YouTube

Got a YouTube account?

New: enable viewer-created translations and captions on your YouTube channel!

Spanish subtitles

← Para educar chicas valientes, hay que animarlas a la aventura

Get Embed Code
41 Languages

Showing Revision 20 created 03/25/2017 by Lidia Cámara de la Fuente.

  1. Cuando era niña, estaba obsesionada
    con el Libro Guinness de los récords,
  2. y realmente yo misma quería
    alcanzar un récord mundial.
  3. Pero había un pequeño problema:
  4. No tenía talento alguno.
  5. Así que decidí establecer
    un récord mundial en algo
  6. que no exigiera ninguna habilidad.
  7. Decidí establecer un récord mundial
  8. en gatear.
  9. (Risas)
  10. El récord en ese momento era de 20 km,
  11. y por alguna razón, esto me parecía
    totalmente posible.
  12. (Risas)
  13. Recluté a mi amiga Anne,
  14. y juntas decidimos que, ni siquiera,
    necesitábamos entrenar.
  15. (Risas)
  16. Y en el día de nuestro intento de récord,
  17. pusimos cojines en el exterior
    de nuestros jeans de la buena suerte
  18. y nos pusimos en marcha,
  19. y de inmediato,
    nos metimos en problemas,
  20. debido a que la mezclilla
    estaba pegada a nuestra piel
  21. esta comenzó a irritarse,
  22. y pronto nuestras rodillas
    estaban abrasadas.
  23. En horas,
  24. empezó a llover.
  25. Entonces, Anne desertó.
  26. A continuación, se hizo de noche.
  27. Para entonces mis rodillas sangraban
    a través de mis jeans,
  28. y yo estaba alucinando por el frío
  29. y el dolor y la monotonía.
  30. Y para darles una idea del sufrimiento
    que estaba experimentando,
  31. la primera vuelta en pista
    de la escuela secundaria tomó 10 minutos.
  32. La última vuelta tomó casi 30.
  33. Después de 12 horas de gatear,
  34. me detuve,
  35. y había recorrido ocho millas y media.
  36. Así que estaba por debajo del récord
    de 14 km.
  37. Por muchos años pensé que esto era
    una historia de fracaso absoluto,
  38. pero hoy lo veo de otra manera,
  39. porque al intentar
    el récord mundial,
  40. estaba haciendo tres cosas.
  41. Estaba fuera de mi zona de confort,
  42. recurrí a mi poder de resistencia,
  43. buscaba confianza en mí misma
  44. y en mis propias decisiones.
  45. Yo no sabía entonces,
  46. pero esos no son atributos del fracaso.
  47. Esos son atributos de la valentía.
  48. Ahora, en 1989, a la edad de 26,
  49. me convertí en bombero
    de San Francisco,
  50. yo fui la mujer número 15
    en un departamento de 1500 hombres.
  51. (Aplausos)
  52. Y como se puede imaginar, cuando llegué
  53. había muchas dudas sobre
    si podría hacer el trabajo.
  54. A pesar de ser una camiseta
    de 5'10'' y 150 libras,
  55. y alguien que podía soportar 12 hrs
    de dolor abrasador en la rodilla -
  56. (Risas)
  57. Yo sabía que todavía tenía
    que demostrar mi fuerza y aptitud.
  58. Así que un día hubo una llamada
    por un incendio,
  59. y, efectivamente, cuando
    el propulsor se detuvo,
  60. un humo negro provenía
    de un edificio en un callejón.
  61. Y yo estaba con un tipo grande
    llamado Skip,
  62. y él estaba en la boquilla,
    y yo estaba justo detrás,
  63. y era el típico fuego.
  64. Lleno de humo, caliente,
  65. y, de repente,
  66. hubo una explosión,
  67. que nos aventó a Skip y a mí
    hacia atrás,
  68. mi máscara cayó a un lado,
  69. y hubo un momento de confusión.
  70. Y entonces me levanté,
  71. busqué la boquilla,
  72. e hice lo que se supone
    que un bombero debe hacer.
  73. Me lancé hacia adelante,
  74. le abrí al agua
  75. y enfrenté el fuego yo misma.
  76. Un calentador de agua causó
    la explosión,
  77. nadie resultó herido,
    y no fue un gran problema,
  78. pero más tarde
    Skip se acercó a mí y dijo:
  79. "Buen trabajo, Caroline,"
  80. con una voz de sorpresa.
  81. (Risas)
  82. Y yo estaba confundida, porque
    el fuego no fue difícil físicamente,
  83. ¿por qué me estaba mirando
    como con asombro?
  84. Y entonces se volvió claro:
  85. Skip, que por cierto era un tipo
    muy agradable
  86. y un excelente bombero,
