Return to Video

24/26 HOW TO GROW UP - They Need Family Not Meetings

  • 0:02 - 0:04
    El llamado de Jesús
  • 0:05 - 0:10
    Bienvenidos a esta lección 24:
    "Cómo crecer".
  • 0:10 - 0:14
    La última vez hablamos de los diferentes
    niveles espirituales que vemos en la
    Biblia.
  • 0:14 - 0:18
    Hablamos acerca de ser bebés,
    recién nacidos,
  • 0:18 - 0:21
    cómo crecer y volverse niños en la fe,
  • 0:21 - 0:24
    y luego volverse padres en la fe.
  • 0:24 - 0:29
    Necesitamos ir afuera y encontrar a una
    persona de paz, como Jesús está hablando
    acerca,
  • 0:29 - 0:32
    algo que hemos visto en esta serie
    "El llamado de Jesús".
  • 0:32 - 0:35
    Pero, cuando encontramos a esa persona
    de paz,
  • 0:35 - 0:39
    necesitamos saber cómo compartir el
    Evangelio con ellos,
  • 0:39 - 0:42
    de modo que ellos puedan nacer
    verdaderamente otra vez.
  • 0:42 - 0:47
    Pero, también necesitamos ayudarles
    a crecer.
  • 0:48 - 0:52
    Necesitamos ayudarles a volverse
    maduros en Cristo.
  • 0:52 - 0:56
    Como en una familia, lo que vemos en una
    familia es que...
  • 0:56 - 0:58
    en una familia deberían de haber bebés.
  • 0:58 - 1:00
    En la familia natural.
  • 1:00 - 1:03
    Pero ellos no deberían quedarse como
    bebés.
  • 1:03 - 1:06
    Ellos deberían crecer.
  • 1:06 - 1:09
    Y al tiempo, ellos deberían, de hecho,
    crecer tantísimo
  • 1:09 - 1:14
    que ellos dejarán el hogar e irán afuera
    y tendrán su propia familia.
  • 1:14 - 1:18
    Y ahora no somos padres, sino abuelos.
  • 1:18 - 1:22
    Como lo es en lo natural, Dios quiere que
    lo sea en lo espiritual.
  • 1:23 - 1:26
    Cuando echo una mirada a la iglesia hoy
    en día, solo quiero decir:
  • 1:26 - 1:31
    es triste ver cuán lejos hemos llegado de
  • 1:31 - 1:33
    lo que Dios quiere que nosotros seamos.
  • 1:33 - 1:39
    Cuán pocos son, de hecho, los que
    realmente, realmente están creciendo y
    viendo buen fruto
  • 1:39 - 1:41
    en su vida cotidiana.
  • 1:41 - 1:44
    Hay tantísimas personas hoy en día en
    las iglesias que solo,
  • 1:44 - 1:51
    y es triste decirlo, continúan siendo
    bebés espirituales el resto de sus vidas.
  • 1:51 - 1:54
    ¿Por qué? ¿Por qué es así?
  • 1:54 - 1:57
    ¿Pudiera ser que nos falta discipulado?
  • 1:57 - 2:00
    Creo yo que ese es uno de los puntos.
  • 2:00 - 2:04
    Pero la verdad es, también, que...
  • 2:04 - 2:10
    muchas personas en la iglesia no han
    nacido de nuevo todavía.
  • 2:10 - 2:14
    Quiero leer una cita aquí de mi libro
    "El llamado de Jesús", en este capítulo.
  • 2:15 - 2:20
    "Cuando una persona ha verdaderamente
    nacido de nuevo, tú lo verás en su vida.
  • 2:20 - 2:25
    Habrá fruto en su vida que mostrará que
    ellos son una nueva creación.
  • 2:25 - 2:28
    Cuando hay fruto en la vida de una
    persona,
  • 2:28 - 2:32
    ellos necesitan leche, de modo que ellos
    puedan crecer y madurar,
  • 2:32 - 2:37
    sin embargo, si el fruto no está allí,
    eso significa que ellos no han nacido de
    nuevo,
  • 2:37 - 2:41
    y ellos necesitarán algo mucho más fuerte
    que la leche".
  • 2:42 - 2:45
    Cuando una persona ha nacido de nuevo,
  • 2:45 - 2:49
    lo vimos la última vez, esa persona
    necesita leche.
