Return to Video

El mito de Jasón, Medea y el vellocino de oro - Iseult Gillespie

  • 0:07 - 0:10
    En el centro de Cólquida,
    en un jardín encantado,
  • 0:10 - 0:15
    la piel de un carnero volador místico,
    colgada del roble más alto,
  • 0:15 - 0:18
    es custodiada por un dragón
    que nunca duerme.
  • 0:18 - 0:23
    Jasón tendría que andar con cuidado
    para sacarlo del dominio del rey Eetes
  • 0:23 - 0:26
    y recuperar el trono prometido.
  • 0:26 - 0:30
    Pero la diplomacia no era
    un punto fuerte de los argonautas.
  • 0:30 - 0:34
    Jasón tendría que afrontar
    esta difícil misión en solitario.
  • 0:34 - 0:36
    O eso pensaba.
  • 0:36 - 0:39
    Permitiendo que la mayoría
    de su desaliñada tripulación descansara,
  • 0:40 - 0:44
    Jasón se marchó hacia el palacio
    con algunos de sus hombres más serenos.
  • 0:44 - 0:49
    Su primer impulso fue preguntar
    al rey por su valiosa posesión.
  • 0:49 - 0:53
    Pero Eetes se enfureció
    por su atrevimiento.
  • 0:53 - 0:55
    Si este forastero quería su tesoro,
  • 0:55 - 1:00
    tendría que demostrar su valía
    enfrentándose a tres peligrosas misiones.
  • 1:00 - 1:05
    Las pruebas comenzarían al día siguiente,
    y a Jasón lo despidieron para prepararse.
  • 1:05 - 1:10
    Pero otro miembro de la familia real
    también estaba tramando algo.
  • 1:10 - 1:14
    Gracias a los ánimos de los guardianes
    de Jasón en el Monte Olimpo,
  • 1:14 - 1:19
    Medea, princesa de Cólquida
    y sacerdotisa de la diosa y bruja Hecate,
  • 1:19 - 1:22
    se enamoró del aspirante.
  • 1:22 - 1:27
    Tenía la intención de proteger a su amado
    de las trampas de su padre como fuese.
  • 1:28 - 1:32
    Tras una noche en vela, Jasón,
    pesimista, fue hacia el castillo,
  • 1:32 - 1:34
    pero fue interceptado.
  • 1:34 - 1:38
    La princesa lo armó
    con extraños frascos y abalorios,
  • 1:38 - 1:42
    a cambio de que este
    le prometiese devoción eterna.
  • 1:42 - 1:44
    Mientras entre susurros
    planeaban su victoria,
  • 1:44 - 1:49
    el héroe y la princesa quedaron
    seducidos el uno por el otro.
  • 1:49 - 1:51
    Ignorando los planes de su hija,
  • 1:51 - 1:55
    el rey, seguro de sí mismo, llevó a Jasón
    a enfrentarse a su primera misión.
  • 1:55 - 1:58
    Llevaron al héroe hasta
    un gran campo de bueyes
  • 1:58 - 2:00
    que se interponían
    entre el vellocino y él,
  • 2:01 - 2:05
    y le dijeron que debía arar la tierra
    alrededor de los grupos de bueyes.
  • 2:05 - 2:08
    Una labor sencilla, o eso pensaba Jasón.
  • 2:08 - 2:11
    Pero Medea había preparado
    una pomada a prueba de fuego,
  • 2:11 - 2:15
    y así él pudo arar los campos
    en llamas y salir ileso.
  • 2:15 - 2:17
    Para la segunda misión,
  • 2:17 - 2:21
    recibió una caja con dientes de serpiente
    para plantar en la tierra quemada.
  • 2:21 - 2:27
    En cuanto Jasón los esparció, de cada
    semilla brotó un guerrero sanguinario.
  • 2:27 - 2:30
    Irrumpieron a su alrededor,
    obstruyéndole el camino,
  • 2:30 - 2:34
    pero Medea también le había preparado
    para esta misión.
  • 2:34 - 2:37
    Arrojándoles entre medias
    una piedra pesada que ella le dio,
