta serie
    de vídeos,
  • 20:26 - 20:29
    a juntarlo todo y hablar acerca de cómo
    funciona.
  • 20:29 - 20:36
    Pero si nosotros podemos trabajar juntos,
    si tú no solo obedeces al llamado de
    Jesús,
  • 20:36 - 20:40
    sino que encuentras a alguien a tu
    alrededor, encuentras personas a tu
    alrededor,
  • 20:40 - 20:45
    quienes sean fuertes en esas áreas
    en donde tú no eres fuerte,
  • 20:45 - 20:49
    y, entonces, háganlo juntos, tú que eres
    muy, muy fuerte evangelísticamente,
  • 20:49 - 20:53
    tú que sabes cómo ir afuera y encontrar a
    esa persona de paz,
  • 20:53 - 21:00
    necesitas llevar a personas contigo, que
    tengan alguno de los otros
    ministerios/dones,
  • 21:00 - 21:05
    que puedan ayudarte a hacer el
    seguimiento, que puedan ayudarte a asentar
    un fundamento.
  • 21:05 - 21:12
    Nos necesitamos el uno al otro,
    y si podemos juntarnos y trabajar juntos,
  • 21:12 - 21:18
    obedecer a Jesús juntos, no solo guiaremos
    a una persona a Cristo aquí y allí,
  • 21:19 - 21:23
    sino que guiaremos a una persona a Cristo,
    luego iremos a la casa de él o a la casa
    de ella,
  • 21:23 - 21:26
    luego reuniremos amigos y familia,
    como yo lo hice,
  • 21:27 - 21:29
    luego compartiremos el Evangelio,
    sanaremos a los enfermos,
  • 21:29 - 21:32
    echaremos afuera demonios,
    veremos a personas arrepentirse,
  • 21:32 - 21:36
    y ser bautizados en agua y en el
    Espíritu Santo. Pero eso no lo es todo.
  • 21:36 - 21:39
    Luego tendremos personas que allí,
    en sus casas,
  • 21:39 - 21:42
    serán capaces de continuar reuniéndose
    con ellos,
  • 21:42 - 21:46
    quienes continuarán dando leche a aquellos
    quienes ahora han nacido de nuevo,
  • 21:46 - 21:48
    de modo que ellos puedan crecer y
    volverse fuertes.
  • 21:49 - 21:53
    Quienes puedan ayudarles a escuchar de
    Dios, quienes puedan ayudarles a leer la
    Palabra,
  • 21:53 - 21:55
    quienes puedan ayudarles a alcanzar a
    otras personas.
  • 21:55 - 22:00
    Y si lo hacemos así, no solo veremos a
    una persona ser salva.
  • 22:00 - 22:02
    Veremos hogares ser salvos.
  • 22:02 - 22:06
    Y aquellos hogares, aquellas personas
    seguirán adelante
  • 22:06 - 22:10
    y alcanzarán nuevos hogares, y ellos
    continuarán adelante y alcanzarán
    nuevos hogares.
  • 22:10 - 22:15
    Y en el final no solo tendremos muchos
    hogares que han venido a Cristo,
  • 22:15 - 22:21
    veremos ciudades completas venir a Cristo,
    exactamente como Dios habló acerca,
  • 22:21 - 22:22
    como lo vemos en la profecía.
  • 22:22 - 22:24
    Así que, quiero incentivarte...
  • 22:27 - 22:32
    sí, somos todos diferentes. Sí, tenemos
    diferentes ministerios/dones
  • 22:32 - 22:37
    y sí, nos necesitamos el uno al otro. No
    solo necesitamos a un super evangelista.
  • 22:37 - 22:40
    Necesitamos a todos que quieran
    obedecer a Jesús.
  • 22:40 - 22:45
    Te necesitamos a ti que estás más en la
    Palabra y amas enseñar.
  • 22:45 - 22:48
    Te necesitamos a ti, que eres más del
    tipo pastor/a,
  • 22:48 - 22:53
    que amas sentarte y cuidar de la gente,
    y ayudar a la personas.
  • 22:53 - 22:57
    Te necesitamos a ti, que puedes oír de
    Dios. Necesitamos a todos los
