Spanish subtitles

← Un homenaje a los enfermeros

Get Embed Code
28 Languages

Showing Revision 38 created 06/19/2017 by Sebastian Betti.

  1. Como pacientes,
  2. por lo general recordamos
    los nombres de nuestros médicos,
  3. pero a menudo olvidamos
    los nombres de nuestros enfermeros.
  4. Yo recuerdo una.
  5. Hace unos años, tuve cáncer de mama
  6. y de alguna manera logré
    superar las cirugías
  7. y el comienzo del tratamiento muy bien.
  8. Podía ocultar lo que estaba pasando.
  9. Nadie tenía por qué saberlo.
  10. Podía llevar a mi hija a la escuela,
  11. podía salir a cenar con mi marido;
  12. podía engañar a la gente.
  13. Pero luego llegó la quimio
  14. y eso me aterraba
  15. porque sabía que iba a perder
    todo el cabello
  16. por el tipo de quimio que tendría.
  17. Ya no podría fingir
  18. que todo estaba normal.
  19. Estaba asustada.

  20. Sabía lo que era que todos
    me trataran con pinzas
  21. y sencillamente quería sentirme normal.
  22. Tenía un catéter en el pecho.
  23. Fui a mi primer día de quimioterapia
  24. y estaba muy mal de ánimo.
  25. Mi enfermera, Joanne, entró por la puerta
  26. y cada hueso de mi cuerpo me pedía
  27. que me levantara
    de aquella silla y huyera.
  28. Pero Joanne me miró y me habló
    como si fuéramos viejas amigas.
  29. Luego me preguntó:
  30. "¿Dónde te hiciste las mechas?"
  31. (Risas)

  32. Me dije: ¿Es una broma?

  33. ¿Me hablará de mi cabello
    cuando estoy a punto de perderlo?
  34. Me enojó un poco
  35. y le dije: "¿En serio, el cabello?"
  36. Y encogiendo los hombros me dijo:
  37. "Volverá a crecer".
  38. En ese momento me dijo algo
    que yo había pasado por alto,
  39. concretamente que mi vida
    volvería a la normalidad algún día.
  40. Ella realmente lo creía.
  41. Así que yo lo creí también.
  42. Preocuparse por la pérdida del cabello
    cuando uno lucha contra el cáncer

  43. puede parecer una tontería al principio,
  44. pero no es que uno solo
    se preocupe por el aspecto,
  45. sino porque todo el mundo
    lo tratará con demasiado cuidado.
  46. Joanne me hizo sentir normal
    por primera vez en seis meses.
  47. Hablamos de sus novios,
  48. hablamos de buscar
    apartamento en Nueva York
  49. y hablamos de mi reacción
    a la quimioterapia...
  50. todo mezclado.
  51. Y siempre me preguntaba,
  52. ¿cómo supo tan instintivamente
    cómo hablarme?
  53. Joanne Staha y mi admiración para ella

  54. marcaron el comienzo de mi viaje
    en el mundo de la enfermería.
  55. Unos años después, me pidieron
    que hiciera un proyecto
  56. para celebrar el trabajo
    realizado por los enfermeros.
  57. Empecé con Joanne
  58. y conocí a más de 100 enfermeros
    en todo el país.
  59. Pasé cinco años entrevistando,
    fotografiando y filmando enfermeros
  60. para un libro y un documental.
  61. Planifiqué con mi equipo
    un viaje por EE.UU.
  62. que nos llevaría a lugares que enfrentan
  63. algunos de los problemas más grandes
    de salud pública de la nación:
  64. el envejecimiento, la guerra,
    la pobreza, el encarcelamiento.
  65. Y luego nos fuimos a lugares
  66. donde encontraríamos
    la mayor concentración de pacientes
  67. que enfrentan esos problemas.
  68. Luego les pedimos a hospitales
    y centros nominar a los enfermeros
  69. que mejor los representarían.
  70. Una de las primeras enfermeras
    que conocí fue Bridget Kumbella.

  71. Bridget nació en Camerún,
  72. es la mayor de cuatro hijos.
  73. Su padre estaba trabajando
    y cayó de un cuarto piso
  74. y se lesionó gravemente la espalda.
  75. Y habló mucho de lo que era
  76. estar acostado boca arriba
    y no recibir el tratamiento necesario.
  77. Eso impulsó a Bridget hacia la enfermería.
  78. Ahora, como enfermera en el Bronx,
    cuida a un grupo muy diverso de pacientes,
  79. de todos los orígenes y religiones.
  80. Y ha dedicado su carrera
    a entender el impacto
  81. de las diferencias culturales
    en materia de salud.
  82. Ella habló de un paciente
  83. - un paciente aborigen -
  84. que quería ingresar a la UCI
    con un puñado de plumas
  85. porque le daba consuelo espiritual.
  86. Y habló de cómo lo apoyó
  87. y dijo que los pacientes
    tienen distintas religiones
  88. y usan todo tipo de objetos
    como consuelo espiritual;
  89. sea un santo rosario
    o una pluma simbólica,
  90. todo debe apoyarse.
  91. Este es Jason Short.