  • 2:49 - 2:51
    Pero si una persona no ha, verdaderamente,
    nacido de nuevo:
  • 2:51 - 2:55
    ellos necesitan algo mucho más fuerte
    que la leche.
  • 2:55 - 2:57
    ¿Qué es eso?
    Sangre.
  • 2:57 - 3:01
    La sangre de Jesús.
    Ellos necesitan nacer otra vez.
  • 3:01 - 3:05
    Porque, cuando ellos nacen de nuevo,
  • 3:05 - 3:08
    la vida está siendo transformada,
  • 3:08 - 3:13
    no desde afuera hacia adentro,
    sino que de adentro hacia afuera.
  • 3:13 - 3:18
    1 Juan 3:6-10 está diciendo esto:
  • 3:18 - 3:21
    Todo aquel que permanece en él, no peca;
  • 3:21 - 3:25
    todo aquel que peca, no le ha visto,
    ni le ha conocido.
  • 3:25 - 3:29
    Hijitos, nadie os engañe;
  • 3:29 - 3:34
    el que hace justicia es justo, como él
    es justo.
  • 3:34 - 3:37
    El que practica el pecado es del diablo;
  • 3:37 - 3:40
    porque el diablo peca desde el principio.
  • 3:40 - 3:45
    Para esto apareció el Hijo de Dios,
    para deshacer las obras del diablo.
  • 3:45 - 3:50
    Todo aquel que es nacido de Dios,
    no practica el pecado,
  • 3:50 - 3:54
    porque la simiente de Dios permanece
    en él;
  • 3:54 - 3:59
    y no puede pecar, porque es nacido
    de Dios.
  • 3:59 - 4:04
    En esto se manifiestan los hijos de Dios,
    y los hijos del diablo:
  • 4:04 - 4:10
    todo aquel que no hace justicia,
  • 4:10 - 4:15
    y que no ama a su hermano, no es de Dios".
  • 4:15 - 4:20
    Lo que vemos aquí es... la Biblia es
    muy, muy clara
  • 4:20 - 4:25
    que todos los que son verdaderamente
    nacidos de nuevos no pueden seguir
    pecando.
  • 4:25 - 4:31
    La simiente de Dios permanece en ellos
    y ellos no pueden seguir pecando.
  • 4:31 - 4:36
    También leemos que ellos aman a sus
    hermanos; aquellos que han nacido de
    nuevo.
  • 4:36 - 4:40
    Si aquellas cosas están ausentes
    de la vida de una persona,
  • 4:40 - 4:41
    si las personas están viviendo en el
    pecado,
  • 4:41 - 4:46
    si las personas no tienen el amor para
    estar con otros creyentes...
  • 4:46 - 4:49
    ¿Por qué? ¿Por qué están ausentes?
  • 4:49 - 4:53
    ¿Podría ser porque ellos no han
    verdaderamente nacido de nuevo?
  • 4:53 - 4:57
    Tú sabes... podemos conocer a un árbol
    por sus frutos.
  • 4:57 - 4:59
    Y si esto no está allí,
  • 4:59 - 5:05
    si el deseo de vivir una vida santa,
    si el deseo de amar a sus hermanos
  • 5:05 - 5:10
    y estar con otras personas está ausente
    en la vida de una persona:
  • 5:11 - 5:15
    tú no puedes discipular a una persona
    como esa a la madurez. ¿Por qué?
  • 5:16 - 5:19
    Porque ellos no han nacido de nuevo
    todavía.
  • 5:19 - 5:23
    Y, por lo tanto, cuando hablamos de cómo
    hacer crecer a los niños,
  • 5:23 - 5:28
    lo que necesitamos hacer es siempre
    empezar con el Evangelio.
  • 5:28 - 5:32
    Necesitamos siempre volver al Evangelio
    y mantenerlo simple.
  • 5:32 - 5:36
    Predica el Evangelio, incluso a aquellos
    quienes van a las iglesias,
  • 5:36 - 5:39
    incluso a aquellos quienes van a tus
    congregaciones.
  • 5:39 - 5:46
    Porque si tú tienes a una persona y tú
    ves que algo está faltando,
  • 5:47 - 5:52
    lo que está faltando está solo revelando
    un problema más hondo.
  • 5:52 - 5:54
    ¿Y qué es eso?
