Spanish subtitles

← Recuperemos la vida silvestre en el planeta

Get Embed Code
35 Languages

Showing Revision 27 created 06/18/2020 by Paula Motter.

  1. Me crié con mis hermanos
    en la granja de mi bisabuelo
  2. en California.
  3. Ese era nuestro hogar,
    el lugar de la familia.
  4. Cuando quedó claro que nadie
    de nuestra generación
  5. estaba dispuesto a hacerse cargo
    del trabajo duro de la finca,
  6. la propiedad se vendió a un vecino.
  7. El ancla de nuestra vida se cortó,
  8. y nos sentimos a la deriva
    sin nuestra tierra.
  9. Por primera vez, entendí
  10. que, a veces, las cosas se valoran más
  11. no por su presencia,
  12. sino por su ausencia.
  13. En ese momento, no pude entender
  14. el poderoso impacto
    que tendrían en mi futuro
  15. esas cosas que amamos y hemos perdido.
  16. Durante 23 años, trabajé
    junto a Yvon Chouinard.

  17. Cuando empecé, él diseñaba
    y confeccionaba el equipamiento técnico
  18. para escalar en hielo y roca
  19. dentro de un cobertizo
    cerca de las vías férreas en Ventura.
  20. Luego decidió fabricar
    indumentaria de montañismo,
  21. creó su empresa llamada Patagonia,
  22. y yo fui una de las primeras
    empleadas, junto a cinco más.
  23. Posteriormente, fui directora ejecutiva,
  24. y ayudé a construir una empresa
  25. donde fabricar los mejores productos
    y contribuir a un mundo mejor
  26. eran más que un eslogan.
  27. Doug Tompkins, con quien
    me casaría años más tarde,

  28. era un viejo amigo de Yvon,
    compañero montañista
  29. y emprendedor como él.
  30. Fue cofundador de The North Face
    y la compañía Esprit.
  31. Las tres empresas
  32. fueron fundadas por personas
    que habían vivido la década de los 60,
  33. bajo la impronta de los movimientos
  34. por los derechos civiles, contra
    la guerra, por el feminismo y la paz.
  35. Y esos valores de la época
    fueron recogidos
  36. y plasmados en el espíritu
    de estas empresas.
  37. A finales de la década de los 80,

  38. Doug decidió abandonar
    su actividad empresarial
  39. y dedicar el último tercio de su vida
    a lo que él llamaba
  40. "pagar la renta por vivir en el planeta".
  41. Más o menos en la misma época,
    cuando cumplí 40 años,
  42. estaba lista para hacer
    un giro radical en mi vida.
  43. El día posterior a mi renuncia
    en la empresa Patagonia,
  44. hice un vuelo de casi 10 000 km
    a la Patagonia, el lugar geográfico,
  45. para reunirme con Doug cuando él empezaba
    el primer proyecto conservacionista
  46. de ese tercio de su vida.
  47. Allí estábamos como refugiados
    del mundo empresarial,

  48. exiliados en una cabaña
    en la costa del sur de Chile,
  49. en medio de un bosque de árboles nativos
  50. donde los alerces
    pueden vivir miles de años.
  51. Estábamos en medio
    de una extensión vasta y virgen
  52. que constituye una de las dos únicas
    interrupciones de la Ruta Panamericana,
  53. entre Fairbanks, en Alaska,
    y el Cabo de Hornos.
  54. Mientras se producía
    ese cambio radical en nuestra vida,
  55. empezamos a advertir la destrucción
    de la belleza y la diversidad
  56. en casi todos los rincones.
  57. Allí, los últimos sitios vírgenes
    y protegidos del planeta
  58. seguían en su estado natural, básicamente,
  59. porque el implacable avance
    del desarrollo aún no había llegado.
  60. Doug y yo estábamos en uno
    de los rincones más alejados del planeta