  87. no sólo creía que las mujeres
    no eran fuertes,
  88. pensó que no eran valientes tampoco.
  89. Y no era el único.
  90. Amigos, conocidos y desconocidos,
  91. hombres y mujeres a lo largo de mi carrera
  92. me preguntan una y otra vez,
  93. "Caroline, todo ese fuego,
    todo el peligro,
  94. ¿No te da miedo? "
  95. Honestamente, nunca escuché que
    a un bombero varón se lo preguntaran.
  96. Y me dio curiosidad.
  97. ¿Por qué no se esperaba valentía
    por parte de las mujeres?
  98. La respuesta vino
  99. cuando un amigo mío lamentaba
  100. que su hija menor
    era muy miedosa,
  101. y así empecé a notar,
  102. y sí, la hija estaba ansiosa,
  103. pero más que eso,
    los padres estaban ansiosos.
  104. La mayor parte de lo que le decían
    cuando iba a salir era,
  105. "Ten cuidado", "Cuidado," o "No"
  106. Mis amigos no eran malos padres.
  107. Ellos sólo hacían lo que la mayoría
    de los padres hace,
  108. advertir a sus hijas mucho más
    de lo que advierten a sus hijos varones.
  109. Hubo un estudio en un patio de recreo
    con un tubo de bomberos,
  110. en el que los investigadores vieron
    que las niñas eran advertidas
  111. tanto por sus madres y padres
    sobre el riesgo de los postes de bomberos,
  112. y si las niñas todavía querían jugar
    en el tubo de bomberos,
  113. era muy probable que
    uno de los padres la acompañara.
  114. Pero, ¿y los niños?
  115. Se les animaba a jugar
    en el tubo de bomberos
  116. a pesar de la inquietud
    que ellos pudieran tener,
  117. a menudo los padres ofrecían
    orientación sobre cómo usarlo.
  118. Así que ¿cuál es el mensaje que
    envía se da a los niños y a las niñas?
  119. Bueno, que las niñas son más frágiles
    y necesitan más ayuda,
  120. y que los niños pueden y deben dominar
    las tareas difíciles por sí mismos.
  121. Nos dice que las niñas
    deben tener miedo
  122. y los niños deben ser valientes.
  123. La ironía es que a esta temprana edad,
  124. las niñas y los niños
    son muy parecidos físicamente.
  125. De hecho, las niñas son a menudo
    más fuertes hasta la pubertad,
  126. y más maduras.
  127. Sin embargo, los adultos actuamos
  128. como si las niñas fueran más frágiles
  129. y necesitaran más ayuda,
  130. y no pudieran arreglárselas tanto.
  131. Este es el mensaje
    que absorbemos de pequeños,
  132. y este es el mensaje que se extiende
    conforme crecemos.
  133. Las mujeres lo creemos,
    los hombres lo creen.
  134. ¿y adivinen qué?
  135. Cuando nos volvemos padres,
    se lo pasamos a nuestros hijos,
  136. y así continúa.
  137. Bueno, ya tenía mi respuesta.
  138. Por esto de las mujeres,
    incluso las mujeres bomberos,
  139. se espera de que estemos asustadas.
  140. Por esta razón, las mujeres a menudo
    tienen miedo.
  141. Sé que algunos de Uds. no me creerán
    cuando les digo esto,
  142. pero no estoy en contra del miedo.
  143. Sé que es una emoción importante,
    y existe para mantenernos a salvo.
  144. Pero es problema cuando el miedo
    es la reacción primaria
  145. que enseñamos
    y promovemos en las niñas
  146. cada vez que se enfrentan a algo
    fuera de su zona de confort.
  147. Fui piloto de parapente
    durante muchos años --
  148. (Aplausos)
  149. y un parapente
    es como un ala de paracaídas,
  150. y vuela muy bien,
  151. pero para muchas personas luce
    como una una sábana
  152. con cuerdas.
  153. (Risas)
  154. Pasé mucho tiempo en las cumbres
  155. inflando esas sábanas,
  156. corriendo y volando.
  157. Sé lo que están pensando.
  158. Piensan, Caroline, un poco de miedo
    sí que da.
  159. Tienen razón, da miedo.
  160. Se lo aseguro, sentí miedo.
  161. Pero en la cima de la montaña,
  162. esperando a que llegase
    bien el viento,
  163. sentía muchas otras cosas, también:
  164. euforia, confianza.
  165. Yo sabía que era una buena piloto.
  166. Sabía que las condiciones
    eran buenas, si no, no estaría allí.
  167. Yo sabía lo fantástico que sería
    estar a mil pies en el aire.
  168. Así que sí, el miedo estaba allí,