  • 5:54 - 5:55
    Esa es la raíz.
  • 5:56 - 5:59
    Así que, tú sabes que podemos conocer
    a un árbol por su fruto.
  • 5:59 - 6:02
    Si un árbol, por ejemplo,
    produce naranjas,
  • 6:02 - 6:05
    y tú quieres que el árbol produzca
    manzanas en vez de ellas,
  • 6:06 - 6:10
    la solución no es sacar todas las naranjas
  • 6:10 - 6:14
    y decirle al árbol: "¡Tienes que parar de
    producir naranjas!
  • 6:14 - 6:20
    ¡Tú necesitas empezar a producir
    manzanas! ¡¿Qué es lo que está
    mal contigo, árbol?!"
  • 6:20 - 6:23
    No. El árbol solo produce lo que es.
  • 6:23 - 6:26
    Un naranjo produce naranjas.
  • 6:26 - 6:28
    Un manzano produce manzanas.
  • 6:28 - 6:33
    Un árbol produce lo que es.
  • 6:33 - 6:35
    Lo mismo es con una persona.
  • 6:35 - 6:39
    Si tú tienes una persona, quien está
    viviendo en pecado,
  • 6:39 - 6:42
    si tú tienes una persona, quien no anhela
    la comunión,
  • 6:42 - 6:45
    entonces quiero incentivarte...
  • 6:45 - 6:49
    antes de que vayas más profundo, profundo,
    profundo e intentes discipularle
  • 6:49 - 6:53
    y sacarlos, y: "¡Venga ya! Necesitas parar
    de pecar.
  • 6:53 - 6:55
    ¡Ven! Necesitas venir a la
    congregación.
  • 6:55 - 6:56
    ¡Ven! Tú necesitas...",
  • 6:56 - 6:59
    porque tú solo quedarás exhausto en ello,
  • 6:59 - 7:03
    entonces, más bien, tómate el tiempo para
    sentarte con ellos y compartirles el
    Evangelio.
  • 7:03 - 7:06
    Porque cuando las personas verdaderamente
    consiguen esa vida... ¡aleluya!,
  • 7:06 - 7:09
    ellos no necesitan a nadie alrededor de
    ellos para:
  • 7:09 - 7:13
    "¡Venga ya! ¡Tienes que vivir de forma
    santa! ¡Venga ya! Tú tienes que tener
    comunión!
  • 7:13 - 7:14
    Y yo recuerdo eso.
  • 7:14 - 7:18
    Yo era de 19 años cuando le di mi
    vida a Dios.
  • 7:19 - 7:22
    Yo era el primero de mi familia que le
    dio su vida a Dios.
  • 7:22 - 7:26
    No tenía, algo así como familias y
    muchos amigos.
  • 7:26 - 7:30
    Tenía un amigo que era un cristiano.
    No tenía a nadie más.
  • 7:30 - 7:35
    Inmediatamente, sin incluso realmente
    haber estado jamás en la iglesia,
  • 7:36 - 7:39
    cuando yo nací de nuevo,
    la primera cosa sucedió...
  • 7:39 - 7:40
    ¿Qué fue eso?
  • 7:40 - 7:42
    Fue lo que leímos.
  • 7:42 - 7:47
    Una de las primeras cosas que sucedió es
    que ya no podía seguir pecando.
  • 7:47 - 7:52
    No podía. Así como, cuando hacía cosas que
    acostumbraba a hacer
  • 7:52 - 7:56
    que eran pecado, yo solo lo sentía
    adentro mío.
  • 7:56 - 7:58
    La simiente de Dios permanecía en mí.
  • 7:58 - 8:00
    No podía seguir pecando.
  • 8:00 - 8:04
    Y lo sé por mi bien, no necesité un dedo
    levantado y que me dijeran:
  • 8:04 - 8:07
    "Hey. No tienes permitido hacer esto.
    Tienes que hacer esto. Tienes que
    hacer esto".
  • 8:07 - 8:11
    No. No lo necesité. ¿Por qué? Porque la
    simiente permanecía en mí.
  • 8:11 - 8:13
    Dios estaba allí.
  • 8:13 - 8:14
    Como lo leímos antes.
  • 8:14 - 8:21
    Otra cosa era: yo anhelaba comunión con
    mis nuevas familias.