  61. pero, aun así, alrededor
    del parque Pumalín,
  62. nuestra primera
    iniciativa conservacionista,
  63. la acuicultura industrial se propagaba
    como un tumor maligno.
  64. En poco tiempo, otras amenazas
    acecharon la región patagónica:
  65. la explotación de oro, los proyectos
    de represas en ríos cristalinos
  66. y otros conflictos.
  67. Las vibraciones del progreso económico
    que sacude al mundo en general
  68. pueden sentirse hasta en
    las latitudes más altas del cono sur.
  69. Sé que el progreso
    suele verse como algo positivo,

  70. como una evolución esperanzadora.
  71. Pero desde donde estábamos,
  72. fuimos testigos del lado oscuro
    del progreso industrial.
  73. Y cuando aplicamos una lógica industrial
    a los sistemas naturales,
  74. que sustentan toda forma de vida,
  75. empezamos a tratar a la Tierra
  76. como una fábrica que produce
    todo lo que creemos necesitar.
  77. Como bien sabemos, y a nuestro pesar,
  78. las consecuencias de esa lógica
    dañan el bienestar de las personas,
  79. la salud de nuestros sistemas climáticos
    y de la vida silvestre.
  80. Doug lo llamaba "el precio del progreso".
  81. Esa era nuestra postura,
  82. y quisimos ser parte de la resistencia
  83. oponiéndonos a todas esas tendencias.
  84. La idea de comprar tierras privadas

  85. y luego donarlas para
    crear parques nacionales
  86. no es nueva.
  87. Quien se haya maravillado con el paisaje
    del Parque Nacional Teton en Wyoming
  88. o haya acampado en
    el Parque Nacional Acadia de Maine
  89. se ha beneficiado de esta gran iniciativa.
  90. A través de nuestra fundación familiar
  91. empezamos a comprar tierras
    vírgenes en Chile y Argentina.
  92. Como defensores
    de la biología conservacionista,
  93. buscábamos tierras extensas,
    vírgenes y conectadas.
  94. Algunas zonas eran prístinas,
  95. y otras necesitaban
    tiempo para recuperarse.
  96. Debían ser restauradas.
  97. Terminamos comprando
    más de 800 000 hectáreas
  98. a dueños bien dispuestos,
  99. y las transformamos en áreas protegidas
    y administradas de manera privada.
  100. También las dotamos
    de infraestructura de parques,
  101. como zonas de acampada
    y senderos de acceso público.
  102. Todos eran bienvenidos.
  103. Nuestro objetivo era donar estas tierras
    transformadas en parques nacionales.

  104. Se lo podría considerar una especie
    de táctica capitalista de jujitsu.
  105. Invertíamos nuestro capital privado,
  106. generado con nuestra
    actividad empresarial,
  107. y lo empleábamos para
    proteger la naturaleza
  108. impidiendo que sea devorada
    por las fauces de la economía mundial.
  109. Sonaba muy bien, pero
    a principios de los 90, en Chile,
  110. donde la filantropía conservacionista,
    que es como la llamábamos,
  111. era totalmente desconocida.
  112. Debimos enfrentar enormes sospechas
  113. y, en muchos casos, una gran hostilidad.
  114. Con el tiempo, básicamente
    haciendo lo que pregonábamos,
  115. empezamos a ganar adeptos.
  116. En los últimos 27 años,
  117. hemos protegido de manera continua
    casi 6 millones de hectáreas
  118. de bosques templados,
  119. pastizales de estepa patagónicos,
  120. áreas costeras,
  121. humedales de agua dulce,
  122. y creamos 13 parques nacionales.
  123. Todo a partir de nuestras
    donaciones de tierras
  124. y tierras federales lindantes.
  125. Después de la muerte de Doug
    tras un accidente en kayak

  126. hace cuatro años,
  127. el impacto de la ausencia
    volvió a golpearme.
  128. Pero en Tompkins Conservation
    capitalizamos la pérdida
  129. y redoblamos esfuerzos.
  130. Así, en 2018, creamos nuevos
    parques nacionales marinos
  131. sobre una superficie superior
    a 10 millones de hectáreas
  132. al sur del océano Atlántico,
  133. sin pesca comercial
    ni captura de ningún tipo.
  134. En 2019, concretamos la donación de
    tierras privadas más grande de la historia
  135. cuando transferimos al gobierno de Chile
  136. nuestras últimas 400 000 hectáreas
    de terreno para conservación.
  137. Fue un esfuerzo público y privado
  138. que permitió la creación de cinco nuevos
    parques nacionales y amplió otros tres.
  139. Esta superficie terminó siendo
    mayor que la de Suiza.
  140. Todos nuestros proyectos
    surgieron a partir de asociaciones,

