Spanish Untertitel

← Lo cómics sí pertenecen al aula

Einbettcode generieren
29 Sprachen

Zeige Revision 36 erzeugt am 08/27/2018 von Jenny Lam-Chowdhury.

  1. Cuando estaba en quinto grado,
  2. compré una edición de
    "DC Comics Presenta #57"
  3. de un estante giratorio
    en mi librería local,
  4. y ese libro de cómics cambió mi vida.
  5. La combinación de palabras e imágenes
    hizo algo dentro de mi cabeza
  6. que nunca antes había sucedido
  7. e inmediatamente me enamoré
    del medio de los cómics.
  8. Me convertí en un lector voraz de cómics
  9. pero nunca los llevé a la escuela.
  10. Instintivamente, sabía que los cómics
    no pertenecían al aula.
  11. Mis padres definitivamente
    no eran fanáticos,
  12. y estaba seguro de que
    mis profesores tampoco lo serían.
  13. Después de todo, nunca
    los usarían para enseñar,
  14. los cómics y novelas gráficas nunca
    eran permitidos en una lectura silenciosa
  15. y nunca fueron vendidos
    en nuestra feria anual del libro.
  16. A pesar de ello, seguí leyendo cómics,
  17. incluso comencé a crearlos.
  18. Finalmente me convertí
    en un caricaturista,
  19. escribiendo y dibujando
    libros de cómics para vivir.
  20. También me convertí
    en profesor de secundaria.

  21. Aquí es donde enseñé:
  22. Secundaria Bishop O'Dowd
    en Oakland, California.
  23. Enseñé un poco de matemáticas
    y un poco de arte,
  24. pero más que todo computación
  25. y estuve allí por 17 años.
  26. Cuando era un flamante profesor nuevo
  27. traté de usar los libros de cómics
    dentro de mi clase.
  28. Recuerdo decirles a mis estudiantes
    en el primer día de cada clase
  29. que también era caricaturista.
  30. No era tanto que estaba planeando
    enseñarles con cómics,
  31. pero más porque esperaba que los cómics
    les harían pensar que era genial.
  32. (Risas)

  33. Estaba equivocado.

  34. Esto era en los 90,
  35. así que los libros de cómics no tenían
    el caché cultural que tienen ahora.
  36. Mis estudiantes no creían que era
    genial, pensaban que era un poco tonto.
  37. Y peor aún, cuando las cosas
    se ponían difíciles en mi clase,
  38. usaban los libros de cómics
    como una forma de distraerme.
  39. Levantaban sus manos
    y hacían preguntas como,
  40. "Sr. Yang, ¿quién cree
    que ganaría en una pelea,
  41. Superman o Hulk?"
  42. (Risas)

  43. Rápidamente me di cuenta de que debía
    separar mi enseñanza y mis caricaturas.

  44. Parecía que mis instintos
    en quinto grado eran correctos.
  45. Los libros de cómics
    no pertenecían al aula.
  46. Pero de nuevo, estaba errado.

  47. Luego de unos años
    en mi carrera como profesor
  48. aprendí de primera mano
    el potencial educativo de los cómics.
  49. Un semestre, me pidieron sustituir
    en una clase de Álgebra 2.
  50. Me pidieron que sustituyera a largo plazo,
    y dije que sí, pero había un problema.
  51. En ese tiempo también era
    el tecnólogo de la escuela,
  52. por lo que cada par de semanas
  53. tenía que perder uno o dos períodos
    de esta clase de Álgebra 2
  54. porque estaba en otra clase
    ayudando a otro profesor
  55. con una actividad
    ligada a las computadoras.
  56. Para los estudiantes de Álgebra 2
    esto era terrible.
  57. Una sustitución a largo plazo
    ya era terrible,
  58. pero tener un suplente para
    el profesor sustituto era peor.
  59. En un esfuerzo de dar un poco
    de consistencia a mis estudiantes,
  60. comencé a grabarme dando mis clases.
  61. Luego le daba los vídeos a mi suplente
    para que los mostrara a mis estudiantes.
  62. Traté de hacer estos vídeos
    lo más atractivos posible.
  63. Hasta incluí algunos efectos especiales.
  64. Por ejemplo, después de terminar
    un problema en la pizarra,
  65. aplaudía con mis manos,
  66. y la pizarra automáticamente se borraba.
  67. (Risas)