  • 8:21 - 8:24
    Yo anhelaba la comunión.
  • 8:25 - 8:29
    Y un tipo como yo, quien había nacido
    de nuevo, cuando yo anhelaba comunión,
  • 8:29 - 8:32
    yo necesitaba más que solo un día a
    la semana...
  • 8:32 - 8:36
    para ir y solo juntarse.
    Un domingo no era suficiente.
  • 8:36 - 8:38
    Necesitaba más.
  • 8:38 - 8:42
    Y yo quería vivir de manera santa,
    pero en el principio yo caí
  • 8:42 - 8:45
    y yo hice cosas equivocadas y me
    sentí condenado.
  • 8:45 - 8:48
    Y allí yo, también, necesitaba a alguien
    alrededor mío,
  • 8:48 - 8:51
    más que un solo día a la semana.
  • 8:51 - 8:55
    Y en mi vida Dios me dio a alguien.
  • 8:56 - 8:59
    Él me dio a mi suegro,
  • 8:59 - 9:03
    quien se volvió mi papá espiritual,
    quien estaba allí para mí.
  • 9:03 - 9:08
    Y mi suegro me ayudó a crecer.
  • 9:09 - 9:14
    Lo que él nunca hizo... él nunca se sentó
    conmigo y dijo:
  • 9:14 - 9:17
    "Torben. Ahora tendremos una enseñanza.
    Esta semana vamos a hablar acerca de esto,
  • 9:17 - 9:20
    la siguiente semana hablaremos acerca de
    esto, a la tercera semana hablaremos
    acerca de esto...
  • 9:20 - 9:25
    No. Mi enseñanza, la enseñanza que él me
    dio, la leche que me dio,
  • 9:25 - 9:29
    fue en el sillón, con él sentado a
    mi lado.
  • 9:29 - 9:32
    Y luego yo estaba sentado allí con mi
    Biblia y yo tenía hambre.
  • 9:32 - 9:35
    Y yo hacía un montón de preguntas:
    "¿Qué hay acerca de esto? ¿Qué hay acerca
    de esto?
  • 9:35 - 9:37
    ¿Qué hay acerca de esto?
    ¿Qué hay acerca de esto?"
  • 9:37 - 9:39
    Y cuando yo estaba luchando,
    él siempre estuvo allí.
  • 9:39 - 9:42
    Cuando yo estaba dudando y haciendo
    preguntas: él estaba allí.
  • 9:43 - 9:47
    Esto es lo que un creyente que ha nacido
    de nuevo necesita.
  • 9:47 - 9:51
    Ellos no solo necesitan venir a una
    reunión.
  • 9:51 - 9:53
    Ellos necesitan una familia.
  • 9:54 - 9:56
    Ellos necesitan 24/7
  • 9:56 - 10:03
    a alguien quien esté allí, quien esté
    listo a compartir vida con ellos.
  • 10:03 - 10:07
    Y así es como realmente vemos a los niños
    crecer y volverse fuertes.
  • 10:07 - 10:12
    En 1 de Corintios 4:14-16,
    Pablo está diciendo esto:
  • 10:12 - 10:17
    "No escribo esto para avergonzaros, sino
    para amonestaros como a hijos míos amados.
  • 10:17 - 10:21
    Porque aunque tengáis diez mil ayos
    en Cristo,
  • 10:21 - 10:24
    no tendréis muchos padres;
  • 10:24 - 10:28
    pues en Cristo Jesús yo os engendré por
    medio del evangelio.
  • 10:28 - 10:31
    Por tanto, os ruego que me imitéis".
  • 10:32 - 10:37
    Habían muchos ayos, o muchos líderes,
    digámoslo así, en la iglesia hoy en día.
  • 10:37 - 10:40
    Pero no hay muchos padres.
  • 10:40 - 10:43
    Pablo, él era realmente un padre para
    algunas de aquellas personas
  • 10:43 - 10:49
    y yo te incentivo a ti allá afuera, cuando
    se trata de cómo hacer crecer a personas,
    en Cristo,
  • 10:50 - 10:54
    cuando una persona es un recién nacido
    y experimenta a Cristo,
  • 10:54 - 10:58
    ellos necesitan más que solo ser invitados
    a una reunión.
  • 10:58 - 11:02
    Ellos anhelan comunión.
    Ellos quieren vivir de manera santa.