  92. Jason se desplaza a los hogares
    de las montañas de los Apalaches,
  93. y su padre tenía una gasolinera
    y un taller de reparación en su infancia.
  94. Así que antes de trabajar como enfermero
    en la comunidad se ocupaba de automóviles.
  95. Cuando estaba en la universidad,
  96. no tuvo el coraje suficiente
    para ser enfermero,
  97. así que evitó esa ocupación durante años.
  98. Durante un tiempo condujo camiones,
  99. pero los caminos de la vida
    lo llevaron de nuevo a la enfermería.
  100. Como enfermero en los Apalaches,
  101. Jason va a lugares a los que ni siquiera
    una ambulancia puede llegar.
  102. En esta foto, está posando en medio
    de lo que solía ser un camino.
  103. La minería de montaña inundó ese camino
  104. y la única manera que tiene
    Jason ahora de llegar al paciente
  105. que vive en esa casa con neumoconiosis
  106. es conducir su todoterreno
    contracorriente por ese arroyo.
  107. El día que fui con él, arrancamos
    el parachoques delantero del auto.
  108. A la mañana siguiente se levantó,
  109. puso el auto en la fosa,
    reparó el parachoques
  110. y luego se fue a ver
    a su próximo paciente.
  111. Fui testigo de cómo Jason
    cuidó a este caballero
  112. con enorme compasión
  113. y me sorprendió de nuevo lo íntimo
    que es en realidad la enfermería.
  114. Cuando conocí a Brian McMillion,
    era un novato.

  115. Regresaba por baja del ejército
  116. y todavía no se había acomodado
    de nuevo a la vida en San Diego.
  117. Habló de su experiencia
    como enfermero en Alemania
  118. y de cómo cuidó a los soldados
    que regresaban del campo de batalla.
  119. Muy a menudo, él sería
    la primera persona que verían
  120. al abrir los ojos en el hospital.
  121. En cama y con miembros amputados,
    al verle, lo primero que le decían era:
  122. "¿Cuándo puedo volver?
    Dejé a mis compañeros allí".
  123. Y Brian les decía:
  124. "No vas a ninguna parte.
    Ya has dado suficiente, hermano".
  125. Brian es a la vez un enfermero
    y un soldado que ha estado en combate.
  126. Tiene una posición privilegiada
  127. que le permite empatizar y ayudar
    a sanar a los veteranos que atiende.
  128. Esta es la hermana Stephen.

  129. Ella dirige un hogar de ancianos
    en Wisconsin llamado Villa Loretto.
  130. Y bajo su techo se puede
    encontrar todo tipo de vida.
  131. Creció deseando vivir en una granja,
  132. así que al tener la oportunidad
    de adoptar animales de granja,
  133. los acogió entusiasmada.
  134. Y en primavera, esos animales
    tienen cachorros.
  135. Y la hermana Stephen usa
    esos patitos, cabritas y corderos
  136. como zooterapia para
    los residentes de Villa Loretto
  137. que a veces no pueden recordar
    sus propios nombres,
  138. pero se alegran de sostener
    en sus manos un corderito.
  139. El día que estuve con la hermana Stephen,
  140. tenía que sacarla de Villa Loretto
    para rodar parte de su historia.
  141. Y antes de irnos entró en la habitación
    de un paciente moribundo.
  142. Y se inclinó y dijo:
  143. "Tengo que irme durante el día,
  144. pero si Jesús te llama,
  145. tú ve.
  146. Ve directo a la casa de Jesús".
  147. Me quedé allí pensando
  148. que era la primera vez en mi vida
  149. que fui testigo de que se podía mostrar
    amor incondicional a alguien
  150. dejándole ir.
  151. No tenemos que aferrarnos tanto.
  152. Vi más vida en Villa Loretto
  153. que en ningún otro momento
    y en ningún otro lugar en mi vida.
  154. Vivimos tiempos complicados
    en lo que a la salud respecta.

  155. Es fácil perder de vista la necesidad
  156. de cuidar cuánto vivimos
    sino con qué calidad lo hacemos.
  157. Conforme se creen
    nuevas tecnologías que salven vidas,
  158. tendremos que tomar
    decisiones complicadas.
  159. Estas tecnologías a menudo salvan vidas,
  160. pero también pueden prolongar
    el dolor y la agonía de la muerte.
  161. ¿Cómo se supone que lidiaremos con esto?
  162. Necesitaremos toda la ayuda posible.
  163. Los enfermeros tienen
    una relación única con nosotros
  164. porque pasan tiempo junto a nuestra cama.
  165. Durante ese tiempo se crea
    una cierta intimidad emocional.
  166. El pasado verano, el 9 de agosto,

  167. mi padre murió de un ataque al corazón.
  168. Mi madre estaba devastada
  169. y no podía imaginar su mundo sin él.
  170. Cuatro días después se cayó,
    se quebró la cadera,
  171. necesitaba cirugía y se encontró
    luchando por su propia vida.
  172. Una vez más me encontré
  173. recibiendo el cuidado de los enfermeros...
  174. esta vez para mi mamá.
  175. Mi hermano, mi hermana y yo
    nos quedamos a su lado
  176. los siguientes tres días en la UCI.
  177. Mientras tratábamos de tomar
    las decisiones correctas
  178. y seguir los deseos de mi madre,
  179. descubrimos que dependíamos
    de los consejos de los enfermeros.
  180. Y una vez más,
  181. no nos defraudaron.
  182. Tuvieron una visión increíble
  183. sobre cómo cuidar a mi mamá
    en sus últimos cuatro días de vida.
  184. Le ofrecieron consuelo
    y le aliviaron el dolor.
  185. Supieron animarnos a mi hermana y a mí
    para ponerle un camisón bonito a mamá,
  186. mucho después de que ya no le importara
  187. pero sí y mucho a nosotros.
  188. Y supieron despertarme justo a tiempo
    para el último aliento de mi madre.
  189. Y luego supieron cuánto tiempo
    dejarme en la habitación con ella
  190. luego de su muerte.
  191. No tengo idea de cómo saben esas cosas,

  192. pero sí sé que les estoy
    eternamente agradecida
  193. por guiarme una vez más.
  194. Muchas gracias.

  195. (Aplausos)