    ministerios/dones,
  • 22:57 - 23:02
    sin importar cuán viejo o joven tú eres:
    necesitamos a todos ustedes allá afuera.
  • 23:02 - 23:05
    Y cuando tú y yo hagamos esto...
  • 23:05 - 23:09
    ¡Aleluya! Vamos a ver un fruto asombroso.
  • 23:09 - 23:13
    Como dije antes, más tarde hablaré más
    acerca de los cinco ministerios,
  • 23:13 - 23:18
    voy a ponerlo todo junto. Y te incentivo,
    también, con esto:
  • 23:18 - 23:20
    lee mi libro, si tú puedes.
  • 23:20 - 23:23
    Si tú no tienes el dinero, manda un correo
    electrónico y te enviaremos un código
  • 23:23 - 23:26
    y podrás leer el libro gratis,
    porque en el libro,
  • 23:26 - 23:30
    cuando hablamos acerca de los cinco
    ministerios, comparto muchísimo más,
  • 23:30 - 23:34
    tengo muchos más ejemplos de cómo
    se ven, y así en más.
  • 23:34 - 23:40
    Así que, este ADN, como hemos estado
    hablando acerca, este ADN que leemos en el
    llamado de Jesús,
  • 23:40 - 23:45
    creo yo que es de Dios. Y creo que
    vamos a ver hogares completos
  • 23:45 - 23:51
    venir a la fe. Así que, te incentivo,
    empieza donde estás.
  • 23:51 - 23:55
    Empieza a orar a Dios para que envié
    más obreros.
  • 23:55 - 23:58
    Empieza a ir afuera tú mismo,
    como corderos en medio de lobos.
  • 23:58 - 24:04
    Empieza a encontrar a una persona de paz,
    pero también, intenta llevar a personas
    contigo,
  • 24:04 - 24:07
    que son diferentes a ti.
    Lleva a personas contigo.
  • 24:07 - 24:12
    Si tú no eres fuerte evangelísticamente,
    encuentra a alguien que es fuerte
    evangelísticamente.
  • 24:12 - 24:16
    Si tú eres muy fuerte evangelísticamente,
    entonces encuentra a otras personas que
    no son tan fuertes
  • 24:16 - 24:20
    en esa área, pero fuertes en otras áreas.
  • 24:20 - 24:25
    Porque ninguno de ustedes está llamado
    a solo salir y
  • 24:25 - 24:28
    "ver a personas salvadas", ver personas
    pedir a Jesús en sus corazones,
  • 24:28 - 24:33
    e incluso arrepentirse, ser bautizados y
    recibir el Espíritu Santo, y luego seguir
    adelante.
  • 24:33 - 24:35
    Ese no es el llamado que Jesús nos dio.
  • 24:35 - 24:39
    El llamado que Jesús nos dio es hacer
    discípulos,
  • 24:39 - 24:42
    verlos crecer y volverse fuertes en Dios.
  • 24:43 - 24:46
    Así que, realmente te incentivo, a ti que
    estás viendo esto,
  • 24:46 - 24:49
    que eres, tal vez, muy rápido para
    seguir adelante:
  • 24:49 - 24:50
    deja de hacerlo.
  • 24:51 - 24:52
    Toma personas contigo.
  • 24:52 - 24:55
    Toma a personas contigo que tienen esos
    ministerios/dones que tú no tienes.
  • 24:55 - 25:00
    Y, luego, no solo continúes adelante,
    sino que ve a una comunidad empezar,
  • 25:00 - 25:02
    ve una nueva congregación en los hogares
    empezar,
  • 25:02 - 25:05
    ve cómo ellos crecen y se vuelven fuertes,
  • 25:05 - 25:07
    y cómo esto irá de generación en
    generación.
  • 25:07 - 25:10
    ¡Dios te bendiga!
    ¡Nos vemos la próxima vez! ¡Chao, chao!
  • 25:13 - 25:14
    El llamado de Jesús
Title:
DO NOT MOVE FROM HOUSE TO HOUSE - Let’s win homes and entire cities for God
Description:

more » « less
Video Language:
English
Duration:
25:20

Spanish subtitles

Revisions Compare revisions