  141. más que nada con los gobiernos
    de Chile y Argentina.
  142. Este esfuerzo requiere un liderazgo
  143. que entienda el valor de proteger
    los tesoros de sus países,
  144. no solo para el presente,
    sino para el futuro.
  145. Asociarnos con filántropos
    conservacionistas como nosotros
  146. también fue clave en nuestro proyecto.
  147. Hace 15 años, nos preguntamos:

  148. Además de proteger el paisaje,
  149. ¿qué debemos hacer
    para crear ecosistemas eficientes?
  150. Y empezamos a preguntarnos,
    en el lugar donde estuviéramos,
  151. qué es lo que faltaba,
  152. qué especies habían desaparecido
  153. o estaban en peligro de extinción.
  154. También nos preguntamos
    cómo podíamos evitar
  155. los factores que llevaron originalmente
    a la extinción de esas especies.
  156. Lo que ahora parece obvio
  157. en aquel momento fue
    una impactante revelación
  158. que cambió radicalmente
    la naturaleza de nuestro trabajo:
  159. si los miembros de la comunidad
    no colaboran y participan en conjunto,
  160. es imposible para nosotros crear
    un ecosistema que funcione como debe.
  161. Desde entonces, logramos reintroducir
    varias especies nativas
  162. en los esteros del Iberá:
  163. osos hormigueros gigantes,
  164. ciervos de las pampas,
  165. pecaríes
  166. y, por último, la difícil especie
    del guacamayo rojo,
  167. que no habitaba ese ecosistema
    en los últimos 100 años.
  168. Y hoy han vuelto, vuelan libres,
    esparcen semillas
  169. y viven su vida como corresponde.
  170. El punto culminante
    de estos esfuerzos en el Iberá

  171. es el regreso de los superpredadores
    a su lugar natural:
  172. los jaguares en tierra
    y las nutrias gigantes en el agua.
  173. Tras varios años de ensayo y error,
    finalmente nacieron cachorros
  174. que serán liberados por primera vez
    en más de medio siglo
  175. en los esteros del Iberá.
  176. Y ahora, las casi 700 000 hectáreas
    del Parque Iberá serán el espacio ideal
  177. para recuperar la población de jaguares
    con poco riesgo de conflicto
  178. con hacendados vecinos.
  179. Nuestros proyectos para recuperar especies
  180. están teniendo éxito entre poblaciones
    clave que se han reducido en número
  181. en la región patagónica,
  182. como el huemul, que está
    al borde de la extinción,
  183. los escasos ñandúes
  184. y también pumas y zorros,
    que estamos recuperando.
  185. Creo que el impacto
    de la ausencia no nos ayuda

  186. si tan solo nos lleva a la nostalgia
    o a la desesperación.
  187. Por el contrario:
  188. solo sirve si nos motiva
  189. para trabajar con el fin
    de recuperar lo que se ha perdido.
  190. El primer paso
    para recuperar la vida silvestre
  191. es imaginar que es posible,
  192. que la abundante vida silvestre
    que nos muestran los registros
  193. no son meras historias recogidas
    en libros viejos y polvorientos.
  194. ¿Podemos imaginar algo así?
  195. ¿Es posible creer que
    el mundo puede ser más bello,
  196. más equitativo?
  197. Yo sí lo creo,
  198. porque lo he visto.
  199. Les mostraré un ejemplo.
  200. Cuando compramos
    una de las fincas más extensas