  • 11:02 - 11:05
    Ellos necesitan a alguien quien solo pueda
    estar allí para ellos,
  • 11:05 - 11:08
    alguien quien pueda compartir vida
    con ellos,
  • 11:08 - 11:12
    alguien quien pueda amarles.
  • 11:12 - 11:16
    Ellos necesitan más que solo ser invitados
    a la iglesia.
  • 11:16 - 11:20
    Ellos necesitan ser invitados a una taza
    de café o a una cena.
  • 11:21 - 11:23
    Y esto es lo que te incentivo a ti a
    hacer.
  • 11:23 - 11:26
    Cuando tú comienzas a trabajar con
    personas...
  • 11:27 - 11:31
    y tú empiezas a ver personas venir
    a Cristo,
  • 11:31 - 11:33
    abre tu hogar.
  • 11:33 - 11:35
    Invítales a cenar.
  • 11:35 - 11:39
    Siéntate con ellos en el sofá.
    Habla acerca de la vida.
  • 11:39 - 11:45
    Y allí contesta algunas de esas preguntas
    que a las personas, usualmente, no le son
    contestadas en la iglesia.
  • 11:45 - 11:51
    Sé que cuando era yo un creyente recién
    nacido y me sentaba en la casa de quien
    sería mi suegro,
  • 11:53 - 11:55
    él no realizó una enseñanza/lección,
  • 11:55 - 11:59
    sino que él contestó aquellas dudas que
    yo tenía en aquel momento.
  • 11:59 - 12:01
    Hey. Estoy luchando con esto.
    ¿Qué hay acerca de esto?
  • 12:01 - 12:02
    Hey. ¿Qué hay acerca de esto?
    ¿Qué hay acerca de esto?
  • 12:02 - 12:05
    Y él me dio tantísimo más al solo
    tener a alguien
  • 12:05 - 12:08
    contestar esas preguntas que yo tenía
    en ese momento,
  • 12:08 - 12:12
    que ir a escuchar un sermón de 45
    minutos,
  • 12:12 - 12:15
    con algo que no estaba funcionando en
    mi vida.
  • 12:16 - 12:20
    Pero quiero decirlo, no siempre es fácil
    encontrar a aquellas personas correctas,
  • 12:20 - 12:24
    personas quienes sean maduras,
    quienes quieren ayudar a las personas.
  • 12:25 - 12:28
    No es fácil tanto afuera de la iglesia
    como dentro de la iglesia.
  • 12:28 - 12:33
    Recuerdo que hace unos años atrás yo
    estaba en una ciudad y guié a algunas
    personas a Cristo.
  • 12:33 - 12:37
    Y no había iglesia en esa ciudad, pero
    había un pequeño grupo
  • 12:37 - 12:41
    de cristianos juntándose.
    Habían 6 cristianos juntándose.
  • 12:41 - 12:46
    Y traté de llevar algunos de esos nuevos
    creyentes a ese grupo,
  • 12:46 - 12:51
    pero no era fácil, porque en ese pequeño
    grupo habían 6 personas,
  • 12:51 - 12:53
    y cuando los miré: habían dos quienes
    eran asombrosos
  • 12:53 - 12:58
    y quienes amaban a Jesús, asombrosos, en
    llamas, que solo salían de ellos siempre.
  • 12:58 - 13:02
    Habían otros dos que eran más neutrales
    y como: ¿Quiénes son ellos?
  • 13:03 - 13:07
    Y ellos eran buenos... ellos eran buenos y
    no malos, pero ellos amaban a Jesús,
    de modo que estaba bien.
  • 13:07 - 13:11
    Pero, luego, habían dos que eran el peor
    veneno de la historia.
  • 13:11 - 13:17
    Dos personas muy religiosas quienes solo
    sacaban cada vida de los nuevos creyentes.
  • 13:17 - 13:22
    Y la verdad es... era muy difícil para mí, porque ¿cómo traigo personas a ese pequeño grupo
  • 13:22 - 13:25
    y yo quería que ellos conectaran con
    esos dos,
  • 13:25 - 13:28
    o tal vez esos dos, pero no con esos
    otros dos?
  • 13:28 - 13:30
    Y no es fácil.
  • 13:30 - 13:36
    Y desde que tuve aquellas experiencias yo
    dejé solo...