  • 2:37 - 2:41
    los guerreros se dieron la vuelta
    mientras la buscaban,
  • 2:41 - 2:43
    permitiéndole escapar de la pelea.
  • 2:44 - 2:45
    En la tercera misión,
  • 2:45 - 2:49
    Jasón por fin se enfrentó cara a cara
    al guardián del vellocino.
  • 2:49 - 2:52
    Esquivando sus garras afiladas
    y su aliento abrasador,
  • 2:52 - 2:57
    Jasón trepó el árbol
    y roció una poción con olor dulce
  • 2:57 - 2:58
    sobre el dragón.
  • 2:58 - 3:02
    Cuando la melodía del conjuro
    de Medea llegó a sus oídos
  • 3:02 - 3:07
    y la poción cayó sobre sus ojos,
    el dragón se sumió en un sueño profundo.
  • 3:07 - 3:11
    Eufórico, Jasón trepó a la cima
    del roble más alto,
  • 3:11 - 3:14
    donde quitó el vellocino reluciente
    de la rama en la que estaba.
  • 3:15 - 3:17
    Cuando el rey vio al héroe
    huyendo a la carrera,
  • 3:17 - 3:21
    no solo con el vellocino a cuestas
    sino también con su hija,
  • 3:21 - 3:23
    se dio cuenta de que
    le habían traicionado.
  • 3:23 - 3:26
    Furioso, envió un ejército
    comandado por su hijo Apsirto
  • 3:26 - 3:31
    para recuperar el premio robado
    y también a su astuta hija.
  • 3:31 - 3:35
    Sin embargo, todos los actores
    de esta historia subestimaron la crueldad
  • 3:35 - 3:37
    de estos amantes deshonrosos.
  • 3:37 - 3:43
    Para horror de los dioses, Jasón ejecutó
    a Apsirto a sangre fría con su espada.
  • 3:43 - 3:48
    Entonces Medea le ayudó a esparcir
    los trozos del cuerpo por la orilla,
  • 3:48 - 3:52
    distrayendo así a su afectado padre
    mientras los argonautas escapaban.
  • 3:53 - 3:56
    Mientras Cólquida y quienes les perseguían
    se hacían más pequeños,
  • 3:56 - 3:59
    se hizo un silencio absoluto
    a bordo del Argo.
  • 3:59 - 4:03
    Jasón ahora podía regresar
    a Tesalia como vencedor,
  • 4:03 - 4:06
    pero su terrible acción había mancillado
    el honor de su tripulación,
  • 4:06 - 4:09
    y puso a los dioses en su contra.
  • 4:09 - 4:11
    Zarandeado por vientos adversos,
  • 4:11 - 4:16
    la desdichada tripulación se dirigió
    a la isla donde vivía Circe la hechicera.
  • 4:16 - 4:19
    Medea le rogó a su tía
    que les absolviera de sus delitos,
  • 4:19 - 4:22
    pero los actos sangrientos
    no se olvidan tan fácilmente,
  • 4:22 - 4:26
    y los héroes caídos
    no son redimidos tan rápido.
Title:
El mito de Jasón, Medea y el vellocino de oro - Iseult Gillespie
Speaker:
Iseult Gillespie
Description:

Mira la lección completa en https://ed.ted.com/lessons/the-myth-of-jason-medea-and-the-golden-fleece-iseult-gillespie

En Cólquida, la piel de un carnero volador místico, que cuelga del roble más alto, es custodiada por un dragón que nunca duerme. La única forma de que Jasón pueda sacarlo del dominio del rey Eetes y recuperar el trono prometido es mediante la superación de tres peligrosas misiones (sin ayuda de los argonautas). Sin que el rey lo supiese, su hija Medea estaba tramando algo. Iseult Gillespie narra el mito del vellocino de oro.

Lección de Iseult Gillespie, dirigida por Jordan Bruner.

more » « less
Video Language:
English
Team:
TED
Project:
TED-Ed
Duration:
04:29

Spanish subtitles

Revisions