  169. pero lo miraba de frente,
  170. evaluaba cuán relevante era
  171. y luego lo ponía en donde pertenecía,
  172. que a menudo era
  173. detrás de mi alegría, mi anticipación
  174. y mi confianza.
  175. Así que no estoy en contra del miedo.
  176. Estoy a favor de la valentía.
  177. No estoy diciendo que sus niñas
    deberían ser bomberos
  178. o que deberían de ser parapentistas,
  179. sino que estamos enseñándoles
    a ser tímidas, incluso impotentes,
  180. y esto comienza cuando
    les advertimos del riesgo físico.
  181. El miedo que nos enseñan
    y las experiencias que no tenemos
  182. se quedan con nosotras
    mientras crecemos
  183. y nos transforman en esas cosas
    que enfrentamos y repelemos:
  184. nuestra vacilación al hablar,
  185. nuestra deferencia
    a fin de gustarle a los demás
  186. y nuestra falta de confianza
    en nuestras decisiones.
  187. Entonces,
    ¿cómo nos volvemos valientes?
  188. Bueno, aquí está la buena noticia.
  189. La valentía se aprende,
  190. y como todo lo aprendido,
  191. sólo se necesita practicarla.
  192. Así que, primero,
  193. tenemos que respirar profundo
  194. y animar a nuestras chicas
  195. a montar en monopatín, trepar árboles
  196. y trepar ese poste de bombero
    en el patio.
  197. Esto es lo que hizo mi madre.
  198. Ella no lo sabía entonces,
  199. pero los investigadores
    tienen un nombre para esto.
  200. Lo llaman el juego arriesgado,
  201. y los estudios muestran
  202. que el juego arriesgado
    es muy importante para todos los niños,
  203. porque enseña a evaluar el peligro,
  204. enseña la gratificación retrasada,
  205. enseña la resiliencia,
  206. enseña a confiar en sí.
  207. En otras palabras,
  208. cuando los niños salen
    a practicar la valentía,
  209. aprenden valiosas lecciones de vida.
  210. En segundo lugar, tenemos que dejar
    de alertar a las niñas sólo porque sí.
  211. Así que atentos a la próxima vez
    que digan,
  212. "Cuidado, te vas a lastimar",
  213. o, "No hagas eso, es peligroso."
  214. Y recuerden que a menudo
    lo que realmente le están diciendo
  215. es que ella no debería esforzarse,
  216. que; en realidad,
    no es lo suficientemente buena,
  217. que ella debe tener miedo.
  218. Tercero,
  219. Las mujeres tenemos que
    empezar a practicar la valentía, también.
  220. No podemos enseñarle a nuestras niñas
    si no lo aprendemos nosotras mismas.
  221. Así que aquí hay otra cosa:
  222. el miedo y la emoción
  223. se sienten de forma parecida.
  224. Manos temblorosas,
    ritmo cardíaco elevado,
  225. tensión nerviosa,
  226. seguro que para muchos de Uds.
  227. la última vez que pensaron
    que estaban asustadísimos
  228. en su mayoría sintieron euforia,
  229. y se perdieron una oportunidad.
  230. Es necesario practicar.
  231. Mientras que las niñas deben salir
    para aprender a ser valientes,
  232. entiendo que los adultos no quieran
    subirse a patinetas o trepar árboles,
  233. por eso todos deberíamos
    estar practicando
  234. en casa, en la oficina
  235. e incluso aquí mostrando agallas
  236. para hablar con alguien
    que realmente admiren.
  237. Por último, cuando su niña esté,
    digamos,
  238. en su bicicleta en una colina empinada
  239. e insista en que tiene mucho miedo
    para bajarla,
  240. guíenla para usar su valentía.
  241. Tal vez esa colina
    realmente está demasiado empinada,
  242. pero ella llegará a esa conclusión
    a través del coraje, no del miedo.
  243. Porque no se trata
    de la colina empinada delante de ella.
  244. Se trata de su vida delante de ella
  245. y de contar con las herramientas
  246. para manejar y evaluar
  247. todos los peligros
    de los que no la podemos proteger,
  248. todos los retos
    a través de los que no podremos guiarla,
  249. todo lo que nuestras chicas aquí
  250. y en todo el mundo
  251. enfrenten en su futuro.
  252. Así que, por cierto,
  253. el récord mundial de gateo hoy -
  254. (Risas)
  255. es de 57 km,
  256. y realmente me gustaría ver
    que una chica lo rompiera.
  257. (Aplausos)