  • 13:37 - 13:39
    de llevar a las personas a la iglesia,
  • 13:39 - 13:45
    porque yo nunca sabía a quiénes ellos
    conocerían en la iglesia.
  • 13:45 - 13:47
    Así que, en vez de solo decir:
    "ven a la iglesia",
  • 13:47 - 13:49
    y dejar que ellos conecten con todos,
  • 13:49 - 13:52
    porque uno de los primeros que
    realmente guié a la iglesia,
  • 13:52 - 13:54
    ella se conectó con las personas
    equivocadas en la iglesia,
  • 13:54 - 13:56
    personas quienes vivían "tibias",
  • 13:56 - 14:00
    y ellos terminaron yendo a la ciudad
    y esa chica cayó de nuevo,
  • 14:00 - 14:02
    porque ellos estaban afuera bebiendo.
  • 14:03 - 14:05
    Vemos tantísimas cosas hoy en día.
  • 14:06 - 14:08
    Es mejor, en vez de solo guiar a las
    personas a la iglesia,
  • 14:08 - 14:12
    solo guiarlas a una o dos personas,
    quienes están en llamas.
  • 14:12 - 14:15
    Y espero que ese seas tú,
    que tú estés en llamas.
  • 14:15 - 14:19
    Que tú tomes el tiempo para conocer a
    personas.
  • 14:19 - 14:24
    O, si tú no puedes, que tú encuentres a
    alguien más quien viva la vida, quien esté
    en llamas,
  • 14:24 - 14:29
    e intenta presentarles aquellos nuevos
    creyentes a ellos.
  • 14:29 - 14:33
    Alguien quien pueda ayudar, alguien quien
    pueda cuidarlos,
  • 14:33 - 14:36
    alguien quien pueda ayudarles a crecer.
  • 14:37 - 14:41
    Y yo creo que esto es como debería de ser
    para todos nosotros.
  • 14:42 - 14:46
    Sé que no es siempre fácil,
    porque ¿con quién conectas?,
  • 14:46 - 14:49
    pero también lo he visto una y otra vez,
    que Dios está en control.
  • 14:49 - 14:51
    Así que, si tú no tienes a nadie,
  • 14:51 - 14:55
    entonces empieza a orar a Dios para
    que envíe al correcto a aquellas personas.
  • 14:56 - 14:59
    Y esto es lo que Él hizo conmigo.
    Cuando miro a mi propia vida,
  • 14:59 - 15:02
    yo no tenía a nadie quien pudiera
    ayudarme, quien pudiera cuidar de mí,
  • 15:03 - 15:06
    pero entonces Dios me dio a mi suegro.
  • 15:06 - 15:10
    Y no fue solo un accidente.
    Fue Dios quien lo ordenó.
  • 15:11 - 15:13
    Fue Dios quien se encargó de eso.
  • 15:13 - 15:17
    Recuerdo que una noche estábamos en
    un encuentro, un encuentro profético.
  • 15:17 - 15:24
    Y un profeta le llamó y dijo:
    -"Tú tienes un hijo".
  • 15:24 - 15:27
    Y él dijo: -"No, yo tengo tres hijas".
    -"Tú tienes un hijo".
  • 15:27 - 15:29
    -"No, yo tengo tres hijas".
    -"Tú tienes un hijo".
  • 15:29 - 15:31
    -"No, yo tengo tres hijas".
    -"Tú tienes un hijo.
  • 15:31 - 15:36
    Él es como un hijo para ti y tu trabajo es
    estar allí para tu hijo".
  • 15:36 - 15:38
    Y él supo de quién él estaba hablando:
  • 15:38 - 15:40
    Yo.
  • 15:40 - 15:45
    Así que, Dios ha llamado a mi suegro para
    estar allí para mí.
  • 15:45 - 15:48
    Mi suegro no es un gran ministro.
  • 15:48 - 15:52
    Él no es alguien quien habla en iglesias
    y quien va a todas partes.
  • 15:52 - 15:56
    Esto no es, tampoco, lo que tú necesitas
    y lo que otras personas allá afuera
    necesitan.
  • 15:56 - 16:02
    No necesitamos un gran ministro quien no
    tenga el tiempo de cuidar a la gente.
  • 16:02 - 16:04
    Necesitamos personas que tengan tiempo.