  201. en Chile y en la Patagonia en el año 2004,
  202. era como vemos en la imagen.
  203. Durante un siglo, estas tierras
    fueron expuestas al sobrepastoreo,
  204. como la mayoría de las praderas del mundo.
  205. La erosión del suelo era una constante,
  206. y cientos de kilómetros de vallado
  207. mantenían a los animales
    silvestres acorralados
  208. e impedían su desplazamiento.
  209. Esto ocurría con la escasa
    fauna silvestre que quedaba.
  210. Los pumas y los zorros nativos
    habían sido perseguidos durante décadas,
  211. lo cual redujo su población.
  212. Hoy, esas tierras superan las 300 000 ha
    en el Parque Nacional de la Patagonia,
  213. y es así como se ven.
  214. Y Arcelio, quien fuera el gaucho
  215. cuyo primer trabajo había sido
    cazar pumas en años anteriores,
  216. hoy está a cargo del equipo de rastreo
    de especies silvestres en el parque
  217. y su historia ha cautivado
    a numerosas personas en el mundo.
  218. Qué es posible.
  219. Comparto estas ideas y estas
    imágenes con Uds., no por vanidad,

  220. sino para demostrar algo muy simple
  221. y proponer acciones urgentes.
  222. Si el problema es la supervivencia,
  223. la supervivencia de la diversidad
    de la vida, de la dignidad humana
  224. y de las comunidades humanas sanas,
  225. entonces la solución debe ser
    recuperar la vida silvestre en la Tierra.
  226. Cuanto más se pueda, y cuanto antes.
  227. Todos tienen una función que cumplir,
  228. especialmente quienes
    gozamos de privilegios,
  229. con poder político,
  230. medios económicos,
  231. donde, hay que admitir,
    para bien o para mal,
  232. está el tablero de ajedrez
    en el que se juega nuestro futuro.
  233. Y esto nos lleva a la esencia
    de la pregunta:
  234. ¿estamos preparados para
    cambiar el final de esta historia?

  235. Los cambios que el mundo
    ha vivido en los últimos meses
  236. para detener la propagación del COVID-19
  237. me parecen sumamente alentadores,
  238. porque demuestran que realmente podemos
    unir fuerzas en circunstancias extremas.
  239. Lo que estamos viviendo actualmente
    podría ser la antesala
  240. de un potencial daño mayor
    como resultado de la crisis climática.
  241. Pero sin previo aviso, y a nivel mundial,
  242. estamos aprendiendo a trabajar juntos
    como nunca habríamos imaginado.
  243. Los jóvenes que hemos visto manifestarse
  244. en las calles de todo el mundo
  245. para recordarnos nuestra responsabilidad
    y criticar nuestra inacción
  246. son mi verdadera inspiración.
  247. Ahora bien, aunque ya lo sepamos,

  248. si alguna vez hubo un momento
    para ver la realidad
  249. de que todo está interconectado,
  250. es ahora.
  251. Toda vida humana se ve afectada
  252. por las acciones de otras vidas
    humanas en todo el mundo.
  253. Y el destino de la humanidad
    está ligado a la salud del planeta.
  254. Tenemos un destino común.
  255. Podemos prosperar
  256. o sufrir,
  257. pero lo haremos juntos.
  258. Y esta es la verdad:

  259. ya hemos pasado la instancia
    en que la acción individual es optativa.
  260. En mi opinión, todos
    tenemos la obligación moral
  261. de actuar para reimaginar
    nuestro lugar en el círculo de la vida.
  262. No en el centro, sino
    como parte de un todo.
  263. Debemos recordar que lo que hacemos
    es el reflejo de lo que elegimos ser.
  264. Fundemos una civilización
  265. que honre el valor
    intrínseco de toda vida.
  266. Sin importar quién eres,
  267. ni con qué debes trabajar,
  268. levántate de la cama, todas las mañanas,
  269. y haz algo que no tenga
    nada que ver contigo
  270. pero sí con las cosas que amas,
  271. con esas cosas que
    reconoces como verdaderas.
  272. Imagina el progreso humano
  273. como un camino hacia la plenitud,
  274. hacia la salud,
  275. hacia la dignidad humana,
  276. y siempre,
  277. y para siempre,
  278. hacia la belleza silvestre.
  279. Gracias.