  68. Para mí era realmente increíble.

  69. Estaba muy seguro de que
    a mis estudiantes les encantaría,
  70. pero me equivoqué.
  71. (Risas)

  72. Las lecciones en vídeos
    fueron un desastre.

  73. Los estudiantes se acercaban
    y me decían cosas como:
  74. "Sr. Yang, pensábamos
    que era aburrido en persona,
  75. pero en vídeo es
    simplemente insoportable".
  76. (Risas)

  77. Así que como segundo intento desesperado
    dibujé las lecciones como cómics.

  78. Los hacía muy rápido
    y con muy poca planificación.
  79. Tomaba un marcador
    y dibujaba una viñeta tras otra,
  80. pensando qué quería decir
    mientras avanzaba.
  81. Estas lecciones en forma de cómics
    saldrían de cuatro a seis páginas,
  82. las copiaba y se las daba a mi suplente
    para que las entregara a mis estudiantes.
  83. Y para mi gran sorpresa,
  84. esta lecciones fueron un éxito.
  85. Mis estudiantes me pedían
    que las hiciera para ellos,
  86. inclusive cuando estaba allí en persona.
  87. Era como si yo les gustara más
    en forma de caricatura que en persona.
  88. (Risas)

  89. Esto me sorprendió porque mis estudiantes

  90. son parte de una generación
    criada con pantallas,
  91. por eso que pensé que de seguro
    querrían aprender más de una pantalla
  92. que de un papel.
  93. Pero cuando hablé con mis estudiantes
  94. sobre la razón por la que les gustaban
    tanto estas lecciones en cómics,
  95. comencé a entender su potencial educativo.
  96. Primero, a diferencia
    de sus libros de matemáticas,
  97. estas lecciones en cómics
    enseñan visualmente.
  98. Nuestros estudiantes crecen
    en una cultura visual
  99. y están acostumbrados a recibir
    la información de esa forma.
  100. Pero a diferencia
    de otras narrativas visuales,
  101. como las películas, la televisión,
    las animaciones o los vídeos,
  102. los cómics son permanentes.
  103. En un cómic, el pasado,
    el presente y el futuro
  104. están todos uno al lado del otro
    en la misma página.
  105. Esto significa que
    la tasa de flujo de información
  106. está firmemente en las manos del lector.
  107. Cuando mis estudiantes no entendían
    algo en mis lecciones en cómics,
  108. simplemente podían releer ese pasaje
    tan rápida o lentamente como necesitaran.
  109. Era como si les estuviera dando
    un control remoto sobre la información.
  110. Tampoco ocurría con mis lecciones
    en vídeo o en mis clases en vivo.
  111. Cuando hablo, entrego la información
    tan rápida o lentamente como quiero.
  112. Así que para ciertos estudiantes
    y ciertos tipos de información,
  113. estos dos aspectos de los cómics,
    su naturaleza visual y su permanencia,
  114. los hacen una increíble
    y poderosa herramienta educativa.
  115. Cuando estaba enseñando Álgebra 2,

  116. también estaba trabajando en mi maestría
    en Educación en Cal State East Bay.
  117. Y estaba tan intrigado con
    esta experiencia en mis lecciones
  118. que decidí enfocar el proyecto final
    de mi maestría en cómics.
  119. Quería descubrir la razón por la que
    los educadores estadounidenses
  120. han sido tan históricamente reacios
    a usar los libros de cómics en sus clases.
  121. Esto es lo que descubrí.
  122. Los cómics se publicaron de forma masiva
    en la década de los 40s,

  123. con millones de copias vendidas cada mes,
  124. y los educadores lo notaron.
  125. Muchos profesores innovadores
    comenzaron a traer cómics a sus clases
  126. para experimentar.
  127. En 1944, el "Diario
    de Sociología Educativa"
  128. dedicó una edición entera a este tema.
  129. Las cosas parecían estar progresando.
  130. Los profesores comenzaban
    a darse cuenta de esto.
  131. Pero entonces aparece este señor.
  132. Este es el Dr. Fredric Wertham,
    un psicólogo infantil
  133. que en 1954 escribió un libro
    llamado "La seducción de los inocentes",
  134. donde argumenta que los cómics
    causan delincuencia juvenil.
  135. (Risas)