  • 16:05 - 16:09
    Necesitamos personas quienes puedan dar
    lo que Dios les ha dado a ellos.
  • 16:09 - 16:13
    Y comparto mucho más acerca de eso en
    mi libro "El llamado de Jesús",
  • 16:13 - 16:17
    en donde hablo cómo nosotros podemos
    estar allí para otras personas.
  • 16:17 - 16:21
    Y si no tenemos a nadie nosotros mismos,
    lo que podemos hacer
  • 16:21 - 16:25
    y cómo podemos orar y pedirle a Dios
    que nos guíe a alguien.
  • 16:26 - 16:32
    Así que, quiero decir esto: cuando
    empezamos a trabajar con el discipulado,
  • 16:32 - 16:36
    el mejor discipulado es volverse una
    familia y amigos con las personas,
  • 16:36 - 16:39
    caminar con las personas, compartir la
    vida con las personas.
  • 16:39 - 16:43
    Estar allí, especialmente, para aquellas
    nuevas personas que vienen a la fe.
  • 16:43 - 16:47
    La mejor enseñanza de cómo consigues
    que las personas crezcan
  • 16:47 - 16:50
    es solo sentarse con ellos en un sofá,
    en una mesa de café,
  • 16:50 - 16:53
    escucha su vida,
    escucha su historia,
  • 16:53 - 16:56
    escucha lo que ellos están combatiendo
    ahora mismo,
  • 16:56 - 16:59
    lo que ellos están luchando,
  • 16:59 - 17:01
    qué preguntas tienen ellos,
  • 17:01 - 17:05
    qué es lo que han leído en la Biblia
    durante la semana que ellos no entienden,
  • 17:05 - 17:08
    y luego has de estar para ellos y
    contestar sus preguntas.
  • 17:08 - 17:11
    Y luego ora por ellos.
    Y luego ayúdales.
  • 17:11 - 17:15
    Así es como conseguimos que las
    personas crezcan.
  • 17:15 - 17:20
    No solo invitarlos a una reunión y darles
    45 minutos de enseñanza.
  • 17:20 - 17:25
    No. Invítalos a tu hogar.
    Ve a sus hogares.
  • 17:25 - 17:27
    Estar allí para ellos.
  • 17:27 - 17:30
    Y te incentivo,
    si tú empiezas a hacer eso,
  • 17:30 - 17:33
    si todos empezamos a hacer eso cuando
    alcanzamos a personas,
  • 17:33 - 17:37
    y nos tomamos el tiempo y, de nuevo,
    no necesitamos a un gran ministro.
  • 17:37 - 17:41
    Tú no tienes que ser un pastor quien
    está haciendo todo eso.
  • 17:41 - 17:43
    Es algo que tú y yo podemos hacer,
    cada uno de nosotros.
  • 17:43 - 17:47
    Nosotros podemos ayudar a personas.
    Nosotros podemos cuidarlos.
  • 17:48 - 17:50
    Así que así es como es.
  • 17:50 - 17:54
    Estar allí. Amar a las personas.
    Invierte en ellos. Pasa tiempo con ellos.
  • 17:55 - 17:58
    Y así es como conseguimos que las
    personas crezcan.
  • 17:59 - 18:01
    Y luego tú verás fruto en sus vidas.
  • 18:02 - 18:08
    La próxima vez haré un vídeo aquí llamado
    "Queridos pastores y líderes",
  • 18:08 - 18:12
    porque la próxima vez quiero hablarles a
    todos ustedes quienes son pastores y
    líderes allá afuera.
  • 18:12 - 18:14
    No estoy en contra de la iglesia.
  • 18:15 - 18:17
    Pero quiero desafiarlos.
  • 18:17 - 18:21
    Quiero desafiarlos a realmente tomar
    el llamado de Jesús
  • 18:21 - 18:23
    y darlo a las personas en la iglesia
  • 18:23 - 18:27
    y ver un mover de Dios,
    allí donde tú estás.
  • 18:27 - 18:29
    Así que, espero verte la próxima vez.
  • 18:29 - 18:30
    ¡Chao, chao!
  • 18:32 - 18:34
    El llamado de Jesús
Title:
24/26 HOW TO GROW UP - They Need Family Not Meetings
Description:

more » « less
Video Language:
English
Duration:
18:40

Spanish subtitles

Revisions Compare revisions