  136. Estaba equivocado.

  137. El Dr. Wertham era un señor muy decente.
  138. La mayor parte de su carrera
    trabajó con delincuentes juveniles,
  139. y en su trabajo notó que
    la mayoría de sus clientes leían cómics,
  140. pero lo que el Dr. Wertham no notó
    era que en la década de los 40s y los 50s,
  141. casi todo los niños en EE. UU.
    leían libros de cómics.
  142. El Dr. Wertham hace un trabajo dudoso
    en probar su caso,

  143. pero su libro sí inspiró
    al Senado de EE. UU.
  144. a llevar a cabo una serie de audiencias
  145. para ver si, en efecto, los cómics
    causaban delincuencia juvenil.
  146. Estas audiencias duraron casi dos meses.
  147. Terminaron de forma inconclusa,
    pero no sin antes hacer un tremendo daño
  148. a la reputación de los libros de cómics
    a los ojos del público estadounidense.
  149. Después de esto, educadores
    estadounidenses respetables

  150. dieron un paso atrás,
    y los mantuvieron alejados por décadas.
  151. No fue sino hasta la década de los 70s
  152. que unos pocos valientes
    los comenzaron a utilizar nuevamente.
  153. Y realmente no fue hasta hace poco,
  154. quizás en la última década,
  155. que los cómics han tenido
    una mayor aceptación
  156. entre los educadores estadounidenses.
  157. Los libros de cómics
    y las novelas gráficas

  158. finalmente se están abriendo paso
    dentro de las aulas estadounidenses,
  159. incluso en Bishop O'Dowd,
    donde yo enseñaba.
  160. El Sr. Smith, uno de mis excolegas,
  161. usa el libro de Scott McCloud,
    "Entendiendo los cómics",
  162. en su clase de literatura y cine,
    porque ese libro les da a los estudiantes
  163. el lenguaje para discutir la relación
    entre las palabras y las imágenes.
  164. El Sr. Burns asigna un ensayo de cómics
    a sus estudiantes cada año.
  165. Al pedirle a sus estudiantes que escriban
    una novela en prosa usando imágenes,
  166. lo que les pide es que
    piensen profundamente
  167. no solo en la historia,
  168. sino también en cómo la historia
    está siendo contada.
  169. Y la Sra. Murrock usa mi libro
    "Chino nacido en EE. UU."
  170. con sus estudiantes de Inglés 1.
  171. Para ella, las novelas gráficas
  172. son una gran forma de alcanzar
    un estándar de núcleo común.
  173. El estándar dice que los estudiantes
  174. son capaces de analizar cómo
    los elementos contribuyen visualmente
  175. al significado, el tono
    y la belleza del texto.
  176. En la biblioteca,
    la Sra. Counts ha amasado

  177. una impresionante colección
    de novelas gráficas para Bishop O'Dowd.
  178. La Sra. Counts y todos
    sus colegas bibliotecarios
  179. han estado realmente al frente
    de la defensa de los cómics
  180. desde los inicios de los 80s,
  181. cuando un artículo
    sobre bibliotecas escolares
  182. mencionó que la mera presencia
    de novelas gráficas en la biblioteca
  183. incrementaba su uso en un 80 %
  184. y aumentaba la circulación
    de otro tipo de textos en un 30 %.
  185. Inspirados por este interés renovado
    de los educadores estadounidenses,

  186. los caricaturistas en EE. UU.
    producen ahora más que nunca,
  187. contenido educativo explícito
    para lectores menores de 12 años.
  188. Mucho de esto va dirigido
    a las clases de idiomas,
  189. pero cada vez más los cómics
    y las novelas gráficas
  190. están comenzando a entrar en
    los temas de matemáticas y ciencias.
  191. Los cómics sobre ciencias, tecnologías,
    ingeniería y matemáticas
  192. son un territorio desconocido
    listo para ser explorado.
  193. Finalmente, EE. UU.
    está despertando al hecho

  194. de que los libros de cómics
    no causan delincuencia juvenil.
  195. (Risas)

  196. Que realmente pertenecen al conjunto
    de herramientas de cada educador.

  197. No hay una buena razón
  198. para mantener a los cómics
    y las novelas gráficas
  199. fuera de la educación
    a menores de 12 años.
  200. Enseñan visualmente,
  201. les dan a nuestros estudiantes
    ese control remoto.
  202. El potencial educativo está allí,
  203. esperando a ser aprovechado
    por gente creativa como Uds.
  204. Gracias.

  205. (Aplausos)